Catherine Z Jones: “Que acusaran a Michael de acoso fue muy doloroso”

La esposa de Michael Douglas, Catherine Z Jones, ha roto su silencio respecto a la acusación de acoso que sufrió el actor por parte de una ex empleada. Según Catherine, fue horrible y doloroso para ella y sus hijos.

Cahterine apoya a Michael Douglas públicamente (Gtres)

Para ponernos en antecedentes, cabe recordar que a inicio de este año la escritora Susan Braudy acusó a Michael Douglas de haberla acosado sexualmente en 1980, cuando ella trabajaba para él.

Braudy era la directora de la oficina neoyorquina de la productora de Michael y, según su testimonio, él siempre le hacía comentarios subidos de tono sobre su cuerpo con tintes sexuales. El acoso fue a más hasta el punto que el actor se metía las manos en los pantalones desabrochados mientras la miraba, ¡un horror!

Esta escena habría tenido lugar en 1989 pero, por miedo y por lo poderoso que Michael era -y sigue siendo- ella calló hasta este año. En sus propias palabras: “Me di cuenta horrorizada de que se estaba frotando sus partes íntimas. En segundos, su voz se quebró y me pareció que había tenido un orgasmo. No dije nada. Estaba sorprendida que no hubiese descompuesto aunque estaba humillada. Me di cuenta que él pensaba que podía hacer lo que quisiese porque era mucho más poderoso que yo.”

Te puede interesar: “Catherine Z Jones: ‘No soy humilde, soy rica y no pido perdón’

Cuando todo esto salió a la luz Michael se disculpó si alguna vez la había ofendido pero negó categóricamente las acusaciones de acoso sexual y humillación así como los hechos que había contado Susan.

Su esposa, Catherine Z Jones se mantuvo fuerte y al lado de su marido creyendo firmemente en su inocencia. Ahora, saca fuerzas para hablar de lo dolorosa que fue dicha acusación y de los daños emocionales y psicológicos que causó en ella y en sus dos hijos, Dylan y Carys de 18 y 15 años respectivamente.

Michael negó las acusaciones (Culturebox.fr)

Su testimonio ha aparecido en el Sunday Times: “Mis hijos y yo nos quedamos destrozados por culpa de estas acusaciones. Y además yo acabé cuestionando buena parte de los principios morales que creía absolutos. Esta mujer apareció de la nada y arremetió contra mi marido sin nada más a lo que aferrarse que a su débil testimonio, pero aun así tuve una conversación muy importante con mis hijos y con mi marido y les dije a todos: ‘Si salen más cosas como esta, será muy doloroso’”.

Y prosigue: ”El único consuelo que teníamos es que sabíamos perfectamente que no había noticia de ningún tipo en sus alegaciones y que el tiempo pondría a cada uno en su lugar. Y, efectivamente, así terminó siendo todo. Es que no había absolutamente nada que pudiera fundamentar su historia, me parece triste que se acuse a la gente con esta ligereza y sin ofrecer evidencia alguna que lo respalde. Creo que por cada una de estas historias falsas, el movimiento retrocede 20 años atrás en el tiempo”.

¿Qué os parece la vehemencia en el testimonio de Catherine? ¿Y sus declaraciones sobre el asunto ahora? ¿Hizo bien en apoyar en silencio a Michael durante la tormenta y hablar ahora que todo ha pasado?

Te puede interesar…