Britney Spears se pronuncia por primera vez sobre el documental sin haber entendido el mensaje

Cine 54
·4  min de lectura

A casi dos meses del estreno de Framing Britney Spears y el revuelo que vino a continuación, la cantante ha roto su silencio sobre este documental que repasa su ascenso y caída a través de la culpa mediática de los tabloides y paparazzis, mientras pone el foco en colocarla como víctima de la misoginia de su industria.

En una publicación de Instagram, a la que ha acompañado con un vídeo suyo bailando Crazy de Aerosmith, Britney Spears ha reflexionado sobre las consecuencias de vivir expuesta, el ser sofocada ante millones de personas por los medios y ha reconocido sentirse avergonzada ante el enfoque de este nuevo documental sobre su vida.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Mi vida siempre ha sido muy especulada, vigilada.y juzgada. ¡Realmente toda mi vida! Para mantener mi cordura, necesito bailar con @iamstevent (Steven Tyler) todas las noches para sentirme salvaje, humana y viva”, comenzaba la cantante de Toxic. "Se necesita mucha fuerza para confiar en el universo con tu vulnerabilidad real porque siempre he sido muy juzgada, insultada y avergonzada por los medios. ¡Y todavía lo soy hasta el día de hoy!, continuaba.

Y es que Spears siempre ha sido víctima de la prensa más sensacionalista. Sobre todo tras su incidente de 2008, cuando fue ingresada en un centro psiquiátrico tras una serie de comportamientos erráticos. Desde entonces su padre pasó a poseer su tutela y a controlar sus decisiones personales y económicas, razón por la que ha estado inmersa en un arduo proceso legal para volver a tener el control sobre su vida.

La cantante no ha vuelto a dar entrevistas ante los medios ni hecho declaraciones al respecto, por lo que es significativo que haya roto su silencio. La razón de abrirse ante sus seguidores se encuentra en el documental Framing Britney Spears, que analiza todo el caso y da también hueco a abordar la presión de los medios de comunicación. Pero Spears no se ha mostrado satisfecha con esta producción sobre su vida.

Reconoce no haberlo visto entero, pero afirma que se sintió “avergonzada” y que le hizo llorar durante dos semanas. También admite que intenta hacer todo lo posible para mantenerse a flote, aludiendo a permanecer en paz con su espiritualidad recurriendo a la música y al baile para traer la alegría a su vida.

“No vi el documental, pero de lo que sí vi me sentí avergonzada bajo la luz en la que me pusieron. Lloré durante dos semanas y bueno, ¡Todavía lloro a veces!”, continuaba. “Hago lo que puedo por mi propia espiritualidad y trato de mantener mi propia alegría, amor y felicidad. ¡Cada día bailar me trae alegría! No estoy aquí para ser perfecta. La perfección es aburrida. ¡Estoy aquí para transmitir amabilidad!”, concluye.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo cierto es que Framing Britney Spears expone la situación que vive la artista mientras profundiza en su proceso legal, sin ofrecer otra versión sensacionalista como parece haber entendido la cantante. Pero como bien admite, solo ha visto algún fragmento.

Y si bien se puede comprender que se sintiera avergonzada por haberse convertido en ejemplo de las víctimas de la misoginia de Hollywood, sin pedirlo ni buscarlo, sus palabras nos llevan a pensar que quizás no haya comprendido el gran peso que ha tenido este mensaje en la industria. Desde el estreno del documental, tanto fans como prensa y el mundo en general, emitió mensajes empáticos y de comprensión hacia el ataque que sufrió por entonces. Incluso surgió un hashtag pidiéndole perdón por la implicación que cada lector tuvo al consumir las historias más terribles de su vida como cuento de tabloide. 

A raíz del documental otras estrellas le han mostrado su apoyo, han cantado un mea culpa y colocado sobre la balanza la terrible realidad que cargan las mujeres en el mundo del entretenimiento como símbolos sexuales. Es humana, por supuesto puede sentirse avergonzada, pero su mensaje denota una posible falta de comprensión por el poderoso cambio que ha provocado su historia en el documental.

Framing Britney Spears se estrenó en Hulu el pasado mes de febrero y conmocionó a parte de la industria y fans. Figuras como Miley Cyrus o Sarah Jessica Parker salieron a apoyar abiertamente en redes el movimiento #FreeBritney, que también resurgió de forma ferviente por parte los seguidores de la artista. Otros rostros como su ex Justin Timbarlake o la comediante Sarah Silverman incluso se disculparon por sus actitudes en el pasado hacia ella. 

Máss historias que te pueden interesar: