Bobby Cannavale gana la mitad que su esposa Rose Byrne

Bobby Cannavale

La brecha salarial entre hombres y mujeres se acentúa considerablemente en la meca del cine, donde las actrices ganan una media de 30 centavos por cada dólar que se embolsan sus compañeros de reparto. En la práctica, esa diferencia se traduce en que las estrellas femeninas ganan de media un millón de dólares menos por película que sus coprotagonistas masculinos con una trayectoria similar y en papeles con un mismo peso narrativo.

Sin embargo, en el matrimonio formado por Rose Byrne y Bobby Cannavale las tornas se invierten por una vez y es ella quien lleva a casa los cheques millonarios.

"Gano más o menos la mitad que ella. Corta por la mitad y obtendrás una cifra aproximada. Puede que trabaje demasiado a menudo en el teatro", ha bromeado el intérprete en declaraciones a la revista Vanity Fair, para la que han protagonizado un raro reportaje fotográfico juntos.

La otra gran diferencia que han notado en el trato que reciben a nivel profesional es que el atractivo físico de Bobby se aborda con una mayor naturalidad que el de la actriz australiana.

"En su caso, tratan de ligar con él constantemente. Me suelo decir a mí misma que no me importa. Yo nunca me he enfrentado a una situación como esa", señala la actriz, a lo que su marido añade entre risas: "Sí, me tratan como a un objeto sexual todo el tiempo".

La pareja, que no está casada legalmente "por ahora" pero utilizan alianzas de boda y se refieren el uno al otro como marido y mujer, volverá a colaborar profesionalmente en un nuevo montaje teatral de 'Medea' en Brooklyn y también en 'Panorama desde el puente', en el país natal de Rose.