El Colegio de Abogados de la Ciudad rechazó la convocatoria a la marcha contra la Corte

·5  min de lectura
Las dos principales figuras que convocaron a la marcha para el 1° de febrero para que la Corte renuncie:  el juez Juan Ramos Padilla y el dirigente piquetero, Luis D´Elía.
Santiago Hafford

La polémica que desató por el llamado a marchar en contra de la Corte Suprema de Justicia por parte de sectores del kirchnerismo se sumó esta tarde un nuevo rechazo. El Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires calificó a la protesta como un “artilugio demagógico”.

Mediante un comunicado divulgado a través de Twitter, la institución convocó “a la reflexión ciudadana ante un inminente atropello a los poderes constituidos” y advirtió que quienes se reúnan “atribuyéndose los derechos del pueblo y peticionen a nombre de éste” incurrirán en el “delito de sedición”.

El juez de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda sufrió una descompensación cardíaca

Además, pusieron de manifiesto la “inusitada gravedad institucional” que implica que funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional adhieran a la convocatoria y pidieron alertar a la sociedad “en pos del sostenimiento de las instituciones republicanas”.

Por último, el Colegio de Abogados porteño adhirió a la contramarcha citada para el 3 de febrero frente al Palacio de Tribunales, “para defender la independencia judicial”.

La convocatoria

El primero en convocar a la manifestación en contra de la Corte fue el dirigente piquetero, Luis D’Elía. En diálogo con LA NACION dijo que le gustaría “que la Corte el primero a la noche renuncie”, y agregó: “Que renuncie y se vayan, y puedan desatar la institucionalidad democrática en la República Argentina en un debate que nos permita ver cómo la reemplazamos”.

Otra de las caras visibles de la convocatoria es el juez Juan María Ramos Padilla, que calificó de “mafia” a los integrantes de la Corte e invitó al presidente Alberto Fernández a sumarse a la movilización.

“Yo quisiera ver a Alberto al frente de esta marcha o en cadena nacional. Tiene que actuar, no comentar. Decirle a todos los argentinos que la mafia se ha apropiado del Poder Judicial”, dijo Ramos Padilla en una entrevista al diario Tiempo Argentino.

En tanto, el gobierno nacional dio su aval a la marcha que se realizará el 1°de febrero, a través de una de las últimas críticas que realizó el presidente Alberto Fernández al máximo tribunal, cuando se le consultó por la convocatoria y dijo, en declaraciones radiales, que “con la Corte Suprema hay un problema de funcionamiento muy serio”. El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, también se expresó sobre el tema y dijo que se llegó a un “hartazgo” y que “el pueblo tiene que hacerse sentir”.

Rechazos opositores

Dirigentes de Juntos por el Cambio salieron a manifestar su repudio no solo a la convocatoria sino, principalmente, al aval que recibió por parte del Poder Ejecutivo. “Una marcha impulsada por las máximas autoridades del Ministerio de Justicia contra la Corte Suprema solo puede ser ‘algo bueno’ en las afiebradas mentes del kirchnerismo. ¡Les resulta totalmente inaceptable la división de poderes y la Justicia independiente!”, escribió a través de su cuenta de Twitter Mario Negri, diputado nacional por la UCR (Córdoba) y jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja.

En la misma línea, la presidenta del Pro, Patricia Bullrich tuiteó: “Estas declaraciones no hacen más que ratificar lo que venimos diciendo: el verdadero plan del Gobierno es colonizar la Justicia para destruir la división de poderes de la República y garantizar la impunidad del kirchnerismo. Seguiremos luchando por una Justicia independiente”.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, también hizo público su rechazo a la marcha contra la Corte. “Los poderes políticos deben ser los primeros en respetar la independencia de la justicia. En un sistema democrático no se puede descalificar ni presionar tribunales porque no nos gustan sus fallos, menos cuando ese tribunal es la Corte Suprema, órgano máximo del Poder Judicial”, escribió el titular de la UCR.

“Siempre Cristina Kirchner intentando dominar el sistema. Si estamos atentos les va a seguir saliendo mal”, escribió el diputado de la Coalición Cívica, Juan Manuel López. Y agregó: “Hablando de ‘generalidades’ hace lobby por su vice. Patética e inconstitucional la presión a la Corte por parte del Presidente de la Nación”.

También l exdiputado Luis Petri se sumó al rechazo opositor y escribió en su cuenta de Twitter: “No es un Viceministro, es el Gobierno quien apoya la marcha contra la Corte, para su destitución o renuncia. Un Golpe a uno de los poderes del estado, el más independiente y el más acosado por Gobierno. Van por la República. Van por su Impunidad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.