Cáncer testicular: la reveladora señal de advertencia que no se manifiesta en las partes íntimas

·5  min de lectura
El dolor en las piernas es común y, en la mayoría de los casos, suele ser inofensivo. Pero para algunas personas podría ser una señal de un cáncer común con el que no lo asociamos. (Foto: Getty).
El dolor en las piernas es común y, en la mayoría de los casos, suele ser inofensivo. Pero para algunas personas podría ser una señal de un cáncer común con el que no lo asociamos. (Foto: Getty).

Monitorizar nuestra salud a cada instante es un sinvivir. Pero hay señales que debemos aprender a reconocer y dolores "comunes" que no debemos normalizar ni ignorar ya que pueden estar relacionados con enfermedades graves. Por ejemplo, solemos pensar los signos reveladores del cáncer testicular se ven solo ahí abajo. Sin embargo, los expertos dicen que también se podrían experimentar coágulos de sangre en las piernas, según publica Yahoo! Actualitès.

Así lo revela un estudio, cuyas conclusiones han sido recogidas por el diario británico The Sun, donde confirman que "aunque los síntomas del cáncer testicular suelen ser visibles en las partes íntimas, hay señales reveladoras en otras partes del cuerpo".

Como ocurre con el cáncer de mama en mujeres, los hombres debe estar atentos ante la aparición de un bulto hinchado e indoloro en uno de los testículos, así como a un cambio en su forma o textura. Pero los autores advierten de que "el dolor de piernas también podría ser una señal de alerta".

"Cuando un tumor se propaga a los ganglios linfáticos, puede restringir el flujo de sangre a través de las venas y provocar un coágulo de sangre. A menudo se forman coágulos en las piernas, lo que hace que se hinchen", explica el oncólogo Timothy Gilligan.

"Incluso se podrían experimentar síntomas de coágulos de sangre, como dolor y dificultad para respirar", añade el experto.

Los coágulos de sangre pueden desarrollarse en diferentes partes del cuerpo. Cuando se forma un coágulo de sangre en las venas profundas de la pierna, se denomina 'trombosis venosa profunda' (TVP).

Parte o la totalidad de una trombosis venosa profunda puede desprenderse y viajar por todo el cuerpo. Puede viajar a través del corazón para bloquear parte o todo el suministro de sangre a los pulmones. Si esto sucede, se llama embolia pulmonar (EP). Las TVP y las EP juntas a veces se denominan 'tromboembolismo venoso' (TEV).

Los síntomas comunes de los coágulos de sangre incluyen un dolor inexplicable en la pierna o el brazo, y el enrojecimiento e hinchazón en la pierna; esto puede ocurrir solo en la pantorrilla o en toda la pierna.

Si un coágulo de sangre se ha movido hacia los ganglios linfáticos de la pelvis y la ingle, puede llegar a alcanzar los genitales masculinos, y es posible que se vean inflamados, que resulten muy dolorosos o drenen pus. En su recorrido habrá dejado pistas, como venas hinchadas o rojas en las piernas que duelen o molestan.

A veces, la inflamación de los ganglios linfáticos se produce por infección, tanto sistémica como localizada, o por la formación de abscesos, o como te estoy contando, por cáncer. Por eso no hay que alarmase a la primera señal, ya que es más probable que muchos de estos síntomas sean por otra causa y no por cáncer testicular.

Además, hay ciertas afecciones no cancerosas, tales como las lesiones o inflamación testicular, que pueden causar síntomas muy similares a los del cáncer testicular. La inflamación de los testículos, conocida como 'orquitis', y la inflamación del epidídimo (el órgano situado en el borde posterior del testículo, donde maduran y se almacenan los espermatozoides) puede causar una hinchazón y dolor de testículo. Ambos pueden también ser causados por infecciones bacterianas o virales.

De hecho, el cáncer testicular es un "cáncer relativamente raro", más común en hombres jóvenes, que afecta a personas de entre 15 y 49 años. No obstante, los médicos dicen que alrededor de uno de cada 250 hombres desarrollará la enfermedad en algún momento de su vida, y la tasa de enfermedad aumentará.

De ahí que sea importante conocer los signos, tanto lo más visibles como los que pasan desapercibidos como el dolor o los coágulos en las piernas. Asimismo, debes saber que a medida que avanza el proceso, se van poniendo de manifiesto otros signos más específicos del cáncer testicular a los que hay que estar atento, como estos:

  • Un bulto o hinchazón en el testículo.

  • Un escroto pesado.

  • Un dolor sordo o agudo en los testículos y el escroto.

  • Sensación de pesadez en el escroto.

  • Una diferencia en la textura o aumento en la firmeza del testículo.

  • Una diferencia de tamaño entre un testículo y el otro.

Por supuesto, no todos los los bultos testiculares son cancerosos, pero siempre que observes cualquiera de estas señales, como coágulos de sangre en las piernas, debes consultar a tu médico de cabecera.

Por cierto, los médicos pueden tratar con éxito la mayoría de los coágulos de sangre cuando se diagnostican. Por eso es tan importante conocer los síntomas de los coágulos de sangre e informar al médico o enfermera de inmediato.

Recuerda que el flujo de sangre en las venas de las piernas depende de la compresión de las venas por los músculos de las piernas cuando camina. La inmovilidad reduce el flujo de sangre en las piernas y la sangre puede estancarse en las piernas y volverse pegajosa.

Así que moverse ayuda a reducir el riesgo de coágulos. Al igual que hacer ejercicios con los músculos de la pantorrilla, como mover el pie hacia arriba y hacia abajo.

El tratamiento para los coágulos de sangre consiste en medicamentos que diluyen la sangre (anticoagulantes). No rompen un coágulo existente, pero evitan que se haga más grande y que se formen otros y creen complicaciones como las que te hemos contado. Esto permite que el cuerpo rompa gradualmente el coágulo y lo reabsorba.

Por último, debes saber que en un estadio más avanzado, el cáncer testicular también puede causar dolor en la región lumbar inferior, falta de aire, dolor en el pecho y esputo o flemas con sangre.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: ¿Puede el varicocele afectar tu sexualidad?

El goteo después de orinar es una alerta que muchos hombres ignoran

Coágulo de sangre en el cerebro: reconocer las señales como Hailey Bieber evita secuelas

Próstata: no se debe esperar a orinar mal o presentar algún problema en la esfera sexual