Claves para iniciarte en una dieta veggie saludable (no todas lo son)

“Comer macarrones con tomate y patatas bravas a diario es vegano, pero no saludable”. Hablamos con una reconocida blogger vegana para que nos resuelva todas las dudas sobre esta tendencia al alza

Dentro de las denominadas opciones veggies se incluye a vegetarianos y veganos (que rechazan cualquier producto de origen animal) y también a los flexitarianos, que sólo esporádicamente consumen proteína animal y que basan su alimentación en los vegetales. (Foto: Getty)

En los últimos años cada vez son más las personas que optan por una alimentación diferente. En 2017, el 6,3 por ciento de la población española se declaró “flexitariana”.

Vamos que unos tres millones de personas darían preferencia a una alimentación basada en plantas, aun sin renunciar a los productos animales, según el informe The Green Revolution. Otras como Aida Lídice Lueje, autora de Begin Vegan Begun, se han convertido totalmente al veganismo.

Los millennials y la generación X son los máximos representantes del veganismo. Eso sí, en España, la proporción es muy desigual, con sólo un 0,2 por ciento de veganos, un 1,3 por ciento de vegetarianos y un 6,3 por ciento de flexitarianos. (Foto: Getty)

Pero, ¿es sano optar por este tipo de alimentación? ¿De dónde se extraen las proteínas si prescindimos de alimentos de origen animal? ¿Y el hierro o el calcio?

Más de 3,5 millones de personas

A los 23 años Aída tomó la decisión que ha marcado su vida: evitar todo consumo que tenga origen o suponga explotación animal.

Lo primero que hizo fue buscar información en Internet, ver vídeos y empaparse poco a poco de una ‘cultura’ que, para su sorpresa, estaba mucho más presente de lo que esperaba. Todo empezó a sumar (su padre era vegetariano), hasta que el paso final vino de la mano del documental Earthlings, un clásico que ya ha ‘captado’ a cientos de personas en todo el mundo.

En España más de 3,5 millones de personas se declaran veganas de acuerdo con el informe The Green Revolution, elaborado por la consultora Lantern, una tendencia en alza que sobre todo adoptan mujeres urbanitas de entre de 20 a 35 años.

Pero, ¡cuidado! Asociar veganismo y salud no siempre es acertado. De hecho, un estudio reciente vincula este tipo de alimentación al riesgo de ictus. Así que esta propuesta tiene muchos matices. No todas las dietas veganas (cien por cien vegetales) son sanas.

“Comer macarrones con tomate y patatas bravas a diario es vegano, pero no saludable, señala Aida. Para llevar una dieta vegetal saludable es necesario planificarla”.

QUÉ ES EL VEGANISMO

Ser vegano es una forma de estar en paz con lo que piensa y siente. Es tener empatía con el resto de animales y saber que está actuando lo mejor que puede.

“Al contrario de lo que pensamos, el veganismo no es una dieta, no es una manera de comer, no es una restricción alimentaria y no es causa de una, o varias, alergias o intolerancias. El veganismo es un estilo de vida que rechaza la explotación de todos los animales. Así, en general y rotundamente”, explica la bloguera.

Esto significa que no incluye los alimentos de origen animal ni derivados en la alimentación. Y también rechaza otras formas en las que los humanos utilizamos a otros animales, como son: la vestimenta (ropa de cuero, pieles, seda…), la cosmética (ingredientes de origen animal y testado en ellos) o el ocio y los espectáculos, por supuesto, la tauromaquia, circos, zoos...

Zanahoria, Remolacha, Calabacín y Pepino... La dieta vegana está basada en plantas de toda la vida: frutas, verduras y hortalizas, cereales y semillas, legumbres, hongos, frutos secos, hierbas, algas… (Foto: Getty)

¿ES POSIBLE LLEVAR UNA DIETA VEGANA SALUDABLE?

Sí, una dieta vegetal bien planificada está perfectamente indicada para cualquier etapa de la vida (incluida la infancia, el embarazo y la lactancia) y así lo avalan organizaciones de reconocido prestigio como la Asociación Americana de Nutrición.

“Otra cosa es que no planifiquemos bien nuestra dieta y, como nos puede pasar con cualquier otra forma de alimentación, no incluyamos todos los nutrientes que necesitamos o abusemos de otros poco saludables. Es verdad que hay casos de vegetarianos y veganos que, sobre todo en los primeros momentos, se alimentan en exceso de harinas o alimentos ultraprocesados y una dieta con esa base seguramente resulte problemática”, aclara Aida.

“Por eso es necesario que nos formemos y/o contemos con la ayuda de alguien que, desde la evidencia científica, nos sepa asesorar (el caso de dietistas y nutricionistas). Y sí, hay que comer de todo, pero de todos los nutrientes, no de todo lo que haya en el supermercado. Podemos vivir sin huevos, leche, carne, pescado, sin bollería, sin golosinas… Debemos comer variado, basando nuestra alimentación en frutas, verduras, cereales, legumbres, frutos secos, semillas y grasas saludables”, añade. Para demostrarlo, la bloguera acaba de publicar un libro en el que plantea un menú vegano quincenal.

Comida vegana saludable que incluye frutas, verduras, tofu y frijoles. (Foto: Getty)

¿DE DÓNDE OBTENEMOS LAS PROTEÍNAS?

Las proteínas también están presentes en los alimentos de origen vegetal, sobre todo en legumbres y frutos secos. Por lo que es fundamental que las legumbres sean parte importante de nuestra dieta. Por ejemplo, el tofu es una legumbre. En realidad, un derivado de la soja que puede ser de mucha ayuda en la cocina ya que es muy versátil y nos permite infinidad de opciones en cuanto a texturas y sabores. Y, en contra de la creencia popular, los estudios científicos más actuales han demostrado que es perfectamente seguro el consumo de soja.

¿Y QUÉ PASA CON LA B12?

La B12¸ debe suplementarse. En veganos siempre y, según los últimos estudios, también en vegetarianos. La B12¸ es un compuesto de origen bacteriano (no animal) que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar por sí mismo; de ahí, la necesidad de suplementarla. “No hace falta que esperes a tener un déficit para tomarla, ya que es una carencia que tarda mucho tiempo en manifestarse, pero que puede ser grave para nuestro sistema nervioso. En el mercado existen múltiples opciones (y baratas) para suplementarla, y un nutricionista puede ayudarte a decidir la mejor opción”, concluye.

¿Qué te parece esta ‘cultura’? ¿Te atreverías a seguir un menú vegano quincenal?

También puede interesarte:

Dieta vegana: 7 claves para preparar un plato sano y nutritivo

¿Hay más riesgo de ictus por ser vegano?

5 claves para hacerse vegano sin que tu salud (y tu estómago) se resientan

Niños vegetarianos, ¿niños sanos?

¿Se puede ser vegano y comer fuera de casa?

Snacks veganos con proteínas extra sanas

¿Y si la dieta vegetariana te estuviera matando?