El coqueteo de Samanta Villar con el periodismo de corazón

Cine 54
·5  min de lectura

Samanta Villar arrancó su carrera de periodista en 1998 como presentadora de los informativos de Viladecans TV. Con el paso de los años se hizo un hueco en Mediaset siendo uno de los rostros más populares gracias a su periodismo comprometido de docu-reality en formatos como 21 días, Conexión Samanta, 9 meses con Samanta (donde compartió con la audiencia el proceso del embarazo de sus mellizos por donación de óvulos), Samanta y… así como, más recientemente, La vida con Samanta

Pero, de un tiempo a esta parte, la carrera televisiva de esta catalana de 45 años ha dado un vuelto ya que la hemos visto como colaboradora de la docuserie protagonizada por Rocío Carrasco y, además, acaba de intervenir en Sálvame para narrar el duro rodaje que vivió por culpa de Miguel Bosé.

©Mediaset
©Mediaset

Si hay una periodista conocida por sus programas de inmersión y su mirada sin prejuicios esa es Samanta Villar. Desde que desembarcó en Cuatro allá por 2008, después de trabajar como reportera de España directo, los espectadores han valorado siempre su trabajo mostrando la realidad sin tapujos y desde la más absoluta naturalidad. En la actualidad la también escritora se sigue manteniendo muy cómoda frente a las cámaras aunque si hay algo que llama la atención es su coqueteo con el periodismo de corazón donde parece que ha encontrado un filón para seguir trabajando en televisión.

Hace un par de semanas, la comunicadora catalana reapareció en Telecinco tras la tibia acogida que tuvo Samanta y la vida de..., su último programa en Cuatro. Y lo más curioso es que retornó a la pequeña pantalla como colaboradora del documental Rocío. Contar la verdad para seguir viva. Su puesta en escena en el debate, de hecho, no pasó desapercibida ya que durante su intervención puso en jaque a toda la prensa del corazón con dos reflexiones sobre Rocío Carrasco.

De esta manera, la periodista insistió en la culpa que han tenido algunos medios de comunicación por trasladar la versión de una sola parte (durante décadas la de Antonio David Flores): “El trabajo de un periodista no es creerse a nadie y mucho menos juzgar a nadie. Dejas de juzgar y ya está. Tú lo que tienes que hacer es relatar hechos. Y los hechos hay que contrastarlos y hay que buscar la documentación. Y la documentación existía porque Rocío Carrasco la está mostrando. Tú puedes creer personalmente lo que quieras pero, como periodista, no tienes que creer o dejar de creer, tienes que relatar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Tras su sonada aparición en el programa que ha revolucionado la parrilla de Telecinco, Samanta Villar ha querido seguir explotando a su manera esta faceta de comentarista en la cadena. Es por esto que no ha tenido reparos en conectar con Sálvame para hablar de Miguel Bosé, otro personaje de máxima actualidad tras la entrevista con Jordi Évole en laSexta que ha levantado ampollas porque deja clara su postura negacionista frente al coronavirus.

Así, Samanta Villar ha explicado con pelos y señales durante la conexión en directo con Sálvame desde Valencia el rodaje más duro que ha vivido por culpa de Miguel Bosé. Y es que en el año 2011 la periodista entrevistó al artista y, desde entonces, no guarda muy buen recuerdo de él básicamente porque no trató del todo bien a su equipo durante los días que convivieron juntos para grabar una entrega de Conexión Samanta.

El objetivo de la presentadora era grabar durante varios días al cantante para que se viera reflejada su rutina, pero su sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que Miguel Bosé no estaba a gusto y que no le hacía ninguna gracia hacer ese reportaje.

Una de las imágenes que más ha llamado la atención de Paz Padilla ha sido cuando la periodista enseñaba a Miguel Bosé imágenes de su familia y éste se negaba a continuar porque no le gusta hablar de su vida. “Estaba preparada la secuencia. Él nos pidió rodar en un sitio determinado, se aceptó, se pactó con él la secuencia que haríamos, se pusieron todas las fotografías encima de la mesa, estaba habladísima. Lo que pasa es que él se llegó a emocionar en esa escena y no le apetecía transitar emociones y se levantó varias veces”, ha recordado la presentadora. “Ya no hemos vuelto a tener más contacto desde entonces”, ha añadido después de insistir en que ella siempre acaba bien con todos los entrevistados.

Seguidamente ha opinado sobre el peligro que suponen las recientes declaraciones negacionistas del cantante: “Es un carácter muy fuerte, no es fácil de tratar pero no hablaría de esto si no fuera porque creo que en esta entrevista que él ha dado con Jordi Évole se está convirtiendo en un referente para todo el sector negacionista y eso es muy peligroso”. Asimismo Samanta Villar ha agregado que “peca de delirios de grandeza Miguel Bosé. Creo que está ofuscado por un convencimiento máximo en un supuesto conocimiento que él tiene y que los demás no tenemos. Esto está escrito en la literatura científica como delirios de grandeza. Entonces, no nos engañemos. No es verdad”.

En la misma línea, Samanta Villar ha valorado que él sabrá si su problema es el narcisismo o es la egolatría. Pero no hace ningún bien a nadie con esa seguridad en él mismo, esa ofuscación y esos delirios”.

Samanta Villar ha ido más allá y ha profundizado en el desagradable trato de Miguel Bosé a su equipo de producción: “Se alargó el rodaje durante muchos meses y siempre tuvimos que adaptarnos a su agenda”. Asimismo ha contado un instante de lo más desagradable que vivieron durante la grabación y que no se ve delante de las cámaras: “Hubo un momento en que le dijo a una persona del equipo: ¿tú que tienes, dos neuronas? Nos quedamos todos helados. Y al final tú tienes que hacer tu trabajo. Tiras millas y lo haces”.

En suma, Samanta Villar sigue explotando su vena periodística clara y directa pero esta vez acercándose al mundo de la prensa rosa para seguir compartiendo lo que piensa en cada momento.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset