Amanda Palmer: ¿abre la puerta del dinero para músicos indie?

Juan Restrepo
El Playlist


Los titulares de prensa que describen “Theatre of Evil”, el nuevo álbum de Amanda Palmer, no lo bajan de gran obra del pop contemporáneo.

SPIN en su reseña

y traduzco literalmente, dice lo siguiente: “Es el tipo de álbum que llevan a que la gente ame la música”, en fin, elogios no le faltan a la innovadora cantante australiana.

Pero Amanda Palmer está en el centro de la discusión musical por otro tema, tan importante como las canciones, pero menos reconocido: la financiación de su trabajo de grabación.

Como les dije, todo esto no sería noticia si ella misma no se hubiera encargado de  distanciarse de la industria y su formato tradicional para financiarse de manera auto-gestionada, es decir, haciendo uso de internet para pedir a sus fans los recursos necesarios que le permitieran grabar su disco sin recurrir a trabajar con una disquera.

La estrategia, además de innovadora e inteligente dio frutos. El primer paso fue grabar un video.






Luego comenzó una campaña en Kickstarter, el portal de financiación privada e independiente, invitando a sus fans y personas del común a que donaran dinero para producir un disco, editarlo, lanzarlo y realizar un tour.

La gente respaldó su iniciativa llegando a recoger la no despreciable suma de $1’192.793 dólares. Nada mal para un artista independiente.

Pero no todo ha sido positivo en el proceso.

Recientemente Amanda convocó a que algunos músicos se unieran de manera voluntaria a su gira para conformar una banda. A cambio ella les ofrecía energía, mucha fiesta, buenos momentos y amor. ¿Y el pago? Se preguntaron muchos.

Bueno, los sindicatos de músicos y gente de la industria se volcaron contra ella por pretender tener una banda gratis...

Como errar es humano, Amanda entendió que el trabajo hay que pagarlo y decidió que todo aquel que trabajara con ella recibiría un sueldo, incluso aquellos que de manera retroactiva habían trabajado con ella anteriormente.

La corrección funcionó y la gente tomó de buena manera que ella lo hubiera reconocido. Ayer el álbum “Theatre is Evil” debutó en listados con un sorprendente 10 lugar en el listado de Billboard 200.

El siguiente paso es lanzar una aplicación para celulares y tabletas y continuar con la gira que espera llegar a 35 países.

Aquí su primer video de “The Killing Type” (video no apto para todas las audiencias)

La pregunta que queda es: ¿estamos ante el futuro de los independientes?