¿Ceder territorio a cambio de la paz? La propuesta de Henry Kissinger que enfureció a Zelensky

·4  min de lectura
Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania
Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania

KIEV.- El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, rechazó las sugerencias de que su país debería ceder territorio a Rusia a cambio de paz, comparándolas con los intentos de apaciguar a la Alemania nazi.

Durante una intervención en el Foro Económico Mundial en Davos, el lunes pasado, el exsecretario de Estado norteamericano Henry Kissinger sugirió que Ucrania debería ceder territorio a Moscú como parte de las negociaciones sobre un acuerdo de paz.

El gobierno de Ucrania rechazó enérgicamente la idea de que el país debería retroceder ante el ataque de Rusia. Zelensky describió las sugerencias de Kissinger como similares a los intentos de apaciguar a los nazis en el período previo a la Segunda Guerra Mundial.

“Tengo la sensación de que en lugar del año 2022, el señor Kissinger tiene 1938 en su calendario”, dijo en un discurso difundido el miércoles por la noche. “Y que pensó que no se dirigía a una audiencia en Davos, sino en la antigua Munich”.

En tanto, en una diatriba llena de improperios transmitida en su canal de YouTube el miércoles, el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovych llamó “locos” a quienes dicen que Kiev debería renunciar a la tierra.

“Llévense a otro lado las sugerencias de este tipo, de que Ucrania debería comerciar con parte de su territorio”, dijo Arestovych. “Los niños están muriendo aquí, los soldados están deteniendo la metralla con sus propios cuerpos y nos están diciendo que sacrifiquemos territorio. Nunca pasará.”

El planteo de Kissinger

En su intervención en Davos, Kissinger instó a Estados Unidos y Occidente a no buscar una vergonzosa derrota de Rusia en Ucrania, advirtiendo que podría empeorar la estabilidad a largo plazo de Europa.

Después de decir que los países occidentales deberían recordar la importancia de Rusia para Europa y no dejarse llevar “por el estado de ánimo del momento”, Kissinger también instó a Occidente a obligar a Ucrania a aceptar negociaciones con un “statu quo ante”.

Kissinger, durante su intervención en Davos por videoconferencia
World Economic Forum


Kissinger, durante su intervención en Davos por videoconferencia (World Economic Forum/)

“Las negociaciones deben comenzar en los próximos dos meses antes de que genere trastornos y tensiones que no se superarán fácilmente. Idealmente, la línea divisoria debería ser un retorno al statu quo anterior”, dijo Kissinger, de 98 años, según el Daily Telegraph. “Continuar la guerra más allá de ese punto no se trataría de la libertad de Ucrania, sino de una nueva guerra contra la propia Rusia”.

El “status quo ante” mencionado por Kissinger, que fue secretario de Estado de los presidentes Richard Nixon y Gerald Ford, se refiere al restablecimiento de una situación en la que Rusia controlaba formalmente Crimea e informalmente controlaba las dos regiones más orientales de Ucrania, Lugansk y Donetsk.

Vladimir Putin; Henry Kissinger; mundo;
Archivo


Putin con Kissinger, durante una reunión en Moscú en 2007 (Archivo/)

Kissinger, un defensor desde hace mucho tiempo de un enfoque de realpolitik que hace que las naciones antepongan sus objetivos prácticos a la moral y los principios, también instó a los líderes europeos a no perder de vista el lugar de Rusia en Europa y arriesgarse a que el país forme una alianza permanente con China.

“Espero que los ucranianos igualen el heroísmo que han demostrado con sabiduría”, dijo, según el Daily Telegraph.

La postura de los ucranianos

Gran parte de Ucrania está de acuerdo con Zelensky en no ceder tierras a cambio de la paz. Una encuesta realizada por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev este mes encontró que el 82% de los ucranianos no están dispuestos a ceder ninguna de las tierras de Ucrania, incluso si eso significa que la guerra se prolongará. Solo el 10% cree que vale la pena ceder tierras para acabar con la invasión, mientras que el 8% se mostró indeciso, según la encuesta realizada entre el 13 de mayo y el pasado miércoles.

La muestra no incluyó a residentes de territorios que no estaban controlados por las autoridades ucranianas antes del 24 de febrero, como Crimea, Sebastopol y algunos distritos de las regiones de Donetsk y Lugansk. La encuesta tampoco incluyó a ciudadanos que se fueron al extranjero después del 24 de febrero.

Los críticos describieron los comentarios de Kissinger como “una intervención desafortunada”. Inna Sovsun, miembro del parlamento ucraniano, denunció la posición de Kissinger como “verdaderamente vergonzosa”

¡Es una pena que el exsecretario de Estado crea que ceder parte del territorio soberano es un camino hacia la paz para cualquier país!”, tuiteó.

Los comentarios de Kissinger siguen a un editorial reciente del consejo editorial de The New York Times que argumentó que Ucrania tendría que tomar “decisiones territoriales dolorosas” para lograr la paz.

“Al final, son los ucranianos quienes deben tomar las decisiones difíciles: son los que luchan, mueren y pierden sus hogares por la agresión rusa, y son ellos quienes deben decidir cómo sería el fin de la guerra”, dijo el consejo editorial del Times escribió el jueves. “Si el conflicto conduce a negociaciones reales, serán los líderes ucranianos quienes tendrán que tomar las dolorosas decisiones territoriales que exigirá cualquier compromiso”.

El editorial recibió una reacción violenta, incluso del asesor de Zelensky, Mykhailo Podolyak, quien dijo que “cualquier concesión a Rusia no es un camino hacia la paz, sino una guerra pospuesta durante varios años”.

Diarios The Washington Post y The Wall Street Journal

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.