Qué te causa tanta fatiga

La fatiga es la sensación de cansancio y falta de energía que en ocasiones puede llegar a provocarnos sentimientos de angustia, y nos pueden impedir llevar a cabo nuestras actividades rutinarias de manera adecuada. Esta incómoda sensación de agotamiento puede ser ocasionada por diversas, y evitables en algunos casos, causas que si continúan, a pesar de conocerlas y evitarlas, nos afectarán la salud.

Qué te causa tanta fatiga
Qué te causa tanta fatiga

En caso de presentar fatiga nos puede ser de utilidad conocer algunos de los factores desencadenantes de este padecimiento para, en caso de ser la situación, cambiar los malos hábitos. Dentro de las causas más comunes encontramos:

Carencia de vitamina B12. El déficit de esta vitamina en el cuerpo es una causa importante para padecer fatiga; esta vitamina por lo general la encontramos en las carnes rojas, huevos y productos lácteos y debemos consumirla para optimizar nuestro sistema nervioso y cardiovascular.

No beber agua. No tomar la suficiente cantidad de agua diariamente, aproximadamente 2 litros, o hallarnos en ambientes extremadamente calurosos, pueden tener como resultado un cuadro de fatiga, el agua nos ayudará a sentirnos mejor y además a tener una mejor digestión.

Estrés. La tensión física y emocional que vivimos diariamente se considera la principal causa generadora de fatiga; la fatiga por estrés generalmente comienza a manifestarse por medio de dolores de cabeza que pueden ir de moderados a intensos y sensación constante de cansancio; la manera de darle solución al estrés es con técnicas de relajación como ejercicios de respiración, ejercicios o prácticas como el Yoga.

No hacer ejercicio. No realizar una disciplina de ejercicio en nuestra vida diaria resulta muy poco provechoso para nuestra salud, esto aunado a dormir más de la cuenta puede llevarnos a sufrir fatiga, debemos dedicar un tiempo, por lo menos 4 días de la semana, para realizar algún ejercicio para así llenarnos de energía y evitar sentirnos cansados en exceso.

Exceso de actividad física. Todos los extremos son malos, y así como no hacer ejercicio nos puede llevar a un cuadro de fatiga, exagerar la actividad física puede provocarnos también una profunda sensación de cansancio. Sobrepasar los límites de tolerancia del cuerpo extralimitándonos en el ejercicio, en algunas ocasiones sin un descanso necesario, puede provocarnos fatiga, la cual se puede manifestar con cansancio continuo, alteración en el ritmo de sueño, mayor y más frecuente irritabilidad y falta de concentración. En caso de que observemos que tenemos estos síntomas debemos bajar un poco el ritmo de nuestra actividad física.

Recuerda que ante cualquier duda lo mejor es que preguntes a tu médico para no realizar “soluciones” que terminarían prejudicando tu salud.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.