Breve y sin compromiso: ¿Adiós al tabú del sexo casual?

Hace solo algunos años el sexo casual para las mujeres no era tan frecuente ni “tan bien visto” como sucede en la actualidad (Foto:Getty)

Por Nélida Fernández

Un terrible despecho, una eterna mala suerte en el amor, un divorcio, una traumática separación o sencillas ganas de vivir sin compromiso. Todas estas son razones válidas para buscar sexo casual, sin ataduras, sin sentimientos involucrados, sin segundas citas.

Además, el sexo sin compromiso parece estar cada día menos rodeado de prejuicios y muchos son los que ahora hablan abiertamente del tema y dicen que solo quieren un encuentro de una sola vez sin más ánimo que pasarla bien en la cama con alguien con quien no aspiran volver a encontrarse en la intimidad.

Ir hacia ese encuentro no debería generar una gran preproducción pero si es necesario llevar un breve listado de normas encabezado por una buena dosis de sinceridad pues lo primero que se debe hacer es decir al potencial amante fugaz es que, precisamente, será breve y sin compromiso.

El médico sexólogo Ender Boscán cree que hoy en día las personas tienen más claridad acerca de su sexualidad y recuerda que hace solo algunos años esta opción para las mujeres no era tan frecuente ni “tan bien vista” como sucede en la actualidad. Ahora ellas “han logrado cambios en manejar su sexualidad con mayor amplitud y esto ha llevado a contribuir a que esta posibilidad se vea con más frecuencia”.

Antes había más tabúes sobre el sexo sin compromiso, pero ahora parece estar menos rodeado de prejuicios (Foto:Getty)

LEER MÁS:Atreverse a hablar de sexo, pero... ¿solo por Tinder?

Está como ejemplo el caso de Daniela, una farmacéutica que se planteó tener sexo casual después de divorciarse del único hombre que había conocido íntimamente y con quien pasó 12 años casada.

Dice que se planteó la posibilidad de ir a la cama con alguien sin ningún tipo de compromiso antes de divorciarse tras enterarse de que su esposo le era “seriamente” infiel. Es decir, mantenía una relación fija con otra mujer. Sin embargo este sexo casual no llegó a su vida sino un año después de volver a ser una mujer soltera y “no por conservadora o pacata” sino por asesoramiento de su psicóloga.

Cuando se atraviesan procesos emocionales fuertes o traumáticos lo más recomendable es pasar por un tiempo de reflexión, cura de heridas, terapia, antes de involucrarse íntimamente con alguien, aunque sea bajo la promesa de lo casual.

Los especialistas recomiendan no usar el sexo casual como venganza hacia una pareja infiel (Foto:Getty)

Ya han pasado cinco años de ese divorcio y ha tenido varios encuentros casuales, algunos duraron más de una noche, pero ninguno más de seis meses.

LEER MÁS: De la revolución a la recesión sexual: los motivos que alejan a los jóvenes de la intimidad

Ya lo tiene claro. Cuando conoce a alguien que pudiera ser ese amante fugaz va directo al grano y se lo propone o espera a que en la avanzada masculina de seducción ella muestre su consentimiento tras decirle que todo lo que pase, pasará sin compromiso.

Para Boscán la mejor manera de lograr estos encuentros es “conocer gente de forma directa y en persona, las cuales coincidan en el mismo ¿para qué? lo cual evitará confusiones y malos entendidos”.

Solo para eso

“A veces solo quiero una noche de sexo con una mujer porque siento que solo quiero tenerla físicamente. Es como una curiosidad que sé que después pasará, entonces procuro que no se repita”, dice sinceramente Luis, un ingeniero –soltero- de 35 años.

Es importante tener presente que si eres de los que les gusta decir cosas durante el acto sexual: evitar declaraciones de amor que solo son producto del momento de pasión (Foto:Getty)

A muchas le resultará familiar esta declaración pero lo cierto es que todas nos hemos topado con un Luis: “Le digo que me gusta, que me atrae muchísimo, que me encantaría poder tocarla, besarla, pero casi nunca digo no quiero compromiso o que lo más probable es que sea una cosa de un rato porque no quiero que se me caiga el plan”.

Tal vez, por estar más familiarizados con esta práctica, los hombres ya tengan internalizada la movida del sexo casual de forma natural, para saciar la curiosidad. Explica Boscán que “el hombre está habituado a manejarse en estos términos ya que la sociedad ha sido más permisiva”.

Sexo casual vs. sexo formal

La sexóloga y escritora Silvia Olmedo ha dicho que cuando se trata de “sexo casual vs sexo formal, el primero suele atraer más a los hombres y el segundo es el consentido de las chicas” porque la mujer suele tener más satisfacción sexual con quien se siente estable y segura, lo que invariablemente se logra en una relación formal.

La autora de los libros Los misterios del amor y del sexo y Detox emocional (Saca de tu vida lo que te hace infeliz) ha dicho que no se debe “cosificar” a las personas en esta práctica.

Por su parte Boscán cree que el que una persona solo busque solo sexo recreativo “no es bueno ni malo, no es saludable o enfermedad” siempre que tenga claro su objetivo. Solo en caso de que esa situación lo incomode y aun así lo procure, entonces será un caso para evaluar.

No meterse para lo más hondo

Para evitar desencuentros y llegar a un desenlace feliz de una sola noche los especialistas y conocedores recomiendan:

  • Ser sincero con el potencial amante y decir que se quiere un encuentro sin compromiso.

  • No usar el sexo casual como venganza hacia una pareja infiel.

  • No hablar de política o religión.

  • Usar protección (preservativos).

  • Si eres de los que les gusta decir cosas durante el acto sexual: evitar declaraciones de amor que solo son producto del momento de pasión.

  • No lo hagas solo por acceder a los deseos de la otra persona.