Cachemira india inicia la mayor peregrinación hindú tras dos años de pandemia

·2  min de lectura

Srinagar (India), 30 jun (EFE).- La conflictiva región de Cachemira dio inicio este jueves a la mayor peregrinación hindú anual conocida como Amarnath Yatra, entre fuertes medidas de seguridad tras dos ediciones sin poder celebrarse por la pandemia de la covid-19.

Las tradicionales rutas de Pahalgam, en el sur de Cachemira, y Ganderbal, en el centro, volvieron a abrir sus puertas a los miles de hindúes que durante 43 días iniciarán su ascenso hacia la cueva-santuario de Amarnath, situada a 3.880 metros de altitud, anunció la Junta del Santuario Shree AmarnathJi (SASB), organismo gubernamental encargado de gestionar el peregrinaje.

Para evitar posibles ataques terroristas por parte de grupos insurgentes en la región, se han reforzado las medidas de seguridad para garantizar la seguridad de los peregrinos.

En 2019, las autoridades indias suspendieron el peregrinaje de casi 5.000 hindúes tras recibir información sobre amenazas terroristas.

"Todos los picos que conducen a la cueva desde ambas rutas han sido cubiertos", dijo a Efe un agente de policía local que prefirió no dar su nombre.

Además, se impusieron restricciones a la circulación de turistas en los balnearios de Pahalgam y Sonamarg, un complejo turístico en la carretera al estado vecino de Ladakh, y los agentes emitieron avisos de cortes de tráfico en las principales carreteras de esta región en disputa.

"El número de efectivos de las fuerzas de seguridad desplegados sobre el terreno para el buen desarrollo de la peregrinación es tres o cuatro veces superior al de años anteriores", informó a Efe un oficial de la Sala de Control de la Policía (PCR).

Se espera que unos 800.000 peregrinos visiten el santuario este año, la cifra más alta registrada hasta ahora, según la SASB.

La cueva de Amarnath es un popular destino de peregrinación porque, según la tradición hindú, el dios Shiva reveló ahí el secreto de inmortalidad a su esposa Parvati, unas palabras que fueron escuchadas por dos huevos de paloma que se convirtieron también en inmortales.

La leyenda dio lugar a la creencia de que aquel que peregrina hasta allí obtendrá a su vez la "mokshya" o inmortalidad.

La cueva está rodeada de glaciares y montañas cubiertas de nieve la mayor parte del año, excepto durante un breve período de tiempo en verano, cuando se abre a los peregrinos.

Situada a los pies del Himalaya, la Cachemira india es una de las pocas regiones de mayoría musulmana en el país y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico.

Las dos naciones han librado varias guerras y conflictos menores por este territorio, separado por una frontera provisional que divide Cachemira en dos y que es una de las zonas más militarizadas del mundo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.