Chef boricua le da un toque de “Sabor with Love” a recetas de Puerto Rico

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·5  min de lectura

Con recetas puertorriqueñas como pernil envuelto en hojas de plátano y pastel en bandeja el chef Gregorio Díaz lleva el sabor de Puerto Rico a miles de seguidores a través de las redes.

Es ese el calor de la Isla del Encanto que emana desde su cocina en Tampa, Florida lo que le ha ganado cientos de miles de seguidores en su canal de YouTube, Sabor with Love.

En un ambiente que evoca la cocina de un familiar o amigo, el influencer, mejor conocido como “Chef Greg” recibe a sus seguidores con entusiasmo, como si no pudiese esperar para revelar cuál receta compartirá en esa ocasión.

“Arroz con gandules, un buen pernil con el cuerito tostado, el pastel a la bandeja. Esas son las recetas que nos identifican como puertorriqueños. Son esas recetas tradicionales como el tembleque que nos ponen en el mapa a nosotros como puertorriqueños”, destacó Díaz en entrevista con El Sentinel Orlando.

Esa mezcla de alegría y pasión por la cocina fueron los ingredientes principales de su niñez. La sazón con que sus padres matizaron momentos agridulces tras emigrar de Puerto Rico a Connecticut y posteriormente a Nueva York y New Jersey “en busca de una mejor vida”, recordó Díaz.

“Cada vez que había una actividad el punto de reunión era siempre en mi casa. Mi mamá siempre cocinaba la comida de nosotros, la comida puertorriqueña”, relató Díaz recordando los calderos de arroz con pollo que preparaba su progenitora.

“Mi mamá cocinaba como los dioses”, añadió Díaz, quien nació en Connecticut.

Sus raíces con la comida criolla se fortalecieron en Puerto Rico, donde pasó su adolescencia.

Tras años en el continente americano, sus padres regresaron a la isla y establecieron el “Kiosco de Goyo”, un puesto de comida en el municipio de Florida, al norte de Ciales. “Al criarme en ese ambiente eso fue lo que me llamaba la atención. Eso fue lo que empezó a crear la pasión de cocinar y ver la gente disfrutar la comida que uno hacía. Eso para mí era una satisfacción”, declaró Díaz, quien obtuvo su certificación como chef en el Instituto la Reina.

Recetas boricuas en “Spanglish”

El alma de Sabor with Love son las recetas familiares de Díaz pero transformadas junto a su esposa tras años en la industria de servicio de comida (catering) en Puerto Rico.

La inspiración y lo que distingue al proyecto fue su deseo de llevar “esas tradiciones y esas recetas” a personas que no hablan español. “Una vez me traslado y me mudo para acá para la Florida me encontraba con muchas personas latinas que no hablaban español”, destacó Díaz.

En un lenguaje sencillo con traducción instantánea, Díaz explica paso a paso platillos tradicionales a los que pone su toque personal. Las sabrosas creaciones van desde el clásico sancocho boricua hasta invenciones como alitas de pollo fritas con salsa BBQ de guayaba picante.

“La recetas me vienen a la mente obviamente de mi niñez; las recetas que mi mamá hacía o mi abuelitos y yo le doy mi toque personal. Obviamente los platos que conocemos de Puerto Rico: el pollo frito, la carne frita, el lechón, los pasteles, arroz con gandules y todo eso”, expresó.

“Yo trato de darle un toque, llevarlo a otro nivel y llevarle a la gente nuestra versión de la receta. Yo siempre le digo a la gente ‘no te estoy enseñando la receta, porque obviamente todo el mundo conoce las recetas de Puerto Rico. Yo le estoy dando el toque de Sabor with Love a la receta original’”, aseguró.

La reacción del público fue un efecto dominó; desde personas que le aseguraban que “estoy aprendiendo español contigo”, hasta emotivos encuentros con fanáticos que agradecen la oportunidad de reconectarse con recuerdos familiares.

“Algunas personas me dicen. ‘Mi mamá se murió, mi abuelita se murió y nunca pude aprender y ahora tú haciendo y creando esa receta me estás trayendo a la niñez”, aseveró Díaz. “Eso fue lo que empezó a desarrollar lo que es Sabor with Love”, indicó.

Un sueño que nació en una cocina boricua

El portal llegó a otro nivel cuando una receta de “pasteles gigantes”. La idea era realizar el tradicional pastel, pero en vez de envolverlos individualmente usó una técnica para hacerlo en bandeja sin perder el sabor ahumado de la hoja de plátano. El video se volvió viral alcanzando más de 5 millones de vistas.

“Ese vídeo fue lo que nos llevó al boom”, admitió Díaz.

Aunque admite que siempre fue extrovertido al punto de dar sus pasos como “niño trovador” en presentaciones en Manatí junto a su abuelo, el salto de persona privada a que reconozcan su voz, incluso cuando visita el supermercado con su mascarilla lo tomó por sorpresa.

“Tú empiezas a ir a la calle y la gente empiezan a reconocerte. La gente te para quieren hablar contigo y te dicen me puedes firmar esto y para mí el que me conoce sabe que yo soy, de dónde vengo, para mí eso fue bien impresionante”, relató. “Se me hizo bien difícil entender esa parte, pero si me conoces sabrás que somos bien humildes. Cuando comenzamos que yo tenía 50 personas siguiéndome yo estaba contento. Yo me sentía súper famoso con 50 personas siguíendome”, recordó.

Con el reconocimiento han llegado cosas positivas incluyendo incentivos económicos, pero también la pérdida de la privacidad y otras preocupaciones para la pareja, padres de dos niñas.

No obstante indicó que el precio de la fama, no se compara a vivir un sueño que nació en una cocina boricua a cientos de millas de la Isla del Encanto. “La gente me pregunta, ‘¿Por qué todo te queda tan rico?’ Lo hacemos con amor. Mi mamá cocinaba con una pasión y con un amor”, insistió Díaz.

“Me siento orgulloso de lo que ella [mi mamá 3/8 hizo. Enseñarme el arte de la cocina y la pasión con la que ella cocinaba y por esa razón es que le pusimos a la página Sabor with Love”, concluyó.

*Ingrid Cotto es reportera de El Sentinel Orlando. Para contactarla escribe a icotto@orlandosentine.com.