Mientras los cines de medio mundo están cerrados, en China no paran de recaudar cientos de millones

Cine 54
·4  min de lectura

Los cines de medio mundo cerrados, los estrenos llegan a cuentagotas y la Covid-19 aun sin controlar. Como consecuencia, el sector de la exhibición en salas pasa por uno de sus peores momentos, pero no es el caso de China.

El país donde se originó el coronavirus no solo ha normalizado la asistencia a las salas, sino que los datos de recaudación de sus cines están alcanzando cifras récord que reafirman al gigante asiático como el actual líder de la industria de la exhibición. Y no hay más que echar un vistazo a los datos de recaudación del pasado fin de semana festivo del Año Nuevo Chino.

Imagen del cartel promocional de Detective Chinatown 3
Imagen del cartel promocional de Detective Chinatown 3

A lo largo de esta festividad donde se celebraba el Año del Buey, los cines chinos han recaudado un total de 5.000 millones de RBM chinos, lo que se corresponde a unos 639 millones de euros. Es la primera vez en la historia que la venta de entradas supera los 1.000 millones de RMB por jornada durante tres días consecutivos, todo un logro teniendo en cuenta que los cines siguen operando con restricciones del 70% o 50% de aforo por las medidas de seguridad contra el coronavirus.

Lo más llamativo es que estas cifras deben la mayor aportación a la película Detective Chinatown 3, una comedia de intriga y acción que ha recaudado un total de 350 millones de euros y ha llevado 55 millones de personas a los cines. Para hacernos una idea, el dato supera en más de 50€ millones el total de 299€ millones de Tenet a nivel mundial y casi triplica los 129€ millones de Wonder Woman 1984. Además, supera con creces el estreno en Estados Unidos de películas como Vengadores: Endgame, cuyo debut en 2019 se saldó con 294€ millone recaudados en su país en la primera semana.

El resto de cifras de la taquilla china no se quedan nada atrás. La película sobre viajes en el tiempo Hola, mamáocupó el segundo lugar con otra estratosférica cifra de 160€ millones. En tercer lugar, el film de aventuras A Writer's Odyssey recaudó 44€ millones mientras que el cuarto y el quinto puesto lo ocuparon respectivamente la cinta de animación Boonie Bears: The Wild Life y la épica fantástica The YinYang Master con 30€ y 21€ millones.

Como su título lo indica, Detective Chinatown 3 es la tercera parte de una saga que mezcla comedia con la acción de las 'buddy-movies'. La primera se estrenó en 2015 coronándose como la novena película más taquillera de China en aquel año, mientras que la segunda parte llegó en 2018 arrasando aun más que su antecesora. Detective Chinatown 2 es la quinta producción más taquillera en la historia de su país.

Lo que dejan claro estos datos es que la apuesta por una industria cinematográfica local y la no dependencia de Hollywood les ha dado sus frutos. Mientras que el resto de mercados han sufrido de la ausencia de blockbusteres norteamericanos, en China han mantenido su táctica de dar prioridad a sus propias producciones. Y al menos allí, parece que la gente ha respondido favorablemente, lo que nos deja la esperanza de que cuando los gigantes del entretenimiento se animen a sacar sus películas del cajón las salas de occidente también resurgirán de la crisis actual.

Sin ir muy lejos, el pasado verano vimos un claro ejemplo en España, cuando Santiago Segura se arriesgó a estrenar Padre no hay más que uno 2 en medio de este incierto panorama y se convirtió en la película más taquillera de 2020 con casi 13 millones de euros. No obstante, ninguna película nacional ha conseguido igualar su éxito y actualmente las recaudaciones apenas superan los 60.000 euros para películas como Los Croods: una nueva era. Mientras tanto, en EEUU también siguen cosechando cifras bajísimas para su toda poderosa taquilla como los 2 millones de dólares que el pasado fin de semana recaudó la secuela de Los Croods (The-numbers). 

Con películas que interesen la gente se anima a asistir a las salas, pero con los continuos retrasos y con los espectadores cada vez más acomodados al streaming, la recuperación podría ser mucho más tardía y costosa que en China. Y de hecho, hace poco un reconocido analista establecía el aun lejano 2023 como la fecha en la que los cines recuperarían la normalidad y alcanzarían cifras récords. Aunque esperemos que no tengamos que esperar tanto para volver a disfrutar en condiciones de la experiencia del cine en salas.

Más historias que te pueden interesar: