Reduce el dolor con un simple gesto

Texto: Mónica de Haro

Hay un efecto muy curioso que se conoce como “ilusión de la parrilla térmica” con el que conseguimos engañar al cerebro, de modo que al tocar un trozo de hielo en vez de sentir frío intenso, nuestro cerebro nos transmite sensación de quemazón.

Esa manera de 'enmascarar' el dolor (definido como una lesión real o potencial con una sensación desagradable) se produce porque creamos una ilusión.

Al despistar al cerebro movimiendo los dedos o cambiando de postura se reduce el dolor.
Al despistar al cerebro movimiendo los dedos o cambiando de postura se reduce el dolor.

Pues bien, un experimento llevado a cabo por el University College de Londres (Reino Unido), publicado en la revista 'Current Biology', concluye que cruzar los dedos disminuye el dolor al tratarse de una experiencia subjetiva y manipulable.

Este gesto tan simple que utilizamos para desear suerte o para ocultar una mentira podría por tanto servir para 'manipular' esa sensación emocional.

[Relacionado: Qué es la fibromialgia]

Para ello realizaron una prueba muy curiosa aplicando al mismo tiempo un estímulo de calor al dedo índice, frío al dedo medio y calor al anular.

Lo que ocurre entonces es que el cerebro mezcla las sensaciones y manda equivocadamente una señal de calor ardiente (a veces hasta dolorosa) al dedo medio, allí donde hemos aplicado frío.

La explicación viene determinada porque el frío inhibe el dolor. Si disminuimos el estímulo de frío que percibe el cerebro (dando calor a las zonas cercanas), éste interpreta la señal como dolorosa.

Los científicos demostraron que al cruzar el dedo medio sobre el índice esa ilusión de dolor desaparece. Si, por el contrario, el dedo índice se enfriaba mientras que se calentaban el medio y anular, la sensación de ardor aumentaba cuando se cruzaba el medio sobre el índice.

Puede parecer una tontería pero este tipo de experimentos tienen su importancia, y su trascendencia ya que nos ayudan a entender los mecanismos del dolor.

[Relacionado: Ejercicios para combatir la mala postura de la espalda]

Y esto no es todo, ¿sabías que cruzar las manos o tocar la zona que te has golpeado con la mano también reduce el dolor?

Cambiar de posición es otro truco (que funciona) cuando nos duele algo. Muchas personas con dolor de espalda, se incorporan o se tumban hasta que dan con la postura adecuada, y.cuando nos duele la tripa nos ponemos en posición fetal, haciendo un ovillo.

Todo esto hace pensar que la sensación de dolor responde a un patrón espacial.

"Nuestra investigación plantea la posibilidad de que los niveles de dolor podrían manipularse mediante la aplicación de estímulos adicionales, como mover una parte del cuerpo con respecto a las otras. Cambiar el patrón espacial del lugar donde se produce un estímulo doloroso podría tener un efecto en las vías cerebrales que intervienen en la percepción del dolor", explica Patrick Haggard, autor del estudio.

Fuente Yahoo España: Un gesto supersticioso te ayuda a reducir el dolor, ¿sabes cuál es?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.