Hoteles y aerolíneas de México se las ingenian para aplicar pruebas de covid a viajeros

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

(Bloomberg) -- Hoteles, aeropuertos y aerolíneas en todo México y el Caribe se apresuran a establecer puntos de prueba de covid-19 para cumplir con las nuevas reglas de entrada a Estados Unidos y rescatar la demanda de la industria de viajes que se ha visto afectada por la pandemia.

En México, imanes turísticos como Cancún han establecido múltiples sitios de prueba dentro de los aeropuertos para viajeros a EE.UU., que el martes comenzó a requerir prueba de resultados negativos de covid antes de permitir a los visitantes volar desde otros países. Hyatt Hotels Corp. está ofreciendo pruebas complementarias en sus 19 centros turísticos en América Latina, mientras que Marriott International Inc. está proporcionando una combinación de pruebas in situ y asistencia en coordinación con instalaciones locales.

Los requisitos de EE.UU. tienen como objetivo ayudar a las aerolíneas a recuperar al menos parte de sus lucrativos negocios internacionales, aliviando temores de contraer el virus. No obstante, cualquier dificultad en la obtención de pruebas también podría afectar la demanda de los estadounidenses que salieron a vacacionar y que potencialmente tendrían problemas para regresar a casa. En lugares como México, las pruebas son difíciles de obtener, pueden costar hasta US$200 y los resultados pueden tomar días, lo que lleva a las compañías de viajes a intervenir.

“En un contexto en el que la demanda ha disminuido drásticamente para los hoteles, cualquier cosa que puedan hacer para que uno sienta mayor seguridad en los viajes es una victoria a sus ojos”, dijo Michael Bellisario, analista de Robert W. Baird & Co. “Hay mucha incertidumbre y cualquier cosa que acelere el proceso y haga que viajar sea más simple y seguro es útil para todas las partes”.

Las nuevas reglas requieren que los viajeros hagan una prueba dentro de los tres días antes de salir para EE.UU. y presenten documentación escrita de un resultado negativo. Se acepta tanto la PCR como la prueba rápida de antígeno, y los pasajeros que ya han tenido el virus también pueden mostrar pruebas de recuperación.

Más allá de Cancún, el estado de Guanajuato, hogar de San Miguel de Allende, también está ofreciendo pruebas en el aeropuerto y está trabajando con los hoteles para que también puedan hacerlas. Yucatán está bajo la misma dinámica.

Entre los hoteles, los sitios de prueba son más comunes en los resorts de lujo, donde los viajeros acomodados pueden garantizar los resultados antes de su viaje sin tener que salir de las instalaciones. Los hoteles de Marriott con pruebas in situ incluyen el Ritz-Carlton Cancun, el JW Marriott Los Cabos Beach Resort y el Westin Puntacana Resort & Club de República Dominicana, según una portavoz.

Para Hilton Worldwide Holdings Inc., las pruebas in situ están disponibles en complejos como el Hilton Aruba Caribbean Resort & Casino y el Conrad Punta de Mita. Otros están brindando acceso a un proveedor de pruebas local.

Problemas iniciales

En los dos días desde que el requisito entró en vigencia, los medios locales mostraron una escena caótica en el aeropuerto de Ciudad de México, donde muchos pasajeros no sabían que necesitaban una prueba. Algunos pudieron hacer una rápida allí, mientras que otros perdieron su vuelo, según un informe de Imagen TV.

En Cancún, 120 viajeros cubanos tenían resultados de pruebas que habían realizado más de tres días antes de sus vuelos y no se les permitió abordar, según el periódico y la estación de televisión Milenio Noticias. En el aeropuerto Las Américas de República Dominicana, cientos de pasajeros perdieron sus vuelos el martes y miércoles porque no tenían resultados de pruebas, informó la estación de radio NotiUno.

Volaris, la aerolínea más grande de México, puso un punto de prueba en el hotel Marriott dentro del aeropuerto de Ciudad de México. Controladora Vuela Cia. de Aviación SAB, como se conoce oficialmente a la aerolínea de bajo costo, ha logrado recuperarse y llegar al tráfico previo a la pandemia. Sin embargo, sus acciones han caído 12% este año ante el anuncio de las nuevas reglas de EE.UU.

La compañía aún no tenía estadísticas sobre cuántas pruebas administró, pero una portavoz dijo que han realizado más de lo que esperaban dado que pasajeros de otras aerolíneas aprovecharon esta facilidad.

Por su parte, Grupo Aeroméxico SAB está ofreciendo descuentos con ciertos laboratorios para que las personas hagan la prueba días antes de dirigirse al aeropuerto. La aerolínea también está trabajando para establecer sitios en las terminales donde opera, dijo un portavoz.

Los costos de las pruebas varían según la ubicación y la compañía. En JW Marriott Cancun Resort & Spa y Marriott Cancun Resort está incluido en el precio de la habitación, mientras que para otros no es el caso, dijo la portavoz Kerstin Sachl. El resort de Hilton en Aruba ofrece pruebas PCR por US$125 y pruebas de antígeno por US$50, según su sitio web.

“Nos hace sentir más cómodos como viajeros”, dijo Bellisario. “Y desde la perspectiva de los hoteles, aumenta la demanda y limita las cancelaciones”.

Noticias relacionadas

Nota Original:From Cancun to Aruba, U.S. Getaways Rush to Offer Traveler Tests

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.