La censura china se ceba con El club de la lucha con un cambio de locos

·3  min de lectura

El club de la lucha sigue dando que hablar casi 23 años después de su estreno. El clásico de David Fincher de 1999 ha llegado a los servicios de streaming de China y lo ha hecho con una versión diferente a la que todos recordamos. Dadas sus características de thriller psicológico de temática anarquista, era inviable que la cinta protagonizada por Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter pasara el corte de la exigente censura del país asiático, por lo que algunos de sus responsables han decidido hacer algún que otro cambio para poder exhibirla en plataformas chinas. Pero no hablamos de una pequeña edición, sino de cambios sustanciales que modifican por completo el significado de la película.

Edward Norton y Brad Pitt en el póster de El club de la lucha (Foto: 20th Century Fox)
Edward Norton y Brad Pitt en el póster de El club de la lucha (Foto: 20th Century Fox)

En concreto, la versión china de El club de la lucha se ha presentado con un final diferente. Si recordamos, en el original veíamos al personaje de Edward Norton matar a Tyler Durden, su alter ego interpretado por Brad Pitt. Acto seguido, éramos testigos de cómo Norton ejecutaba su plan contra la sociedad moderna mediante esa mítica secuencia en la que hace estallar toda una ciudad entera junto a Darla, el personaje de Helena Bonham Carter. Sin embargo, toda esta secuencia ha sido eliminada, y en su lugar, los espectadores chinos se han encontrado con varios rótulos con una explicación muy contraria al carácter anarquista que Fincher trató de plasmar en su obra.

En concreto, estas son las palabras que se pueden leer al final de la película. “A través de la pista proporcionada por Tyler, la policía descubrió rápidamente todo el plan y arrestó a todos los criminales, evitando con éxito que la bomba explotara. Después del juicio, Tyler fue enviado a un manicomio para recibir tratamiento psicológico. Fue dado de alta del hospital en 2012”, es decir, una explicación que tira por la borda todo el mensaje antisistema de El club de la lucha para adaptarse a las directrices del gobierno de China.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Según recogen medios como Vice, fuentes cercanas a plataformas de streaming chinas como Tencent, donde ha sido publicada esta versión de la película, cuentan que esta edición viene por parte del propietario de los derechos de autor, quien se decantó por hacer los cambios para poder pasar el corte de las autoridades del país. “La película fue editada por el propietario de los derechos de autor y luego aprobada por el gobierno antes de venderla a sitios de streaming para su distribución. El editor chino de la película, Pacific Audio & Video Co., es una filial de Guangdong TV, de propiedad estatal”, señala.

Publicaciones como The Guardian también se hacen eco del descontento de los espectadores chinos, recogiendo varias opiniones publicadas en redes sociales del país o reseñas de las propias plataformas de streaming. Lo tachan de “escandaloso” y de un “sinsentido”, llegando incluso a bromear con cómo lucirían otras míticas películas bajo un enfoque similar al de esta censura. “Probablemente los Ocean's 11 habrían sido arrestados y toda la familia de El Padrino terminaría en la cárcel”. No obstante, no es la primera vez que El club de la lucha se exhibe dentro de las fronteras chinas. Ya se había proyectado anteriormente en el Festival Internacional de Cine de Shanghái, aunque se desconoce si en ese momento se exhibió con los cambios con los que ha llegado a las plataformas.

Lo cierto es que en China es una práctica bastante común. No necesariamente se llega a modificar al completo el enfoque o significado de una película, pero el público del país asiático está acostumbrado a ver películas con escenas cortadas o versiones alternativas que se adapten a las exigencias del gobierno. Por ejemplo, cintas como Bohemian Rhapsody eliminaron toda mención a la sexualidad de Freddie Mercury, otras como Iron Man 3 incluso añadieron metraje inédito para adaptarse a la cultura y costumbres chinas, Christopher Robin de Disney fue prohibida por las comparaciones que se han hecho del presidente chino Xi Jinpin con Winnie the Pooh y otras como Avatar incluso fueron retiradas de los cines por temor a que la historia de los Na’vi pudiera a incitar a la revolución. Una realidad que en pleno 2022 impacta, sobre todo con casos como esta completa reformulación de El club de la lucha.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.