Britney Spears ultima su libro y la idea de una serie no resulta tan descabellada

HOLLYWOOD, CALIFORNIA - 22 DE JULIO: Britney Spears asiste al estreno de
HOLLYWOOD, CALIFORNIA - 22 DE JULIO: Britney Spears asiste al estreno de "Érase una vez... en Hollywood" de Sony Pictures en Los Ángeles el 22 de julio de 2019 en Hollywood, California. (Foto de Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Britney Spears no ha sido muy amiga de los documentales sobre su vida. Sobre todo de aquellos centrados en torno a la sexualización de su imagen, escándalos y la batalla judicial para poner fin a la tutela legal que su padre mantuvo durante 13 años. Cuando Framing Britney Spears elevó la conversación a favor de su libertad legal, la cantante no pareció entender el peso cultural que tuvo sobre el favoritismo público a su historia y, en cambio, lo criticó en Instagram, acusándolo junto al resto de documentales de tener un “tono vergonzoso” mientras cuestionaba si la gente pensaba que era legal “humillarla completamente”. Sin embargo, ahora que ultima los detalles de su propia biografía, no me extrañaría que cambie de perspectiva ante la posibilidad de contar su historia bajo el relato de su propia voz. Y existe un todopoderoso del streaming aparentemente interesado en darle la plataforma.

Ese todopoderoso sería Ryan Murphy, quien alcanzó la cima de Hollywood en 2018 tras firmar un acuerdo de cinco años valorado en $300 millones con Netflix y logró cifras de infarto para el servicio en 2022 con Dahmer. Según una fuente de la industria consultada por la edición estadounidense de The Sun, el productor y creativo se siente “fascinado” con la historia de Britney Spears hasta el punto de querer adaptarla en forma de serie. “La conoce, conoce su mundo y sabe por qué la historia de su tutela resonó con tanta gente” dijo la citada fuente.

Britney está prometiendo bombas con el estreno de su libro y la gente va a querer ver esas historias dramatizadas” opinaba la supuesta fuente. Y con total acierto. Después de todo, cualquiera que siga el perfil de Instagram de la cantante conocerá que acostumbra a soltar revelaciones constantemente, desatando el rencor que mantiene contra su padre, acusando a su madre de no ayudarla o a su hermana por la biografía que publicó en 2022, así como el aparente distanciamiento que viviría con sus hijos adolescentes. Con una carrera musical que se expande a lo largo de más de dos décadas, y con una historia personal que sugiere secretos, escándalos y traumas, no resulta nada descabellado que existan nombres como el de Ryan Murphy con el apetito de adaptarla a la pequeña pantalla.

BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - 10 DE ENERO: Ryan Murphy posa con el Premio Carol Burnett en la sala de prensa durante la 80ª Entrega Anual de los Globos de Oro en The Beverly Hilton el 10 de enero de 2023 en Beverly Hills, California. (Foto de Kevin Mazur/Getty Images)
BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - 10 DE ENERO: Ryan Murphy posa con el Premio Carol Burnett en la sala de prensa durante la 80ª Entrega Anual de los Globos de Oro en The Beverly Hilton el 10 de enero de 2023 en Beverly Hills, California. (Foto de Kevin Mazur/Getty Images)

Sobre todo cuando existe otro rumor. Uno que sugiere que el libro corre el riesgo de retrasar su lanzamiento a raíz de las preocupaciones de dos estrellas importantes que Britney nombraría en sus páginas. Según publica The Sun, la editorial Simon & Schuster habría puesto al libro en pausa después de recibir cartas de dos estrellas de Hollywood. De momento se desconoce de quiénes se trataría, pero la compañía estaría en conversaciones con su equipo legal para decidir cómo proceder. “Britney es brutalmente honesta en el libro - hay muchos famosos nerviosos” dijo una fuente. “Cartas con fuerte contenido legal se enviaron a la editorial por gente que conoce a Britney y teme a lo que haya escrito”.

Con este tipo de revelaciones podemos deducir que, evidentemente, Britney Spears podría traerse un libro revelador entre manos que abriría el apetito de los productores de Hollywood más todavía. Ya sea por contar su historia en general o centrarse en la batalla legal, estamos ante un caso que podría movilizar a usuarios a nivel global despertando el hambre voraz de las plataformas streaming. Aunque la última palabra la tendría Britney. Si quiere que su historia se adapte en forma de serie dramatizada o si huirá de las adaptaciones como hizo de las entrevistas para que solo perdure su voz e historia sin manipulación ni opinión externa.

