Mindfulness: pon la mente en el aquí y ahora

Estilo de Vida
La práctica del mindfulness, o “atención plena”, podría ayudar a reducir tus niveles de estrés./ Foto: Thinkstock

La práctica del mindfulness, o “atención plena”, podría ayudar a reducir tus niveles de estrés, mejorar tu salud mental y física, ¡y hasta hacerte más feliz! Descubre más acerca de esta filosofía de vida y aprende a practicarla.

¿De qué se trata?
El mindfulness es una filosofía de vida derivada del budismo, que consiste en tomar conciencia de nuestro entorno aquí y ahora, y de nuestras reacciones emocionales, físicas y mentales, sin juzgarlas. De acuerdo con la psicóloga Angela Londoño-McConnell, esta práctica permite reconocer que nuestros pensamientos afectan nuestras emociones, las cuales influyen en nuestro comportamiento. “Al deshacernos de la tendencia a juzgar lo que pensamos, sentimos y hacemos, llegamos a conocernos a nosotros mismos de una manera mucho más íntima y real”, aseguró a Yahoo Mujer.

Además, la psicóloga Marianela Medrano, miembro de la Asociación Americana de Counseling, señaló a Yahoo Mujer que esta práctica está ligada a la felicidad y la satisfacción personal, ya que disminuye el apego a resultados y se concentra en la experiencia del momento presente.




Uno de los beneficios principales de vivir en el presente y sin juzgar es poder alcanzar un estado emocional más saludable./ Foto: Thinkstock



¿Qué beneficios brinda?
La médica neurópata y enfermera Elizabeth Click, actual directora médica de la Universidad Case Western Reserve, afirmó que el mindfulness puede brindar numerosos beneficios. “El bienestar general se incrementa al estar más presente. Eso significa que la salud mental, emocional, física y espiritual mejoran. Además, quienes lo practican notan que pueden concentrarse más fácilmente y dedicar su atención al trabajo inmediato”, destacó a Yahoo Mujer la experta, cuya universidad dicta cursos prácticos de mindfulness para los profesores y empleados.

Para Londoño-McConnell, uno de los beneficios principales de vivir en el presente y sin juzgar es poder alcanzar un estado emocional más saludable. “Calmar nuestra mente y aceptar nuestras reacciones nos ayuda a reconocer lo que está bajo nuestro control, y lo que podemos cambiar en nuestra vida para encontrar armonía y serenidad”, declaró.  

Para Medrano, practicar frecuentemente esta técnica, ¡puede hacernos más felices! Explicó que nos permite cambiar nuestra percepción y nuestra actitud hacia la vida. “Una vez que la persona se acostumbra a prestar atención plena en todo momento, en toda circunstancia o experiencia, se torna más fácil gozar de los placeres en el momento. La persona tiende a poner más atención y a descubrir que puede lidiar con las adversidades de manera más tranquila”, aseguró a Yahoo Mujer, agregando que el mindfulness ha ayudado a miles de personas a lidiar con el estrés, la ansiedad, el dolor físico y las enfermedades terminales.

Una forma de combatir el estrés
Enfocarnos en el presente podría ayudarnos a preocuparnos menos, ya que, según Londoño-McConnell, evita que nos concentremos en cosas que ya han pasado o que nos imaginamos que puedan suceder en el futuro. Además, agregó que prestar atención a lo que está bajo nuestro control aquí y ahora nos hará sentir menos impotencia, que puede derivar en sentimientos de depresión, menos ansiedad y menos estrés en general.

Click aseguró que, con el tiempo, esta práctica puede reducir nuestros niveles de cortisol, la “hormona del estrés”. “Practicar mindfulness relaja el cuerpo, desacelera nuestros pensamientos y nos permite desconectarnos del modo rápido en el cual muchos vivimos. De este modo, nuestra presión arterial puede disminuir, la velocidad de la respiración decrece, y todos los cambios físicos y mentales pueden hacer que nos sintamos menos nerviosos y ansiosos”, enumeró.  

¿Cómo empezar?
Existen varios métodos para practicar la atención plena. Descubre algunos que puedes adoptar ahora mismo, siguiendo las recomendaciones de las profesionales entrevistadas.

Meditación: para comenzar a llevar una vida más ligada al presente, Londoño-McConnell recomendó meditar, aclarando la mente de todos los pensamientos durante un minuto. Esta tarea parece fácil, pero la experta resaltó que muchas personas deben practicar durante años para poder alcanzar una mente clara.

Para lograrlo, propone elegir un lugar sin distracciones. Siéntate y empieza a prestarle atención a tu respiración, y a ignorar tus pensamientos. Si una idea aparece y te distrae, no la juzgues. Simplemente, devuelve tu atención a la respiración. Una vez que alcanzaste un minuto con la mente totalmente clara, anímate a aumentar el intervalo de meditación. “Con el tiempo, disfrutarás de los beneficios de una mente clara y de poder controlar tus pensamientos y emociones de forma efectiva, lo cual generalmente reducirá tu nivel de estrés cotidiano”, detalló.

Al caminar: si te sientes incómoda quedándote sentada, puedes optar por meditar mientras caminas, tal como propone Click. “Marcha y usa todos tus sentidos para asimilar lo que ocurre a tu alrededor y lo que estás sintiendo físicamente. Busca desconectarte de tus pensamientos”, propuso.

Toma conciencia de tu cuerpo: según Medrano, esta práctica es fácil, ¡y puedes realizarla en cualquier momento! “Sigue con atención una determinada sensación en el cuerpo (una picazón, por ejemplo), sin tratar de juzgarla o detenerla. Cada vez que la mente se distraiga, vuelve a dirigir la atención hacia la sensación”, indicó.

Etiqueta tus emociones: Medrano también recomendó hacer el ejercicio de permitir que las emociones se manifiesten, sin someterlas a juicio. “Relájate poniéndole un nombre a lo que estés sintiendo: gozo, enojo, frustración… Acepta la presencia de cada emoción sin juzgarla, y luego déjala fluir libremente”, sugirió.

¿Has practicado mindfulness alguna vez?
Entrevistas con: Angela Londoño-McConnell, psicóloga y fundadora de AK Counseling & Consulting Inc; Marianela Medrano, psicóloga y miembro de la Asociación Americana de Counseling; Elizabeth Click, médica neurópata, enfermera registrada, directora médica de la Universidad Case Western Reserve y profesora asistente de la Escuela de Enfermería Frances Payne Bolton de la misma universidad.






























Mira también:

-Debajo del miedo: la vida

-Mi interpretación no es "La Verdad"