Cómo hacer actividad física en invierno

Texto: Irina Kenigsberg

Comienza el calor y todos salimos corriendo a hacer actividad física, intentando llegar en forma al verano. ¡No permitas que eso te suceda este año! En cambio, ponte como objetivo hacer ejercicio de forma sostenida en el tiempo. Para lograrlo, checa ventajas y tips para ejercitarte en pleno invierno.

Hacer ejercicio físico durante el invierno podría mejorar tu estado de ánimo. – Foto: Michael DeYoung/Getty Images

Ventajas del frío

Hacer ejercicio durante los meses de temperatura baja puede tener importantes beneficios. Checa algunos de ellos.

– Adiós al calor y la humedad. ¡Es un placer ejercitarse sin esos elementos! El frío del invierno inclusive puede revigorizarte, se indica en el sitio de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), que comparte las siguientes ventajas.

– Por más tiempo. Las condiciones climáticas podrían ayudarte a lograr sesiones de ejercicio más largas. Es decir ¡podrías quemar más calorías!

– Bajo el sol. Exponerte a la luz solar en invierno podría mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a obtener vitamina D.

– Más seguro para tu cuerpo. El frío sería mucho mejor que el calor para realizar ciertas actividades físicas, como por ejemplo salir a correr, dice el fisiólogo del ejercicio Tom Holland, en diálogo con la revista Shape. “Cuanto más frío sea el clima, menor será el efecto negativo del calor en el cuerpo”, indica el experto.

¡Ten cuidado!

Así como tiene ventajas, la actividad física realizada en invierno también exige precaución. Descubre algunos tips para tener en cuenta antes de salir de tu hogar.

– Usa capas de ropa. Ayudan a atrapar el calor y te protegen de la lluvia, nieve, y otros elementos, se indica en AHA. La primera capa no debería ser de algodón, ya que una vez mojado atrapa la humedad y nos hace sentir más frío. En cambio, elige una tela que quite la humedad de tu piel, como las que tienen las prendas especiales que se consiguen en tiendas deportivas.

– Protege tu cabeza, manos, pies y orejas. Cuando hace frío, el flujo sanguíneo se concentra en el centro del cuerpo, por lo que la cabeza, manos y pies se vuelven más vulnerables, se advierte desde la Clínica Mayo. Usa guantes, medias térmicas, gorro, bufanda y toda la protección adicional que necesites.

– No olvides el protector solar. ¡Es necesario usarlo aunque haga frío! Además, colócate protector labial con filtro solar.

– Conoce las señales. La hipotermia, que puede ser letal, tiene lugar cuando la temperatura del cuerpo está por debajo de los 35ºC (95ºF), se informa desde AHA. Algunos de los síntomas que pueden ayudarte a reconocerla son: falta de coordinación, confusión mental, reacciones lentas, dificultad para hablar, manos y pies fríos, temblores, somnolencia. Ante su presencia, llama a una ambulancia.

– Mantente hidratado. Aunque no tengas sed, no olvides beber agua al hacer ejercicio.

Ante cualquier duda y antes de realizar cambios en tu rutina, consulta a un médico de confianza.

Y tú, ¿qué tipo de actividad física prefieres realizar en los meses más frio?

También te puede interesar:
Las mujeres, más atléticas que los hombres
Ejercitarse, ¿reduce el riesgo de cáncer de mama?