Carlos Bonavides, del éxito y la fama a perderlo casi todo por las adicciones

·5  min de lectura
Carlos Bonavides en una conferencia de prensa de 2019. (Medios y Media/Getty Images)
Carlos Bonavides en una conferencia de prensa de 2019. (Medios y Media/Getty Images)

Carlos Bonavides pertenece al grupo de celebridades que consiguen mimetizarse a la perfección con algún personaje al que dieron vida. Si a Angélica Rivera se le conoció para siempre como 'La Gaviota' por su papel en 'Destilando Amor', y si Xavier López nunca dejará de ser Chabelo, Bonavides estará ligado eternamente al nombre de su interpretación más célebre: Huicho Domínguez, divertido y querible protagonista de la telenovela 'El Premio Mayor', que gozó de enorme popularidad en los noventa, cuando fue transmitida inicialmente, pero que ha perdurado en el paso de los años para convertirse en un clásico que gusta por igual a chicos y grandes.

La escena en la que Huicho Domínguez gana el premio mayor sigue siendo muy recordada. En esa secuencia, el personaje de Bonavides recibe un periódico y, al revisar la sección de premios, se da cuenta de que la serie de números que había tirado a la basura es la ganadora. Después de una crisis por el error que cometió, Huicho le dice a su amigo Cachito que necesita ir a la cantina donde lo había botado. Pero se lleva una gran sorpresa: una imprudencia de la hija de Cachito le revela a Domínguez que fue su amigo quien recogió el boleto triunfador que él desechó. Después de una breve pero entretenida "pelea" con la familia del usurpador del premio, Huicho vuelve a su casa con el anuncio de oro: "¡Me saqué la lotería, soy millonario!", le comparte a su familia.

Carlos Bonavides. (Photo by Medios y Media/Getty Images)
Carlos Bonavides. (Photo by Medios y Media/Getty Images)

Curiosamente, Bonavides llegó a ese papel de una manera casual. En un principio, su personaje iba a morir durante los primeros capítulos, pero a Emilio Larrosa, mítico productor de Televisa, le gustó tanto la interpretación que decidió sustentar por completo la historia en él. Y ese fue el parteaguas de la carrera de Bonavides, que previamente había participado en telenovelas y películas sin mucha repercusión.

Ese personaje lo convirtió en una auténtica celebridad, pues lo llevó a otras telenovelas en las que cumplía siempre con esa caracterización. Su fama excedió el ámbito de las telenovelas y lo llevó a participar como luchador profesional en las empresas Triple A (México) y WWE (Estados Unidos). Pero, con el paso del tiempo, el personaje devoró a la persona. La línea divisoria entre realidad y ficción se difuminó.

"Me iba yo vestido de Huicho Domínguez a Garibaldi a tomar de mesa en mesa. Gané muchísimo dinero, me compré una casa en Cancún, dos motos acuáticas, un pequeños yate. Todo me lo gasté", confesó en una entrevista para 'Hoy'.

Aunque tuvo contacto con el alcohol desde la pubertad, el salto a la fama lo llevó a probar drogas duras.

“Ya la heroína y la cocaína la usé grande, pero empecé a tomar muy chico, de 14 años, y tomé toda mi vida. Después las drogas llegaron a mi vida y, cuando me hice famoso como 'Huicho', ese ladrillo me volvió loco, me transformó", relató en 'Sale el Sol'.

La fama que le cayó de golpe mezclada con el alcohol lo llevó a padecer Delírium trémens. Y ese fue el momento en el que tocó fondo. "Un día estaba en un hotel maravilloso. La cama estaba llena de dinero. Suena el teléfono y me dicen que me habla el jefe. Regreso al hotel, entro y no había nada: era un cuarto de quinta en la Colonia Guerrero. Era un delirio". Los intentos por rehabilitarse eran en vano. "Salí de la clínica a tomar y a drogarme".

Pero el punto de inflexión llegó cuando conoció a Yodi Marcos, quien ha sido su esposa desde 2007. Cuando ella se embarazó, Benavides entendió que debió hacer un cambio radical en su estilo de vida: "La conocí en Los Ángeles y me dijo que estaba embarazada. Yo todavía tomaba y me dijo: ¿qué quieres, que salgamos a pedir limosna? Desde ese momento dejé de tomar y de drogarme. Ahí dije que hasta mi muerte no volvería a probar una gota de alcohol", contó para el podcast Doble G. Desde entonces, además de superar sus adicciones, Carlos brinda charlas a familias para que no repliquen los errores que él cometió.

Carlos Bonavides junto a Héctor Suárez. (Medios y Media/Getty Images)
Carlos Bonavides junto a Héctor Suárez. (Medios y Media/Getty Images)

Además de las adicciones, Bonavides ha perdido casi todo su patrimonio por una querella legal con el cirujano plástico Porfirio Castillo, luego de que una operación de aumento de busto a Yodi pusiera en riesgo su vida. "Vendí la casa, dos camionetas, un terreno, y nos quedamos verdaderamente en la inopia, ahora rento un departamento y vivo muy modestamente porque todo mi patrimonio de 26 años, desde Huicho Domínguez para acá, se gastó", confesó el actor para TV Notas.

Esa situación lo ha llevado incluso a pedir ayuda al presidente López Obrador —a quien apoyó con spots comerciales en su campaña de 2018—, con la intención de que intervenga en su favor y Castillo pague por el daño que, según Carlos, hizo a su familia.

Bonavides vive con modestia, pero lo elemental para una vida digna. Recientemente trabajó en la trilogía de Televisa 'Vencer'.

Actualmente, el carismático actor se encuentra internado en un hospital de la Ciudad de México. En un principio, se pensó que era covid-19, pero una prueba negativo desechó esa opción. Según informó Yodi Marcos, una bacteria fue detectada en el organismo de su esposo. Todavía están a la espera de saber qué tan grave puede ser la afectación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

María León le canta al ex de una fan a través de WhatsApp en pleno concierto