La cazadora: ¿cómo Depredador: La Presa consigue introducir el lado femenino en la saga?

La cazadora: ¿cómo Depredador: La Presa consigue introducir el lado femenino en la saga?
La cazadora: ¿cómo Depredador: La Presa consigue introducir el lado femenino en la saga?

El advenimiento de un revival para el legendario Depredador en Depredador: La presa (97%), ya disponible en exclusiva a través de Star+, nos ha legado, ante todo, expectativas. La nostalgia, que nos remonta a Depredador (78%), Depredadores (64%) y Depredador 2 (25%), hace de la franquicia –que puedes verla completa para entonarse en Star+ – una de las más queridas en la plástica del horror espacial, con un gran personaje, una intrigante premisa y una propuesta gráfica que ha invadido incluso al mismísimo Batman y su Gótica, con algunas historias ilustres en su haber.

Te recomendamos: Depredador: La presa, ya tiene calificación de la crítica

La aventura de Depredador: La presa (97%) se relata desde un punto de vista femenino con una protagonista mujer, allá por principios del siglo XVIII. La película, que bien se puede interpretar como precuela para el filme protagonizado por Arnold Schwarzenegger, está ambientada en la Nación Comanche 300 años atrás, lo que significa, como veremos en la película, que la tecnología avanzada del extraterrestre aún tiene algunos detalles por resolver.

El relato central tiene como protagonista a Naru (Amber Midthunder), una guerrera feroz que se ha criado con algunos de los cazadores más legendarios de las Grandes Llanuras. La presa a la que acecha y, en última instancia, se enfrenta, resulta ser un extraterrestre altamente evolucionado con un arsenal tecnológicamente avanzado, lo que resulta en un enfrentamiento sanguinario y aterrador entre los dos adversarios, con toneladas de acción y miembros volando por los aires.

Este filme nos presenta la historia del origen del Depredador en el mundo de la nación Comanche hace unos 300 años. Allí, Naru (Midthunder) lucha para proteger a su tribu contra uno de los primeros depredadores altamente evolucionados que aterriza en la Tierra. Los Yautja, nombre biológico de la especie, bajan al planeta para cazar a los seres humanos por puro deporte, recorriendo la galaxia en busca de presas que sean dignas de sus habilidades. La cinta cuenta con la participación de nativos americanos Comanche y podrá ser escuchada en esta lengua centenaria.

Si la primera película de Depredador funciona como una película de terror, Depredador: La presa (97%) puede volver a esas raíces de horror de ciencia ficción con exceso de acción y combate que mezcla premisas bélicas con psicologías de cazador. El director, como puede apreciarse, retoma un episodio y época donde la naturaleza era un misterio primordial e ingénito en la cultura, no un recurso explotable. Darle un toque femenino, una reacción al peligro con la estrategia de retribución que sólo puede lograrse al mudar la óptica.

Además, aquí podemos apreciar tres formas de depredación: a) por cultura de vida (los Comanches), b) por estilo de vida (el Yaujta) y c) por explotación (las tropas francesas). En la colisión de los tres, es que finalmente veremos por qué es importante no perder a la ceremonia como esencia de una actividad como la caza, donde la violencia, no calibrada por el espíritu, se transforma en un deporte o una extensión de la avaricia. La productora Jhane Myers lo explica de la siguiente manera:

El depredador siempre caza al alfa. Cuando aterriza por primera vez en este período de tiempo [siglo XVIII], comienza con los animales, subiendo de nivel y subiendo de nivel. Cada cosa tiene un código; el Depredador tiene un código, los comanches tienen valores fundamentales y los cazadores franceses están cazando para monetizar las pieles en Europa. ¿Ves? Hay muchos tipos diferentes de depredadores, ves diferentes tonos de diferentes depredadores.

En este sentido se refrenda lo que la propia actriz protagonista Amber Midthunder expuso en entrevista para la revista Tyla, donde expone que, en efecto, parte de su trabajo actoral implicó asumir una responsabilidad en cuanto a representación de género —y, más importante, de representación de una cultura de nativos estadounidenses:

Todo lo que la gente conoce son estos tropos estereotipados y eso es mérito, o desacreditación, de la falta de representación de género en el cine. Entonces ese estereotipo, ya sea preciso o inexacto, da la vuelta al mundo. Luego hay que considerar el impacto que tiene que los pueblos indígenas y, específicamente las mujeres, tengan un carácter destacado; de tal suerte, es posible que se enorgullezcan de estar representados. Es una gran responsabilidad. Lo pensaba constantemente.

Puede interesarte: Depredador: La Presa está inspirada en El Renacido y Gravedad, revela el director

Algo importante es que, como apunta ella misma en esa entrevista, esta podría tomarse como la versión definitiva de una película arquetípica para la franquicia, pues aquí:

No es un villano que busca dominar el mundo o algo muy descabellado; y no es sólo un monstruo destructivo violento sin rumbo; en realidad es bastante intencional y enfocado como su láser; eso es lo que hace que tenga un nivel de intelecto interesante para la criatura, lo que distingue al Depredador.

