Omar Sánchez probó que está dispuesto a irse de la lengua sobre los Pantoja

·4  min de lectura

El debut televisivo de Omar Sánchez en Supervivientes 2021 no ha dejado indiferente a nadie. Si bien en el arranque del concurso llamó la atención el destape inesperado del novio de Anabel Pantoja, lo que ahora no pasa inadvertido es que se explaye sobre el mediático clan. Durante estas semanas su paso por el programa de supervivencia de Telecinco ha dado unos cuantos giros, pero lo más curioso es que es su último comentario delante de las cámaras el que ha podido mostrar la posible estrategia final del canario. Es decir, el rumbo que podría seguir el joven cuando se va aproximando el desenlace de la competición televisiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando se anunció el fichaje de Omar Sánchez para Supervivientes 2021 todos los seguidores del reality se frotaron las manos pensando que el novio de Anabel Pantoja revelaría en Honduras los secretos más oscuros sobre la mediática familia de su pareja. Pero nada más lejos de la realidad. Ya en el vídeo de presentación el joven subrayó que participaba en esta experiencia televisada porque quería que la audiencia le conociera realmente por cómo es sin la coletilla de turno. Así, el profesor de windsurf ha intentado tener tirón por sus propias hazañas, sin embargo, la final cada vez está más cerca y un comentario en la isla evidencia su posible cambio de estrategia.

Antes de su incursión en Supervivientes 2021 Omar se mantuvo, en la medida de lo posible, fuera de los focos. Aunque el joven podría haberse paseado por el Deluxe después de todo lo que le ha mencionado en televisión Anabel Pantoja, especialmente a raíz de los problemas profesionales que le ha acarreado a su novia la disputa pública entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, lo cierto es que prefirió hacer mutis por el foro. No obstante, de algún modo, ahora quiere explotar al máximo su puesta en escena para atraer el interés de la audiencia.

Así se ha percibido en la última entrega emitida de Supervivientes: Conexión Honduras puesto que Omar Sánchez se ha pronunciado sobre la guerra abierta entre los Pantoja. Un comentario que, casualmente, llega en un momento de máxima tendencia del clan tras la visita de Kiko Rivera y Anabel Pantoja el pasado día 11 de junio a Viernes Deluxe.

Que Omar Sánchez se haya explayado sobre el clan ha venido a colación de que Olga Moreno le haya preguntado tanto a él como a Alejandro Albalá cómo habían conocido a la tonadillera. Aunque el canario podría haberse hecho el longui, la realidad es que no ha dudado en compartir confidencias con los supervivientes en mitad de una comida en Playa Uva.

"La primera vez fui a Cantora a los tres o cuatro meses de estar con Anabel. Me daba respeto y a la vez nervios. Para mí, una persona normal y corriente como todo el mundo. Cuando la conocí me trató súper bien, como uno más de la familia. Nunca me ha faltado de nada. Cuando voy a comer a la mesa soy el primero que me dice: siéntate para darte la comida que quieres”, ha dicho Omar Sánchez a la par que ha añadido que la finca “impresiona. Su casa como es, la cabeza de los toros”.

Cabe destacar que la experiencia de Alejandro Albalá es totalmente distinta. El superviviente ha compartido con sus compañeros que conoció a la cantante de coplas cuando fue a recoger a la finca a su hermana, examiga de Isa Pantoja. En este contexto Omar Sánchez ha querido resaltar que la tonadillera es una persona muy maternal: “Al mediodía, por ejemplo, se ve una peli. Se ve lo que quieras y estamos en el sofá todos". Sin embargo, el exyerno de Isabel Pantoja ha apuntado que la casa “parecía una Iglesia de clausura”.

Después de que Omar Sánchez haya comentado que Irene Rosales “es un amor de niña”, se ha explayado comentando quién vive en Cantora: “la abuela de Anabel, el tío y la tía”. Asimismo ha revelado que “ahora ha cambiado, el plan es más familiar. No entra ni sale todo el mundo.

Ahora bien, el comentario que verdaderamente deja en evidencia el cambio de estrategia de Omar Sánchez se ha producido cuando ha hablado del conflicto entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Si bien el concursante ha resultado un tanto ambiguo con sus respuestas, lo cierto es que no ha tenido reparos en hablar sobre el rifirrafe familiar que tuvo su punto álgido tras la emisión del programa Cantora: la herencia envenenada. “Puede tener parte de razón por una parte, por parte de Isabel, y por Kiko también. Independientemente, los dos son muy buenas personas”. Asimismo ha opinado que “una madre y un hijo ponerse así es muy triste”.

Del mismo modo, Omar Sánchez ha querido echar un capote a su novia asegurando que “ahora pueden entender a Anabel su situación hasta el tope que llegó de decir no puedo más. Porque ella es muy familiar y no se puede posicionar ni a un lado ni al otro porque quiere a los dos muchísimo. Y ha rematado: “te aseguro que no se va a posicionar en su vida".

En definitiva, todo apunta a que Omar Sánchez está dispuesto a dar contenido más jugoso si con ello consigue atrapar a los espectadores.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.