Cal Orcko, la pared de las 5000 huellas de dinosaurio

Cal Orcko, la pared con huellas de dinosaurio en Bolivia

A escasa distancia de la ciudad de Sucre, una ciudad de origen colonial cuyas fachadas blancas asombran a los viajeros que llegan hasta Bolivia, surgió de la nada uno de esos descubrimientos que dejan con la boca abierta así como infinidad de preguntas. Tan sólo cinco kilómetros separan a esta hermosa urbe de apariencia andaluza de un lugar considerado de gran valor para todos los paleontólogos del mundo. Hace un cuarto de siglo, junto a una fábrica de cemento, se halló en una pared vertical de una montaña lo que a todas luces parecía un sendero utilizado por los dinosaurios millones de años atrás y que reúne la que hasta ahora es la mayor compilación de huellas conservadas en un solo lugar. Conocido como Cal Orcko, que en lengua quechua significa "cerro de cal", se trata de un muro vertical y completamente natural que muestra asombrosas evidencias del paso de los dinosaurios durante el período cretácico. El número impresiona. A día de hoy se han contabilizado aproximadamente 5000 huellas pertenecientes a 295 especies distintas de estos grandes saurios.

Debo reconocer que antes de mi llegada a Sucre jamás había escuchado hablar sobre este curioso yacimiento. Una conversación con un lugareño me convenció para tomar un taxi para viajar a las afueras de la ciudad, donde nunca me hubiera acercado ni por asomo de no recibir tal revelación. Porque junto a una cementera sin aparente interés, al otro lado de una verja metálica, se erigía al frente un muro completamente vertical que apareció por casualidad durante los trabajos realizados en la fábrica. Ya en su momento los trabajadores se extrañaron de lo que encontraron, aunque jamás imaginaron de qué se trataba realmente. Pasaría algo más de una década (mediados de los años noventa) hasta que se estudió el yacimiento para certificar que aquello no era un capricho geológico más sino la mejor radiografía existente de una auténtica estampida de dinosaurios.

Cal Orcko, la pared con huellas de dinosaurio en Bolivia

Se llevan contabilizadas hasta el momento en torno a 5000 huellas, pero expertos aseguran quedan muchas más por aparecer. Continúan analizándose algunas porciones de terreno, pero nadie duda ya de que se trata de uno de los descubrimientos de la panteología más impactantes. Por supuesto, se han encontrado huellas en no pocos países del mundo, pero nunca tantas ni de semejante número de especies diferentes. De hecho se ha llegado a certificar por primera vez la presencia del Anquilosaurio en Sudamérica, un herbívoro de nada menos que seis toneladas de peso, cuerpo acorazado y un mazo al final de la cola.

¿Por qué hay huellas en una pared vertical?

La pregunta que mucha gente se hace es por qué las huellas han aparecido en un muro vertical. ¿Acaso eran dinosaurios escaladores? Por supuesto que no. El razonamiento es más sencillo de lo que parece. Y es que el suelo, al parecer en un lago poco profundo que inundaba buena parte del sur del continente americano, ha vivido multitud de movimientos debido a la enorme actividad sísmica durante millones de años. El terreno que pisaron los dinosaurios sería algo así como una alfombra que se ha ido estirando y arrugado a lo largo de un período muy largo. De ahí la verticalidad de este lugar.

Si bien la visita a Cal Orcko no permite aproximarse a las huellas como muchos quisiéramos, es posible comprender el que, en silencio, se trata de uno de los mayores descubrimientos de la Historia. Además en las proximidades, con el muro a la vista, se ha levantado un pequeño parque temático ideal para familias con niños y recreaciones a tamaño real de algunos de los saurios que pisaron fuerte… y para la eternidad en suelo boliviano.

José Miguel Redondo (Sele). Colaborador de Yahoo y autor del blog de viajes www.elrincondesele.com