Carey Mulligan propone reglas más estrictas para las votaciones de los Óscar

Carey Mulligan

Al igual que otras muchas estrellas de la industria de Hollywood, la actriz Carey Mulligan no se explica que no haya ni una sola mujer nominada en la categoría de mejor director de cara a la próxima ceremonia de los premios Óscar -especialmente notable es la ausencia de Greta Gerwig y su formidable nueva versión de 'Mujercitas'-, o que filmes como 'Estafadoras de Wall Street' y su protagonista Jennifer Lopez también se hayan quedado fuera del listado de candidatos.

En ese sentido, la intérprete británica ha aprovechado su última charla con la revista Variety para cuestionar abiertamente el nivel de exigencia y preparación al que se ven sometidos los académicos para ofrecer un veredicto lo más formado y objetivo posible sobre lo mejor de la temporada cinematográfica. Asimismo, la artista ha propuesto una nueva regla de oro para garantizar una mayor profesionalidad al respecto.

"Sinceramente, no me puedo creer que alguien haya visto esas películas y no crean que merecen reconocimiento. Creo que deben ser vistas en primer lugar. Me pregunto si el sistema vigente funciona a la hora de proporcionar suficientes visionados a los miembros de la academia. Quizá no debería estar permitido votar a menos que demuestres que has visto todas las películas en liza. Debería haber pruebas que lo certifiquen", ha expresado la artista durante su entrevista.

"Muchas de las películas que se han quedado fuera eran incuestionablemente brillantes. Estoy hablando concretamente de 'Mujercitas' [la cual sí está nominada en la categoría de 'mejor película'], 'Estafadoras de Wall Street' y 'La despedida' [cinta por la que Awkwafina ganó recientemente su primer Globo de Oro]", ha sentenciado.

Los cambios sugeridos por Carey Mulligan, protagonista de cintas tan aclamadas como 'Drive' o 'An Education', recogen ciertamente el testigo de otras críticas que ha venido recibiendo la academia de Hollywood a este respecto y en tiempos recientes, sobre todo desde que varios medios especializados publicaran años atrás que, de los 10.000 miembros con derecho a voto, la mayoría solo había visto un número muy reducido de los filmes nominados antes de tomar una decisión.