Enjuagarte la boca después de hacer ejercicio podría alterar tu presión arterial

·7  min de lectura

Para algunos enjuagarse la boca con un colutorio es sinónimo de limpieza e higiene bucal. Pero usarlo en exceso, o después de entrenar, puede traer más problemas que beneficios

Publicado en la revista <a href="https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0891584919307610?via%3Dihub#!" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Free Radical Biology and Medicine" class="link "><em>Free Radical Biology and Medicine</em></a><em>,</em> la investigación sugiere que el simple acto de usar un colutorio después del ejercicio puede reducir una de las grandes ventajas del ejercicio: reducir la <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/cinco-claves-para-mantener-una-presion-arterial-correcta-102623935.html" data-ylk="slk:presión arterial.;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link  yahoo-link">presión arterial.</a> (Foto: Getty)
Publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine, la investigación sugiere que el simple acto de usar un colutorio después del ejercicio puede reducir una de las grandes ventajas del ejercicio: reducir la presión arterial. (Foto: Getty)

Usar colutorios bucales tras la práctica deportiva puede ser perjudicial para la salud. Así concluye un estudio llevado a cabo por científicos de Reino Unido y España que le otorga algunas patologías no del todo saludables a estos antibacterianos.

No es la primera vez que se cuestiona el uso de los colutorios que de hecho, según apuntan desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), “deben usarse cuando los recomienda el dentista y durante un periodo de tiempo limitado".

Y es que los colutorios son una parte “complementaria”, pero “no esencial” de la higiene bucodental, tal y como explica Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas: “Efectivamente, tienen muchos beneficios, pero deben ser utilizados con un consejo profesional, ya que son específicos para cada situación clínica (infecciones, sensibilidad dentinaria, halitosis, gingivitis, etc.)”.

Por ejemplo, “para pacientes con riesgo de caries, se emplea un colutorio con flúor tres semanas", señala el doctor Bruno Baracco, vocal del COEM.

Tampoco es la primera vez que se habla sobre la relación existente entre la salud bucodental y el rendimiento deportivo. De hecho, pasa como con el huevo y la gallina: no se sabe que viene antes, si los problemas bucales o las lesiones. Sin embargo, esta asociación entre los enjuages bucales y los beneficios del deporte sí es nueva.

Llevada a cabo por un equipo internacional de científicos dirigido por el doctor Raul Bescos, profesor de Dietética y Fisiología de la Universidad de Plymouth, y en colaboración con el Centro de Regulación Genómica de Barcelona (Laboratorio de Gabaldon), la investigación prueba cómo el efecto reductor de la presión arterial del ejercicio se reduce significativamente cuando las personas se enjuagan la boca con un líquido antibacteriano, en lugar de con agua, lo que demuestra la importancia de las bacterias orales en la salud cardiovascular.

Los dentistas alertan del mal uso de los colutorios bucales que pueden teñir los dientes o afectar a nuestro bienestar general. Especialmente preocupante es el caso de los que llevan alcohol, totalmente contraindicados en pacientes que padecen cáncer oral. (Foto: Getty)
Los dentistas alertan del mal uso de los colutorios bucales que pueden teñir los dientes o afectar a nuestro bienestar general. Especialmente preocupante es el caso de los que llevan alcohol, totalmente contraindicados en pacientes que padecen cáncer oral. (Foto: Getty)

Según publica la revista Free Radical Biology and Medicine, esto obedecería a la reacción que se produce entre las bacterias y el nitrito.

Los vasos sanguíneos se 'abren' durante el ejercicio, ya que la producción de óxido nítrico aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos, efecto conocido como vasodilatación, y con ello el aumento de la circulación del flujo sanguíneo a los músculos activos.

Lo que aún no se sabe es cómo aparece la 'hipotensión post-ejercicio', o la disminución de la presión arterial la circulación sanguínea en respuesta a la hipertensión que aparece después del ejercicio. El experto explica que “esta reacción se podría interrumpir si se usa enjuague bucal después del ejercicio”.

Cómo se hizo el estudio

El estudio se realizó con 23 adultos sanos que corrieron 30 minutos en cinta durante en dos momentos diferentes y separados en el tiempo.