Depredador: La presa (97%), que ya está disponible en Star+ marca, de esta manera, la primera vez que una película de Depredador en solitario está protagonizada por una heroína que pasa por un proceso más complejo que los guerreros de las películas anteriores: ella combate a la creatura sin armas de fuego propias (los franceses se encargarán de ese hito, sin duda), sin lásers, sin armaduras ni recursos tecnológicos que la amparen contra el arsenal Yaujta.

Esta apuesta de Dan Trachtenberg (Avenida Cloverfield 10 (90%)), director de esta historia de combate entre humanos y Yaujtas, es una narración sencilla y eficiente con un entorno único, un protagonista convincente en el centro de un misterio aterrador con tintes gore y algo de acción asesina finamente coreografiada. Con esos elementos y un cineasta que sabe cómo entretejerlos, la película se las arregla para subvertir los tropos de la franquicia al mismo tiempo que juega con ellos. Así que para lograr el efecto buscado, el casting fue un elemento crucial.

Durante esta experiencia resultó Amber Midthunder (Legion (90%), Riesgo bajo cero (40%)) la seleccionada por su versatilidad actoral. El director nos cuenta su experiencia con ella:

En el momento en que la conocí, supe que seguramente sería ella. Tiene un talento único para decir tanto con tan poco. Esta película no tiene mucho diálogo. Se cuenta principalmente a través de la acción. En una de las audiciones que tuvimos, había como un componente físico de carrera de obstáculos. Y ella realmente no sólo gateaba y saltaba sobre algunas esteras y lo que sea. Estaba contando una historia mientras hacía esas proezas físicas y eso es lo que esta película necesitaba. Mucha historia se cuenta dentro de piezas fijas y sólo a través de la acción física. Creo que al mirarla por primera vez, ver su comportamiento y escucharla hablar, te conectas inmediatamente con lo que está experimentando. Y eso no lo pueden hacer todos. Tomó mucho tiempo, pero una vez que estás hasta el tope de lodo, eso es todo.

Continúa leyendo: Comic-Con 2022: Primeras reacciones a Prey dicen que es lo mejor de la franquicia desde la primera película

Algo indispensable, como lo notamos en Depredadores (64%), para que los diálogos sean lo de menos. Quizá por eso la crítica ha destacado tanto su actuación, dándole la razón al director con su elección. Por ejemplo, Tara Brady, de Irish Times, señala que:

El convincente personaje principal de Midthunder se lanza con todo en su arco narrativo, en lugar de arrojarse con paracaídas, elegantemente armada con un arsenal completo de habilidades para patear traseros.

Por su parte, Linda Marric, de The Jewish Chronicle, considera que:

Reforzada desde el principio por la entrega incomparable de Midthunder, la película se siente como una nueva desviación genuina y consciente de la habitual repetición y reenvasado de las mismas ideas previas.

Del mismo modo, James Dyer de Empire Magazine indica que:

Sin esfuerzo, la mejor película de Depredador desde la original, Depredador: la presa demuestra que, contra todas las expectativas, todavía hay vida en la franquicia, sin mencionar una nueva y emocionante protagonista en Amber Midthunder.

No dejes de leer: Depredador: La Presa es la película más exitosa en la historia de Star Plus y Hulu

De esta experiencia, la propia Midhunter abona su proceso para convencerse de su naturaleza en tanto guerrera comanche:

Todas las mañanas primero me maquillaba y luego me peinaba y luego me ponía todo el atuendo; luego tenía este momento todas las mañanas: mi tráiler tenía un gran espejo justo al lado de la puerta, donde me veía cada día por la mañana; y ya no me estaba viendo a mí: estaba viendo a Naru.

Además, aquí las peleas requieren de mayor coreografía, de puja cuerpo a cuerpo. De ahí que el propio director, aprovechando además la brecha generacional entre este alien y el Yaujta que visita al planeta Tierra en 1987, haya decidido eliminar un clásico del arsenal Depredador:

Lo primero que quería eliminar era el lanzador de plasma. Solo porque se sentía mucho como un botón para ganar instantáneamente. Quería asegurarme de que la pelea pudiera ser lo más emocionante posible sin quitarle sus ventajas. No tiene todas las herramientas que tiene en las películas más nuevas. Pero tiene asombrosos nuevos artilugios para que la gente los vea.

No se lo pierdan. Pueden verla YA en Star+. Y, mientras tanto, pueden disfrutar un soberano maratón para ver a los Yaujta darse trompicones con soldados, policías y xenomorfos.

No te pierdas: Depredador: La Presa | Público elogia la película y dicen que es la mejor desde la original