¿Es correcto hablar de “hamburguesa vegana”? La Comisión Nacional de Alimentos se expedirá pronto

·5  min de lectura
Veganos en guerra
Fast Company

El año pasado y, luego de un encendido debate, el Parlamento Europeo determinó que sí: una hamburguesa vegana es una hamburguesa y puede llamarse como tal, pese a que el común de la gente interpreta que este alimento suele estar hecho de carne animal.

Una discusión similar se está dando en la Argentina: ayer cerró una consulta pública respecto de si los alimentos veganos pueden hacer referencia a otros de origen animal con identidad ya definida en el Código Alimentario Argentino. Por ejemplo, si se puede hablar de un “queso vegano”.

Coronavirus: cuándo se terminará la pandemia y se transformará en una enfermedad endémica, según los expertos

Por el momento, el Código Alimentario Argentino —un enorme y siempre cambiante reglamento que regula toda la normativa relacionada a alimentación— todavía no contempla a los productos “veganos” o “a base de plantas”. Aunque hay productos que ya lo hacen, en rigor, está prohibido hasta que se oficialice su uso. “El código alimentario es un esquema positivista: no se puede usar ninguna palabra que no esté ahí”, define un productor de alimentos veganos.

Qué se discute

La Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) lanzó el 10 de septiembre pasado una consulta pública sobre “el atributo vegano”, que se puede leer online y que estuvo abierto a comentarios de cualquier ciudadano hasta ayer. Es el proceder habitual del organismo cada vez que un actor público o privado solicita modificar algún punto del Código Alimentario. Algo que sucede constantemente.

El borrador de la CONAL sobre el “atributo vegano” suscitó encendidas críticas de los productores de este tipo de alimentos porque, entre otras cosas, prohíbe que estos productos hagan referencia a alimentos de origen animal con una identidad definida ya establecida en el Código. No se podría hablar, por ejemplo, de una salchicha vegetariana.

Pero quien pidió a la CONAL que se expida sobre cómo se debe utilizar el concepto “vegano” no es ni un representante de la industria de la carne ni de la láctea: se trata de Liaf Control, una empresa dedicada al rubro de certificación de alimentos, entre otros. Según explicaron desde allí a LA NACION, el único alimento que se puede certificar por ahora como vegano en el país es el segmento de vinos y espumantes. Por eso quieren que se revise esta situación, para poder extender la clasificación a todos los alimentos. “El rotulado de un alimento certificado es garantía para el consumidor”, explican desde allí.

Otro punto de críticas es la clasificación de “vegetariano” o “veggie”, que en principio se podría utilizar para denominar alimentos que contengan leche, huevos o miel. Hay quienes argumentan que este término puede generar confusión en los consumidores.

Proyecto y observaciones

Nicolás Locicero tiene una pequeña empresa de alfajores y galletitas veganas. En cuanto conoció la propuesta de clasificación de la CONAL envió preocupado una nota de observación. Y es que, según el texto base que se puede leer en la web, de aprobarse así no podrá declararse como “vegano” o “100% vegetal” ningún alimento que, pese a haber aplicado las buenas prácticas de manufactura, tenga posibilidad de haber sufrido contaminación accidental con “alérgenos de origen animal”.

“Nosotros tenemos que comprar materia prima en fábricas que tienen su línea vegetal y la elaboran en la misma máquina en la que hacen otros productos con leche. Y todavía no hay fábricas que hagan solo productos veganos. Por ejemplo, el chocolate semiamargo que utilizamos. La ley de rotulación nos obliga a declarar que puede tener trazas, porque pueden quedar micropartículas de lácteos. Pero no por eso nuestro producto deja de ser vegano”, explica.

Desde la Asociación de Productores a Base de Plantas, que nuclea a 80 empresas que no utilizan proteínas animales, consideran que este sería un error conceptual contraproducente y un riesgo significativo para empresas productoras y consumidores. “La posibilidad de trazas en los productos no debe tomarse como un condicionante para usar los términos nombrados dado que el consumo de alimentos “plant based” no está motivado por una condición médica, sino por una elección”, dice el comunicado que enviaron al respecto.

Francisco Piñero Pacheco, Presidente de la Asociación, utiliza la analogía de un restaurante para explicar lo extraño de exigir “cero trazas”: “La elección de comer a base de plantas tiene que ver con una posición ética y filosófica para algunos, con una decisión más de tipo del cuidado ambiental o por simples ganas. Pero el consumidor puede coincidir con las trazas, como cuando va a un restaurante y pide comida vegana que se despacha en la misma cocina. No podemos utilizar la regulación como si se tratara de un tema médico de alergias”, plantea.

Según dice, la normativa como está planteada ahora es “de cumplimiento imposible”, y afectaría al el 80% de los productores que utilizan materias primas que conviven en fábricas con otras de origen animal.

LA NACION quiso consultar a la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) y al Centro la Industria Lechera Argentina (CIL) respecto de su posición sobre el tema, pero no tuvo respuesta.

Respecto de la posibilidad de usar nombres de productos ya existentes en el mercado, Piñero Pacheco plantea mantener el consenso social que ya tienen determinados conceptos. “Creo que hay una evolución lógica, y la sociedad prefiere decir ‘queso’ a ‘alimento a base de pasta de’. Sobre todo cuando se trata de productos que tienen las mismas características, gusto, aroma y se consumen el mismo momento”.

Desde su punto de vista, cuando haya una salchicha plant based convendrá llamarla salchicha para que los niños la quieran probar.

La etapa de la consulta pública del término “vegano” terminó ayer y todos los comentarios que se volcaron allí serán tomados en cuenta por la CONAL antes de llegar a una resolución.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.