La cadena de heladerías que más crece en el país llegará a 1000 sucursales a fin de año

·3  min de lectura
Vía Bana hoy cuenta con 850 sucursales y planea sumar 150 más antes de fin de año
Vía Bana hoy cuenta con 850 sucursales y planea sumar 150 más antes de fin de año

Antes de fin de año, el grupo Grido sumará al menos 150 sucursales de su cadena de heladerías sociales Via Bana, que se convirtió en un éxito económico apuntando a plazas donde las grandes marcas no se atreven a entrar, como los barrios carenciados y las villas de emergencia. En la empresa explican que el objetivo es lograr una cobertura completa a nivel nacional, para lo cual la firma desembarcará en las tres provincias que hoy no está presente: Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego, y destacan que se trata de un “modelo de negocios inclusivo”, con el que busca “ayudar a resolver una problemática social, pero sin descuidar la rentabilidad”.

“Hoy estamos con 850 sucursales de Vía Bana y la idea es llegar a las 1000 antes de fin de año, de manera de cubrir todo el país; y, para más adelante, no descartamos incursionar en otros mercados, como Paraguay, donde ya nos están pidiendo que llevemos la propuesta”, señaló Celeste Santiago, una de las socias -junto con sus tres hermanos y su papá- en Helacor, la empresa dueña de Grido y Vía Bana.

Dólar hoy: el blue quiebra su récord y supera una barrera clave

Via Bana nació como una segunda marca de Grido. Inicialmente era el nombre con el que se comercializaban los helados de la empresa en comedores escolares y clubes. Hace cuatro años decidieron reconvertir la propuesta para ingresar a barrios populares, con una marca más económica (el kilo de helado se vende a $450 frente a los $900 que cuesta en Grido).

“De entrada, la propuesta fue pensada como un negocio inclusivo que tenía ser rentable y la idea es que los dueños de esta especie de franquicia tengan el ingreso al menos de un salario mínimo”, explican en Helacor.

La inversión para poner una heladería de Via Bana es mínima -en promedio ronda los $100.000-, ya que los negocios funcionan dentro de una vivienda que es reacondicionada para atender al público a través de una venta o puerta. “La inversión pasa básicamente por el freezer y la pintura y cartelería del hogar, aunque también le damos al dueño del local el asesoramiento para que aprenda a manejar el negocio”, explicó Santiago.

La inversión para poner una heladería de Via Bana es mínima y en promedio ronda los $100.000
La inversión para poner una heladería de Via Bana es mínima y en promedio ronda los $100.000

En la actualidad, el 80% de las sucursales de Vía Bana tienen al frente del negocio a una mujer que conoce la idiosincrasia del lugar donde opera. “El tema de la seguridad no es un problema porque nos movemos con gente del barrio y la captación de los potenciales socios de Vía Bana la hacemos a través de las redes y organizaciones sociales del lugar”, explica.

Dólares: la nueva norma trabó la demanda importadora y el BCRA pudo comprar US$250 millones

La expansión de Vía Bana será paralela a los planes de crecimiento del gigante Grido, que en apenas 20 años se convirtió en la cadena de heladerías más grande de América Latina y una de las cinco mayores del mundo. “Hoy estamos con 1700 franquicias en todo el país, más 250 repartidas entre Uruguay, Chile y Paraguay, pero estamos convencidos que podemos seguir creciendo especialmente en Buenos Aires”, señaló Santiago.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.