Cómo elegir el mejor regalo, según investigadores

¿Sabes cómo elegir el mejor regalo para cada persona? Si tu respuesta inmediata fue que sí, lo mejor será que revises lo que la ciencia recomienda a la hora de dar un regalo, porque podrías descubrir que no eres tan bueno en ello.

Si tu respuesta fue que no, entonces estos consejos seguramente te ayudarán a salir del paso, sobre todo de los intercambios de regalos en los que tienes que darle algo a alguien que apenas conoces.

Solemos regalar pensando más en nosotros, no en el destinatario. Foto: flyparade/Getty Images.
Solemos regalar pensando más en nosotros, no en el destinatario. Foto: flyparade/Getty Images.

Eleanor Williams, profesora de la escuela de Negocios Kelley, de la Universidad de Indiana, junto con dos colegas, publicó un documento en el que explica por qué solemos ser malos al dar regalos, y brinda una serie de consejos para hacerlo mejor, basándose en los resultados de estudios previos.

“El error más grande que cometen las personas es que piensan en regalar desde el punto de vista del que da, y no desde el punto de vista del que recibe”, escribió, agregando que esto no lleva a descuidar cosas importantes, incluyendo las preferencias del destinatario.

“Obviamente el destinatario es importante, pero es mucho más difícil pensar en ellos que pensar en uno mismo, y creo que de eso provienen muchos errores”, agregó.

Conoce algunas de las recomendaciones, avaladas por estudios, para dar un buen regalo.

1. Que sea divertido, no lo hace un buen regalo

Cuando damos un regalo solemos dar más importancia a la reacción inmediata de la persona cuando lo abre, y no en qué pasará con el regalo una vez abierto, según los investigadores. Sin embargo, la emoción del momento no garantiza que sea un buen regalo. Lo mismo ocurre con objetos de moda o altamente deseados.

Recomiendan que, si no sabes qué regalar, lo mejor es ser precavido y no regalar algo muy emocionante, pero sí algo más práctico que seguramente será utilizado.

2. Piensa a largo plazo

Esto va muy de la mano con el punto anterior, y es que los investigadores aseguran que quien recibe el regalo, suele pensar de inmediato en qué hará con él una vez abierto. Además, regalar algo que sea útil a largo plazo le agrega valor al objeto, incluso si la emoción inicial de recibirlo no es tan evidente.

“Intercambiamos regalos con las personas que queremos como un esfuerzo por hacerlos felices y fortalecer nuestra relación con ellos. Al considerar el valor de un regalo a largo plazo, en lugar de cuán grande será la sonrisa de quien lo reciba cuando lo abra, podremos alcanzar estas metas y proveer así de regalos útiles”, comentó Jeff Galack, profesro de marketing en la Escuela de Negocios Tepper, de la Universidad Carnegie Melon y coautor del estudio.

3. Apégate a la lista de regalos, o sugerencias

Si en tu intercambio de regalos hay una lista de sugerencias, lo mejor es que te apegues a lo que hay en ella, conozcas o no a la persona. Es mejor regalar algo que la persona sí pidió a intentar sorprenderlos.

4. Los regalos no tienen que ser tangibles

Los investigadores sugieren que deberíamos considerar regalar experiencias, ya sean viajes, boletos para un evento, masajes o cenas. Aseguran que no solemos considerarlos porque creemos que al no disfrutarse de inmediato podrían no ser un buen regalo. Además, Williams agregó que regalar experiencias crea un vínculo emocional más fuerte entre quien da y quien recibe.

5. ¡Olvídate de la caridad!

Un certificado que avale que el equivalente de tu regalo fue entregado como caridad o donación a alguna institución es una mala idea. No porque esté mal ayudar a otros, sino porque hacerlo a nombre de alguien más y darlo como regalo, hace que quien lo “recibe” realmente no le vea un valor, porque no existe un vínculo con él. ¡Evítalo!

6. ¿Y las tarjetas de regalo?

Son una opción popular, y a menudo útiles si no conocemos muy bien a la persona a la que le daremos el regalo. Sin embargo, los investigadores aseguran que dar una tarjeta de regalo para su tienda favorita podría no ser la mejor opción, y recomiendan mejor dar una tarjeta de regalo más amplia, quizá una tarjeta de débito de regalo, que pueda usarse en más establecimientos. Así la persona tendrá más opciones de lugares para comprar algo que realmente quiera o necesite.

7. No te enfoques en el precio (ni en el esfuerzo)

De acuerdo con estudios previos, los investigadores concluyen que el precio de un regalo no hará que quien lo recibe lo aprecie más, o menos. Además, si te sueles esforzar mucho en elegir el regalo perfecto, puede que quien lo reciba no lo note, así que no te desilusiones.

Para concluir…

Los investigadores no tienen claro por qué solemos cometer estos errores al dar regalos. Sin embargo, sugieren que los fallos suelen deberse a cuestiones egoístas, ya que quien da el regalo suele priorizar el momento de dar el regalo, porque es cuando estará presente, y no en qué pasará con él después.

Sin embargo, si con todos estos consejos a la mano no consigues dar el regalo perfecto, no te desesperes y es que según Williams la psicología social ha demostrado que solemos ser malos para predecir qué es lo que otra persona quiere, incluso cuando tenemos una relación cercana con ellos.

¿Listo para los regalos de este 2016?

@travesabarros

También te puede interesar:

Para ser feliz es mejor tener buenas relaciones personales que más dinero

Programar tus actividades de ocio haría que las disfrutes menos


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.