No obstante, por mucho que Ryan Murphy pueda estar interesado, la misma fuente asegura que el creador todavía no habría llevado la idea a Britney Spears. “Ryan odia que lo acusen de explotar a las víctimas y tragedias en sus series, por eso este es un tema delicado y no es algo que va a forzar sin la firma de Britney”, explicaba la fuente para entonces sugerir que Murphy pretendería repetir lo que hizo con Monica Lewinsky para la tercera temporada de American Crime Story. La serie contó el escándalo del affaire con Bill Clinton, dándole voz y voto a la protagonista como productora del proyecto.

Si se llegara a disparar una batalla campal por convencer a Britney Spears y comprar los derechos de su libro, Ryan Murphy parte con ventaja. Por un lado porque ya conoce a la cantante después de haberle dedicado un capítulo especial en la segunda temporada de Glee. Además, tiene experiencia adaptando casos de la vida real como hizo en American Crime Story a través de los casos de O.J. Simpson, el asesinato de Gianni Versace o el mencionado caso de Monica Lewinsky, así como la dramatización del asesino en serie Jeffrey Dahmer.

A nivel crítico y personal, creo que Ryan Murphy es un creador que tiene la capacidad de sorprender cuando apuesta por una narrativa bien construida, en donde la estética visual es un complemento que añade y no roba protagonismo. Porque Murphy se ha dejado llevar en ocasiones por la pomposidad de sus narrativas, dando más lugar al espejismo de la espectacularidad visual y la sexualidad de los personajes, colocando el foco sobre los brillos de una dramatización forzada que en dejar que la historia circule desde las aristas más creíbles y realistas. Como sucedió por ejemplo en Hollywood, Ratched, The Politican o Vigilante. A su vez, reconozco que no soy fan de su versión de Dahmer, más bien todo lo contrario. La exageración dramática sobre la faceta más oscura de cada asesinato con planos centrados en sangre, carne, cuchillos y un largo etcétera derribaron, en mi opinión, cualquier defensa que quisieron hacer a favor de las víctimas. Me pareció una serie que terminó glorificando al asesino desde el perfil de villano oscuro, en lugar de mantener un tono documental de un caso atroz.

Pero no pasó siempre, sino que Ryan Murphy supo elevar materiales precisamente por su valor añadido entre la estética visual y el conjunto narrativo, lo que genera esperanzas si la historia de Britney Spears llega a estar en sus manos. Por ejemplo, la primera temporada de American Crime Story basada en el caso de O.J. Simpson adaptó con ritmo trepidante y sabor a thriller un caso de la crónica negra fascinante. Con la segunda temporada basada en el asesinato de Gianni Versace dejó entrever su debilidad hacia la estética visual y pomposidad narrativa, pero en este caso funcionaba dado el nivel de personajes y su universo. Mientras las primeras temporadas de American Horror Story se mantienen como algunas de las mejores historias de terror del género televisivo.

Además, existe una serie que sirve de referente para apostar por él si hiciera una serie sobre el caso de Britney Spears. Les hablo de Halston, la miniserie protagonizada por Ewan McGregor (disponible en Netflix) donde Ryan Murphy supo adaptar con maestría todos los claroscuros de la vida del diseñador de moda de los años 1970s. Y creo que, por este terreno de fidelidad sin victimizar ni glorificar, sino humanizando las virtudes y flaquezas del protagonista de una historia real, Murphy podría sacar algo bueno con el material de Britney Spears.

De momento son rumores. El libro escrito por el periodista Sam Lansky no tiene fecha de lanzamiento todavía, pero no tengo dudas que las revelaciones de Britney, tras una larga trayectoria en la industria del entretenimiento, romances, vivencias, escándalos y traumas, podrían causar un terremoto de interés global. Por lo que no descarto que exista un interés millonario por convencerla para que vuelva a amigarse con el formato audiovisual.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Courteney Cox considera 'agotador' mantener sus cuentas en las redes sociales

Britney Spears pasa de lo que quiera Millie Bobby Brown, su fama y el qué dirán

Menos mal que Britney Spears no consiguió el papel en un clásico romántico del cine

Britney Spears ya había advertido su dolor en un documental de 2008