Céline Dion cumple un sueño gracias a Pepe Muñoz

Céline Dion junto a su amigo Pepe Muñoz

El lema vital de Céline Dion en el último par de años, desde que regresó a la escena musical tras la muerte de su marido René Angélil, ha sido que nunca es demasiado tarde para cultivar cualquiera de sus nuevas pasiones.
En ese tiempo la cantante se ha lanzado a la carretera en una nueva gira por Europa y Norteamérica, ha dado un giro a su imagen gracias al estilista de la estrella Disney Zendaya y ha encontrado en Pepe Muñoz al amigo perfecto para que la acompañe en sus viajes por el mundo.
El guapo bailarín y diseñador gráfico ha sido además el responsable de otro de los cambios que se ha producido en la vida de la estrella, su aspecto físico, que ha dado mucho que hablar en los últimos meses.
Céline ya se había pronunciado acerca de su delgadez para afirmar que ella se sentía fuerte, bella, femenina y sexy y recordar que eso era lo que realmente importaba, pero ahora ha ido un paso más allá para desvelar que desde hace un tiempo ha comenzado a practicar ballet con su amigo del alma y que esa es la razón tras su figura más esbelta.
"La danza ha formado parte de mi ADN toda mi vida. Es un sueño, ¡pero resulta muy duro. Lo practico cuatro veces a la semana y ahora la gente dice que estoy mucho más delgada, pero en realidad solo estoy trabajando muy duro. Me gusta moverme y la pérdida de peso es una consecuencia de ello", ha explicado la artista, madre de un adolescente de 18 años y de unos gemelos de 8, en declaraciones al portal People, en las que ha insistido en que, como mujer, atraviesa una etapa inmejorable a los 51.
"Nunca me he sentido tan guapa y fuerte y creo que lo mejor aún está por llegar".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.