Bocados baratos: magdalenas de queso

¿Cuántas magdalenas habrás comido en tu vida? ¿Cientos? ¿Miles? Pero seguro que pocas o ninguna saladas. ¡Prueba estas!