Brad Pitt y Leo DiCaprio quieren el Oscar por Érase una vez en… Hollywod, pero no lo tendrán nada fácil

Cuando llegue la hora de hacer resumen del año cinematográfico que nos deja, seguramente Érase una vez en… Hollywood esté entre los fenómenos más destacados de 2019. No solo por ser la novena película de Quentin Tarantino, sino también por ser un homenaje nostálgico al Hollywood soñador de los 60s. Un retrato mágico de una era pasada con la firma del Tarantino más adulto que convenció al pública y la crítica por igual, y que ya tiene sus miras puestas en los Oscar.

Andrew Cooper; © 2019 CTMG, Inc. All Rights Reserved.

Sony Pictures hará campaña para alcanzar la preciada estatuilla, apoyando las nominaciones de Leonardo DiCaprio como Mejor Actor, Brad Pitt como Actor Secundario, y Margot Robbie como Actriz Secundaria. De esta manera, ambos tienen las mismas opciones sin competencia, a diferencia de Matt Damon y Christian Bale. 20th Century Fox, ahora de Disney, ha decidido que ambos actores de Le Mans ’66 compitan por el premio a Mejor Actor en la ceremonia de 2020.

Definitivamente es la decisión acertada. Que Brad Pitt ocupe el puesto de secundario tiene sentido, al ser el compañero de DiCaprio en la historia, su amigo, ayudante y su doble de acción, Cliff Booth. Y, sin dudas, es quien podría tener más opciones de acariciar el premio de los dos. Y no porque uno esté mejor que el otro. Ambos brillan, al igual que Margot Robbie retratando el espíritu flower power de Sharon Tate a pesar de sus pocos diálogos. Brad aporta frescura, mientras Leo es la base dramática desplegando su talento como siempre. Pero, de los dos, Leo será quien lo tenga más difícil. La competencia en la categoría de mejor actor en 2020 es enorme.

De conseguirla, sería la sexta nominación interpretativa de Leo tras ganarla solo una vez por El Renacido, y la tercera de Brad. Éste último optó por el premio como secundario por 12 monos y protagonista por El curioso caso de Benjamin Button. Y la segunda de Robbie tras su candidatura por Yo, Tonya. De momento solo ha trascendido la intención del estudio de apoyar las candidaturas de sus intérpretes, pero no cabe duda de que intentarán lograr nominaciones a mejor película, director, música y guion original.

Como película no lo tendrán fácil tampoco. Hay que tener en cuenta el poderío de Joker, cuyo fenómeno sigue arrasando en taquilla aunque está por verse si la Academia será lo suficientemente valiente como para nominar una película criticada por incitar a la violencia. Pero también a El Irlandés, la nueva obra maestra de Martin Scorsese que podría darle el último empujón necesario a Netflix para que termine de alcanzar las grandes ligas de Hollywood. Pero también a Mujercitas de Greta Gerwig, El faro de Robert Eggers, Historia de un matrimonio de Noah Baumbach, Judy de Rupert Goold y otras que todavía están por llegar. A excepción de Mujercitas, ya tuve el placer de verlas a todas y sí, la competencia está muy interesante.

Es por eso que Érase una vez en… Hollywood no tiene nada asegurado. Si bien parecía que podía ser el fenómeno del año a raíz del barullo pomposo que tuvo su estreno, Joker parece haberle arrebatado ese puesto. Y aun nos queda por recibir Frozen 2 y Star Wars: el ascenso de Skywalker a nivel palomitero.

Copyright: Niko Tavernise; ©2019 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved. TM & © DC Comics

De llegar a los premios, Leo DiCaprio podría ver cómo se queda en la butaca de nuevo porque, a juzgar por los primeros rumores, se vería las caras con nombres como Robert De Niro (El Irlandés), Robert Pattinson (El Faro), el nunca nominado Jonathan Pryce (Los dos papas), Christian Bale (Le Mans ’66), Matt Damon (Le Mans ’66), Matthew Rhys (A beautiful day in the neighborhood), Adam Driver (Historia de un matrimonio) y, por supuesto, Joaquin Phoenix (Joker). Si tenemos en cuenta que la categoría solo incluye cinco candidatos, Leo podría ser uno de los que se quede fuera.

El caso de Pitt tampoco es fácil, pero de momento es más puntual. Si bien podría verse las caras con Tom Hanks (A beautiful day in the neighborhood) tras anunciarse el apoyo de Sony para su candidatura, o con Anthony Hopkins (Los dos papas), su contrincante más complicado es Willem Dafoe. Su trabajo en El faro es un derroche puro de talento.

El caso femenino aún está por verse ya que todavía no se han anunciado todos los proyectos que contarán con campaña para candidaturas. Sin embargo la gran favorita es Renée Zellweger. Su trabajo metiéndose en la piel en los últimos meses de vida de Judy Garland es exquisito.

¿Qué será, será? Pues todavía queda tiempo para descubrirlo. De momento Sony Pictures hará lo posible por conseguir que sus estrellas entren en la temporada de premios que, por lo que voy viendo, estará muy, pero muy, calentita.

Para seguir leyendo:

El prejuicio de los Oscar: los actores guapos y sexys sufren el desprecio de la Academia

Crítica de 'El Irlandés': Martin Scorsese nos trae la perfección hecha cine

Disney deja a Robert Downey Jr. fuera de los Oscar

Adam Sandler puede ser un actor magnífico cuando tiene la historia adecuada (y un tráiler lo demuestra)

Después de Lady Bird, Greta Gerwig vuelve a aspirar al Oscar con Mujercitas