El recadito ‘envenenado’ de Verónica Echegui a Icíar Bollaín

Cine54

Los Premios Gaudí han hecho justicia con Verónica Echegui. La madrileña se ha llevado el galardón a la 'Mejor actriz protagonista' por su soberbia interpretación en 'Katmandú, un espejo en el cielo', el trabajo más intimista de Icíar Bollaín, ambientado en Nepal y basado en el relato autobiográfico de la profesora Victoria Subirana. Pues bien, contra todo pronóstico su discurso de agradecimiento ha trascendido más que su reconocimiento. Empezó con las típicas loas a su equipo y acabó lanzando un dardo envenenado a su directora. Increíble pero cierto. ¿Qué dijo exactamente?

Bollaín tiene fama de seria y exigente. No obstante, ninguno de sus pupilos se ha atrevido a criticar airadamente sus métodos de trabajo... hasta ahora. La tímida Verónica le ha metido el estoque a traición.

"Gracias a los académicos y a todas las personas que me han votado. Quiero ser breve. Quiero agradecer este premio a Eva Leira y a Yolanda Serrano por ser dos directoras de casting magníficas. Y a Icíar Bollaín porque he aprendido muchísimo. Quisiera compartirlo con todos mis compañeros del equipo técnico porque se dejaron la piel y lo padecieron", comenzó diciendo la joven actriz. Nada hacía presagiar lo que revelaría después.

[Enlace: Aquí puedes ver el discurso de Verónica]

De todos modos, Bollaín tenía cara de pocos amigos. Parece que se olía que Echegui estaba a punto de soltar la bomba, aunque veladamente y sin mencionar en ningún momento su nombre. No hacía falta, como capitana del barco en el que se montó la actriz era la principal aludida por sus temerarias palabras:

"Quiero hablaros con cercanía y romper una lanza a favor por el amor en el arte y por las obras de arte que se hacen con amor; en las que se hace equipo; en la que se trata a todo el mundo con cariño y respeto; en las que se puede crear y se puede volar en un ambiente favorecedor. Creo que lo que digo es posible, porque lo he vivido. Es fundamental. Un día nos vamos a morir todos y hay que hacer las cosas con amor. Eso es lo que siento. Ha sido una pena que no haya sucedido. Gracias".

[Entrevista: Verónica Echegui pronostica que Elena Anaya se llevará el Goya]

Los asistentes en el Teatre Arteria Paral.lel de Barcelona no daban crédito a lo que escuchaban. Aplaudieron fervorosamente a la valiente Verónica por escurrir el bulto e Icíar, que estaba sentada al lado de la pareja de la susodicha, se debió hacer sangre mientras se mordía la lengua.

En cualquier caso, mucha suerte a Verónica. El próximo 19 de febrero la Academia decidirá si merece el Goya siempre y cuando Elena Anaya se lo permita. A la tercera podría ir la vencida, pues con 'El patio de mi cárcel' y 'Yo soy la Juani' no se llevó el gato al agua.

¿Os parece oportuno el discurso de Verónica Echegui? ¿Le pasará factura ser tan sincera? ¿O buscaba dar que hablar? ¡Dejadnos vuestros comentarios!