Britney Spears explica el cambio físico que tenía preocupados a sus fans

·1  min de lectura


La actividad de Britney Spears en Instagram, su red social favorita, está más que nunca en el punto de mira desde que se estrenó el documental 'Framing Britney', que analiza el acoso mediático que sufrió en sus peores momentos y cuestiona además la legitimidad de la tutela legal bajo la que permanece desde hace más de una década.

Los vídeos y fotografías que la cantante comparte a menudo son interpretados por algunos como una prueba de que no estaría aún en condiciones de tomar decisiones importantes sobre su vida o su carrera, que actualmente controla su padre Jamie Spears, pero otros los consideran una llamada de socorro que demostraría que está siendo retenida en contra de su voluntad.

Hace un par de días, Britney publicó una nueva grabación suya bailando, algo que hace a menudo, pero entre sus seguidores saltaron las alarmas por el aspecto diferente y algo desmejorado, según apuntaron algunas voces, que parecía lucir frente a la cámara. Antes de que pueda surgir una nueva teoría de la conspiración, ella se ha apresurado a aclarar que ese vídeo tiene varios meses y que desde entonces ha vuelto a ponerse en forma tras una etapa en la que se dejó llevar por los antojos de dulce.

"Es por eso que mi cuerpo parece algo diferente en este nuevo vídeo", ha prometido. "No, no seguí adelante con la dieta del helado. En su lugar, elegí controlar las porciones que como, lo cual resulta muy duro cuando se trata de Doritos. La parte positiva es que ahora me siento mejor", ha añadido haciendo gala de un sentido del humor que no ha perdido ni tras años soportando un intenso escrutinio mediático.