La comedia apocalíptica de apenas 90 minutos que enseguida se ubicó entre las películas más vistas de Netflix

La cena de Navidad se convierte en una despedida macabra en las puertas del fin del mundo
La cena de Navidad se convierte en una despedida macabra en las puertas del fin del mundo

La última noche es una película británica que actualmente se encuentra entre las más vistas en Netflix y que esconde una fórmula tan original como jugada. Es que el filme, protagonizado por Keira Knightley, es una aceitada mezcla de géneros a priori tan disímiles como el de la comedia y el de los relatos apocalípticos.

Básicamente, se trata de un grupo de personas que se juntan a celebrar la Navidad en una casona de campo y tratan de pasarlo lo mejor posible mientras la humanidad está llegando a su fin.

De Terrifier 2 a Holocausto Caníbal: las 5 películas de terror más impactantes para ver (o evitar) este Halloween

La película, cuyo título original es Silent Night, está escrita y dirigida por la inglesa Camille Griffin y en sus 90 minutos de duración camina, por un lado, por los senderos de la comedia coral, con una serie de personajes muy particulares y matices de humor negrísimo con el inconfundible toque británico.

Pero también en la historia asoma, entre medio de la elegante cena navideña, un oscuro clima de catástrofe, del que los protagonistas tratan, sin éxito, de abstraerse.

Keira Knightley y Matthew Goode forman parte de un matrimonio que, junto a sus tres hijos, son quienes deciden invitar a una serie de amigos a pasar la Nochebuena en su casa en medio del campo.

Un turista mostró lo que pagó en un restaurante de Buenos Aires e hizo una dura crítica: “Mi mensaje seguro tocó un nervio”

Eso, a pesar de que está próxima la amenaza de una inmensa nube tóxica que probablemente termine con la vida humana sobre la Tierra. Tan devastadora es la posibilidad de extinción que el gobierno del Reino Unido repartió a sus ciudadanos una pastilla suicida para evitar los sufrimientos del final.

Pero, como dice el resumen oficial de La última noche, los integrantes de la reunión navideña “abren otra botella de Prosecco y continúan con sus festejos”. El contraste entre las situaciones cómicas y el advenimiento del final del mundo generan un contacto inmediato entre este filme y No miren arriba.

La última noche (2021).
La última noche (2021).

Aunque en el caso de la cinta británica el ambiente es más íntimo y no hay un reflejo de la situación en los medios de comunicación ni en el mundo científico como sí sucede en la historia protagonizada por Leo Di Caprio.

El elenco de esta película, que actualmente es la tercera más vista en Netflix de la Argentina, se completa con un conjunto de actores exquisitos como Annabelle Wallis , Sope Dirisu, Lily-Rose Depp y Kirby Howell-Baptiste.

Susto en América: una nutricionista se desmayó en vivo en el noticiero

Y se destaca también, como uno de los hijos de la pareja protagonista, Roman Griffin Davis, aquel niño alemán de la recordada Jojo Rabbit. El pequeño es, en la ficción, quien cuestiona algunas de las decisiones de los adultos. Y además, en la vida real, él es el hijo de la guionista y directora del filme.

Roman Griffin Davis, protagonista de La última noche, es conocido mundialmente por su papel en Jojo Rabbit
Roman Griffin Davis, protagonista de La última noche, es conocido mundialmente por su papel en Jojo Rabbit - Créditos: @Captura Trailer La última noche

Netflix acostumbra utilizar términos muy precisos para definir a sus películas, y para La última noche, la plataforma de streaming escogió las expresiones “siniestro”, “comedia negra” y “fin del mundo”. Un combo que resulta ser, en principio, muy tentador para quienes quieran pasar un rato entretenido, con grandes actuaciones y una historia que puede provocar tanto la risa como la angustia. Y un final que lleva consigo alguna que otra sorpresa.