Científicos redescubren en Brasil un árbol que se creía extinguido desde hace casi 200 años

Científicos redescubren en Brasil un árbol que se creía extinguido desde hace casi 200 años

Los científicos lo tienen claro: "Es un hallazgo increíble". Se trata de una especie de arbusto o pequeño árbol que ha sido redescubierto en Brasil, tras haber sido visto por última vez hace casi dos siglos.

Se temía que este árbol, el Ilex sapiiformis, también conocido como acebo de Pernambuco, se hubiera extinguido. Pero fue hallado recientemente en la ciudad de Igarassu, en el estado de Pernambuco, por una expedición que pasó seis días explorando la región con la esperanza de localizar la especie.

"El acebo de Pernambuco era una de nuestras 25 especies perdidas más buscadas", escribió en Instagram Re:wild, el grupo conservacionista que descubrió el árbol perdido.

"Es la novena de nuestras especies perdidas más buscadas en ser redescubierta desde que nuestra Búsqueda de Especies Perdidas fuera lanzada en 2017".

La lista en cuestión se elabora a partir de las más de 2200 especies perdidas en 160 países, y fue recopilada por Re:wild y expertos de la UICN. Incluye especies que han estado perdidas para la ciencia durante al menos 10 años, pero muchas se han creído extintas durante mucho más tiempo.

Hasta ahora, la búsqueda mundial para redescubrirlas ha encontrado al menos ocho de los 25 animales y plantas más buscados. Todo un éxito.

Un paisaje urbano que antaño fue una densa selva tropical

El equipo pudo identificar cuatro acebos de Pernambuco diferentes gracias a sus diminutas flores blancas.

Aunque Igarassu, donde se encontró el árbol, se ha urbanizado con el paso de las décadas, antaño fue un denso bosque tropical.

"Parecía que el mundo había dejado de girar", declaró Juliana Alencar, miembro del equipo del proyecto.

Re:Wild and Fred Jordão
El acebo de Pernambuco no se había visto en casi 200 años - Re:Wild and Fred Jordão

"La naturaleza nos sorprende. Encontrar una especie de la que no se ha oído hablar en casi dos siglos no ocurre todos los días. Fue un momento increíble".

Otro miembro de la expedición dijo que era "como encontrar a un pariente añorado y esperado que solo conoces por viejos retratos".

El jefe de la expedición, Gustavo Martinelli, informó de que el grupo esperaba ahora poner en marcha un programa de cría de la especie.

"¡La búsqueda de más acebos de Pernambuco aún no ha terminado! El equipo espera organizar búsquedas adicionales con otros socios locales para encontrar más individuos de la especie".

"El objetivo es colaborar con los socios para proteger mejor los bosques donde se encontró el acebo de Pernambuco y establecer un programa de cría en cautividad del árbol".