Después del ejercicio fueron monitoreados durante 2 horas, a los 30, 60 y 90 minutos de acabar. Y se les pidió que se enjuagaran la boca con diferentes líquidos: Un enjuague bucal antibacteriano (clorhexidina al 0.2%) o un placebo de agua con sabor a menta. Pero ni los investigadores ni los participantes sabían con qué líquido se enjuagaban. Y tampoco se permitieron alimentos ni bebidas, excepto agua.

Luego se midió su presión arterial, y se tomaron muestras de saliva y sangre antes del ejercicio y 120 minutos después.

Cúal es la conclusión final

Según los resultados cuando los participantes se enjuagaron con el placebo, la reducción promedio de la presión arterial sistólica fue de -5.2 mmHg a la hora después del ejercicio. Sin embargo, cuando se enjuagaron con el colutorio antibacteriano, la presión arterial sistólica promedio fue de -2.0 mmHg en el mismo punto de tiempo.

Es decir que, según la evidencia científica, el grupo que tomó el enjuague bucal vio reducida su presión arterial sistólica en más del 60 por ciento durante la primera hora de recuperación y despareció totalmente a las dos horas después del ejercicio.

“Estos hallazgos muestran que la síntesis de nitrito por las bacterias orales es muy importante para iniciar la forma en que nuestros cuerpos reaccionan al ejercicio durante el primer período de recuperación, promoviendo una presión arterial más baja y una mayor oxigenación muscular", apunta Craig Cutler, coautor de este estudio.

El siguiente paso será investigar con más detalle el efecto del ejercicio sobre la actividad de las bacterias orales y la composición de las bacterias orales en individuos con alto riesgo cardiovascular. “La investigación a largo plazo en esta área puede mejorar nuestro conocimiento para tratar la hipertensión. o presión arterial alta, de manera más eficiente".

Y qué deberías hacer con tu colutorio

A la vista de estos resultados, la Fundación Dental Española recuerda la importancia de llevar a cabo una buena higiene bucodental para tener una buena salud. Para ello, insisten en la necesidad de realizar un correcto cepillado utilizando un dentífrico con flúor después de cada comida, dedicando especial cuidado a la limpieza realizada antes de acostarse, utilizando diariamente hilo dental y colutorios, cambiar de cepillo cada tres meses, así como tener una alimentación saludable.

El más adecuado

Los especialistas aconsejan mirar bien la composición de los colutorios y escoger uno con flúor, de color claro y que no contenga alcohol. Los hay que en su fórmula llevan clorhexidina, un antiséptico que se usa con frecuencia en el ámbito de la odontología, y que si se emplea de forma prolongada puede provocar tinciones dentales.

Además, explica el dr. Baracco: "Está confirmado que el alcohol es un potente irritante de las mucosas y su ingesta aumenta el riesgo de cáncer oral. Por ello, los dentistas desaconsejamos su uso".

Para prevenir lesiones...

Por otro lado, la Fundación incide sobre la especial importancia de los cuidados bucodentales por parte de los deportistas para prevenir lesiones ya que las infecciones e inflamaciones de origen bucodental pueden afectar al sistema circulatorio dando lugar a procesos inflamatorios en los músculos y articulaciones perjudicando su correcto funcionamiento, provocando pérdida de tono fibrilar y sensación de fatiga en el deportista.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que estas infecciones e inflamaciones también podrían afectar al sistema respiratorio. Y en el caso de periodos de máximo esfuerzo o programas de alto rendimiento físico, este tipo de afecciones pueden verse acentuados por el mayor desgaste del sistema músculo-esquelético.

Por este motivo, someterse a revisiones bucodentales preventivas al menos dos veces al año, una al principio de la temporada deportiva y otra a la mitad es muy importante ya que permitirá detectar precozmente y tratar las enfermedades bucodentales como la caries o las enfermedades de las encías, ayudando al deportista en su entrenamiento y evitando la aparición de lesiones deportivas. Asimismo, cepillarse los dientes tres veces al día, el uso diario de hilo dental y de colutorios, son algunos de los hábitos higiénicos que ayudan a mantener una buena salud dental.

Más historias que pueden interesarte:

La causa inesperada de esos constantes calambres en los gemelos

Controlar la placa dental podría ayudarte a prevenir un infarto

Los peligros del arte dental que luce Rosalía

Las consecuencias de tener unas encías enfermas (en distintas partes del cuerpo)

¿Dónde se manifiestan los primeros indicios de muchas enfermedades?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.