Actividades y remedios naturales contra el estrés pre-vacacional

Durante el año, sueles soñar con el momento en el que lleguen las vacaciones para descansar y disfrutar. Pero cuando estas se aproximan, te das cuenta de que has acumulado mucho estrés y necesitas deshacerte de él. Aprende cómo.

 

Alivia tu estrés y disfruta de tus vacaciones. Foto: Thinkstock
Alivia tu estrés y disfruta de tus vacaciones. Foto: Thinkstock

Actividades recomendadas

A continuación, te detallo una serie de actividades que puedes realizar para relajarte y aliviar el estrés que has acumulado hasta aquí. Elige aquella que esté acorde a tu gusto y preferencia. Pero recuerda: haz solo aquello que disfrutes, y deja de lado palabras como “debería” para conectarte realmente con lo que te provoque placer:

- Ponte en contacto con el agua: Puedes nadar en una piscina, hacer algún deporte en el agua o simplemente, sumergirte en tu bañera. El agua es un medio que a nuestra biología le resulta conocido, y que nos permite relajarnos con facilidad.

- Camina: Un paseo diario y sin prisa por un lugar agradable a tu vista, tomando conciencia de tu respiración, te devolverá el equilibrio perdido en la vorágine cotidiana de tus obligaciones.

- Usa la bicicleta: El ciclismo es considerado un deporte muy completo, ya que no solo trabaja sobre la postura de la espalda, corrigiéndola, sino que aumenta la producción de endorfinas, que son los neurotransmisores responsables de tu buen humor.

Recetas naturales anti-estrés

Como el estrés provoca la acumulación de toxinas en el cuerpo, te recomiendo que inicies un programa depurativo para recuperar energías y equilibrar tu organismo de forma natural.

- Zumo natural: Comienza la mañana desintoxicando tu hígado con el zumo de una manzana verde, una zanahoria, y cuatro hojas de repollo blanco. Coloca los ingredientes en una juguera centrífuga y, si quieres, agrégale stevia (hierba dulce) o miel. Variante: Si deseas enriquecerlo, puedes adicionarle leche de almendras. ¿Cómo la preparas? Coloca en un recipiente con medio litro (17 fl oz) de agua, 15 almendras peladas (se sumergen en agua tibia durante tres minutos y se les retira la piel). Déjalas en remojo durante 12 horas; licua todo, filtra y endulza. La almendra es una de las semillas oleaginosas más nutritivas y, es, además, altamente alcalina (contrarrestaría la acidificación del organismo provocada por el estrés).

- Infusión de ortiga: Esta planta es una excelente depuradora de la sangre, que actúa como un baño interno para expulsar y combatir las toxinas. También puedes hervir las hojas y comerlas como cualquier otro vegetal.

- Té sedante: Antes de ir a dormir, sería conveniente que tomes alguna infusión de hierbas que te ayude a relajarte; entre las más recomendadas se encuentran la manzanilla y la melisa. La valeriana también es altamente sedante: para prepararla, coloca una cucharada de la misma, en maceración, en un cuarto de litro (8,5 fl oz) de agua fría. Déjala media hora, y llévala al fuego hasta que levante el hervor. Apaga, y deja reposar 10 minutos; luego filtra. Si quieres, para potenciar su efecto, puedes combinarla con lechuga.

Consejos para una relajación total: no lleves reloj, apaga el celular mientras hagas alguna actividad, comparte momentos con personas con las que te sientes a gusto, no hables sobre tu trabajo y permítete hacer nada y disfrutarlo.

Recuerda consultar a un especialista de la salud ante cualquier síntoma adverso que tengas ante el estrés, o a alguno de estos ingredientes.

__

Elisa Botti es Licenciada en Medicinas Naturales y Naturopatía, Coach Psicobiológica, Miembro Profesional de ASIMEPA (Asociación Internacional de Medicinas y Psicologías Alternativas), Especialista en Técnicas Psicocorporales, Miembro del cuerpo docente de la Asociación Argentina de Medicina Psicobiológica, y autora del libro “Concebidas Sin Pecado”.