Carlos Baute critica las pitadas al himno de España en la final de Copa

Carlos Baute

A Carlos Baute no le ha temblado el pulso a la hora de arremeter duramente contra los aficionados del FC Barcelona que, en la final de la Copa del Rey celebrada ayer domingo en Madrid, decidieron recibir el himno de España con una sonora pitada.

Aunque la práctica se repite cada vez que el equipo catalán llega a la final de esta competición -ayer volvió a hacerse con el título tras vencer al Sevilla-, el cantante venezolano exhibió cierta sorpresa y decepción en su cuenta de Twitter a la hora de valorar los hechos.

"Fanáticos del fútbol. Qué tristes los pitidos de ayer en el #BarçaSevilla al himno de #España. Debemos respetar todos los himnos (sic)", publicó el intérprete con la intención de lanzar un mensaje de tolerancia y entendimiento, una actitud de la que también suele hacer gala en las redes sociales cuando trata de reconciliar a los chavistas y opositores de su Venezuela natal.

Afincado en Madrid desde hace varios años, antes incluso de que en 2012 pasara por el altar con su mujer Astrid Klisans en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, el popular artista siempre ha proclamado a los cuatro vientos el amor que siente por su país de residencia y el de sus antepasados -sus abuelos eran gallegos-, en especial por la gran acogida que su música siempre ha tenido en España.

"Hay muchos latinos que han intentado entrar en el mercado español y no han podido. Afortunadamente, a mí España me ha dado mucho cariño. He podido vender mi música y hacer conciertos aquí mejor que en ningún otro lado. Siempre se me ha recibido con los brazos abiertos", confesaba el vocalista al diario La Razón.