Los Celtics le propinan un duro correctivo al Heat e igualan la serie final del Este

·4  min de lectura
Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

El Heat no fue el equipo que se esperaba en este Juego 2 de las finales de la Conferencia Este, sino su sombra, y los Celtics tampoco lo fueron, sino un quinteto mucho mejor, con el regreso de Al Horford y Marcus Smarts, este jueves 19 de mayo en el FTX Arena.

Y esta gran diferencia se representó en el marcador con el triunfo 127-102 del equipo de Boston, que de este modo iguala la serie 1-1 antes de regresar este sábado al TD Garden.

Estos son los playoffs y hay que medir muy bien cada movimiento, más si te enfrentas a un gran equipo coo este y el entrenador Erik Spoelstra se equivocó por completo en la rotación, lo cual fue aprovechado por los Celtics, para voltear el marcador, echando por tierra todo el buen trabajo inicial.

Fue un encuentro dominado a partir de entonces por los visitantes que de este modo le propinan a Miami su primera derrota en casa, que dejó además la peor de las sensaciones.

Dado lo desigual del choque las estadísticas se distorsionaron un poco, aunque sí reflejan la superioridad de Boston este jueves, que tiró mejor (51.2%-44.2%), sobre todo en triples (50%-29.4%), lo cual marcó la diferencia. Pero lo peor fue la defensa, siendo el peor juego defensivo , no solo de los playoffs, sino de toda la temporada.

Miami fue mejor en la pintura 42-30 y ganó la batalla de rebotes, pero esto va de canastas y ahí Boston fue mejor 43-38 (20-10 en triples)...

Jimmy Butler fue el mejor del Heat, pese a que no jugó el último parcial, con 29 puntos y siete rebotes, y pareció ser el único que luchó por el triunfo.

Gabe Vincent con cuatro triples llegó a 14 puntos, Victor Oladipo, después de jugar un encuentro horrible encontró el aro en el último cuarto con los reservas y se fue con otros 14. Mientras Tyler Herro terminaba con 11.

Bam Adebayo volvió a verse superado con tan solo seis puntos y nueve rebotes, PJ Tucker anotóprimeros cinco, pero luego se apagó saliendo del juego con una contusión en la rodilla. Max Struss tras anotar sus dos primeros triples también se apagó. Y de la segunda unidad mejor no hablar.

“Ellos salieron y nos golpiaron en la boca y nosotros no tuvimos respuesta”, comentó Adebayo. “Tenemos que regresar ver el video, y comprobar lo que hicimos mal , los errores que cometimos y como nosotros podemos regresar “.

Por Boston destacaron Jayson Tatum con 27 puntos, Jaylem Brown con 24, Smarts con 24, Grant Williams con 10, Horford con 10, Payton Pritchard con otros 10.

Pero más que todo destacar el buen trabajo del entrenador de los Celtics, Ime Udoka, quien le ganó la partida a Spoelstra al poner a Horford como delantero de poder y a Robert Williams como centro, trayendo desde el banco a solo dos hombres: Pritchard y Grant Williams, quien esta noche fue suplente, para que hicieran todo el daño del mundo.

“Nosotros sabíamos que ellos son equipo que defiende un poco en zona y no solo hicimos bien en el primer juego, pero esta noche si lo conseguimos”, dijo Udoka. “Al final del primer cuarto espaciamos mejor la cancha y conseguimos algunos buenos ataques”.

Juego

El primero terminó favorable a los Celtics 35-24, tras una corrida final de 20-3, con 11 puntos de Brown y ocho de Williams, remontando una ventaja de ocho puntos de Miami. El Heat arrancó muy bien y se mantuvo delante en el marcador, pero Spoelstra no hizo una buena rotación, al juntar en la cancha a Herro, Oladipo y Vincent y esta segunda unidad botó la ventaja.

Lejos de mejorar el equipo de Miami empeoró en el inicio del segundo y Boston se escapó por 17 puntos. Tuvieron que regresar los titulares, pero el daño estaba hecho y luchando contra corriente lo único que consiguieron fue que los Celtics estiraran a 27 puntos la diferencia. Era evidente que al Heat nada le funcionaba, ni la defensa, ni el ataque.

Al final Boston se llevó el cuarto 35-21 y se fue a descansar ganando 70-45 con 20 puntos de Tatum, 15 de Brown, 12 de Williams. Por el quinteto de la Capital del Sol solo Butler,con 13 puntos, tenía doble dígitos y Herro, con siete el único que había anotado de la segunda unidad. Era evidente que la maquinaria de Miami necesitaba ir al taller para ajustarla.

El Heat regresó con los tornillos apretados e hizo lo que debió hacer en los parciales anteriores en ambos lados de la cancha, pero no fue suficiente para recortar una montaña de desventaja, tras empatar el cuarto 26-26, permitiendo que los Celtics continuaran gozando de una cómoda ventaja de 96-71.

Había una misión imposible para el último cuarto, recortar 25 puntos. Pero ni el Heat ni lo intentó y los Celtics ampliaron a 30 la diferencia. Spoelstra sacó bandera blanca dejando a los titulares en el banco y jugando con los suplentes este último cuarto que tambiénquedó empatado 31-31.

La segunda mitad estuvo igualada 57-57, pero la suerte estaba echada. Al final es mejor perder uno por 30 que 30 por uno y al Heat solo le queda pasar página, juntarse y hacerse fuerte en Boston.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.