Bruselas ve positivo "en principio" el plan húngaro para evitar el bloqueo de fondos

Estrasburgo (Francia), 4 oct (EFE).- El comisario europeo de Presupuesto, Johannes Hahn, avanzó hoy su opinión positiva "en principio" de las reformas aprobadas por Hungría para evitar que Bruselas congele el desembolso de 7.500 millones de euros a Budapest por las continuas violaciones a los principios del Estado de derecho por parte del Gobierno húngaro.

"Nuestra conclusión es que, en su conjunto, las medidas de remedio propuestas podrían en principio ser capaces de abordar los problemas descritos", apuntó Hahn ante el Parlamento Europeo, en un nuevo debate sobre la situación de los valores fundamentales de la UE en Hungría y las maniobras de Bruselas para tratar de asegurar que se respeten.

Estas medidas, precisó Hahn, sólo resolverán las preocupaciones de Bruselas "si se especifican correctamente en la legislación relevante y se implementan bien", por lo que Bruselas mantiene por el momento su propuesta de suspender los fondos a Budapest.

El Parlamento húngaro aprobó este martes un segundo paquete de reformas legales para evitar la suspensión de ese multimillonario desembolso, que Bruselas había propuesto no entregar a Budapest por sus reiterados incumplimientos en materia de lucha contra la corrupción y fraude en los procedimientos de contratación pública.

Entre otras medidas, aprobaron la creación de una "Autoridad de Integridad" para proteger los intereses financieros de la UE y un grupo de trabajo asesor de esa entidad en materia de lucha contra la corrupción que estará obligada a denunciar supuestos casos de corrupción y fraude con dinero comunitario a la Fiscalía Europea contra el Fraude.

También se modificaron hoy los criterios relacionados con los conflictos de intereses en las fundaciones que gestionan activos de interés público y se establece que la Oficina Nacional de Impuestos colaborará con la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) cuando ésta realiza investigaciones en Hungría.

"Con estas medidas, Hungría ha hecho compromisos importantes en la dirección correcta. Acojo explícitamente este compromiso constructivo, debo decir, aunque haya llegado tarde en el proceso", dijo Hahn ante la Eurocámara.

El comisario austríaco aseguró que estos cambios no se hubieran producido sin la presión de perder los fondos que introdujo en 2021 el nuevo mecanismo de condicionalidad y sin la labor del Parlamento Europeo, que jugó un papel clave en darle forma a este instrumento.

En concreto, la Comisión ha pedido suspender el desembolso del 65 % de los compromisos de tres programas operativos de la Política de Cohesión por un importe estimado de 7.500 millones de euros, lo que supone más de un tercio de la dotación de cohesión de Hungría; los Estados miembros deben validar ahora esta suspensión de fondos.

Aunque los Gobiernos disponen en teoría de un mes para aprobar la propuesta por mayoría cualificada, este plazo puede extenderse otros dos meses y Hahn ya informó de que se les ha pedido ampliar el plazo para que se pronuncien para dar tiempo a Hungría a poner en marcha las medidas sugeridas y recién aprobadas por el Parlamento en Budapest.

El Parlamento Europeo, por su parte, sigue siendo muy escéptico respecto a que el Gobierno del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, vaya a cumplir realmente sus compromisos con la Comisión e insistieron a los gobiernos europeos en que el dinero debe seguir congelado hasta que "la restauración del Estado de derecho" se pueda verificar.

(c) Agencia EFE