Estampas de una nueva forma de viajar: robots desinfectantes y azafatas con uniformes de protección total

Nuevos uniformes de azafatas de AirAsia durante la era Covid-19.

Ya lo dijeron desde la Organización Mundial de la Salud hace unas semanas: la vida tal y como la conocíamos antes de la pandemia no será la misma que después del Covid-19; y a medida que se relajan las restricciones, surgen indicios que confirman esta teoría. Uno de los primeros cambios perceptibles a nivel global es el relativo a los viajes en avión. Las aerolíneas pertenecen a uno de los sectores que más están sufriendo el azote de la crisis. El cierre de las fronteras entre países y la desconfianza de los viajeros a usar este método de transporte han golpeado duro a un colectivo que no solo está obligado a operar en cuanto se pueda para paliar las pérdidas millonarias, sino que necesita dar tranquilidad a sus usuarios

El riesgo a la bancarrota a la que han llegado aerolíneas como la colombiana, Avianca, o Virgin Australia, sigue latente después de que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo haya estimado que las pérdidas globales ascienden a alrededor de 314.000 millones de dólares desde que se produjo el brote. La recuperación es necesaria y varias compañías están tomando iniciativas con las que buscan ganarse la confianza de los viajeros.

Los tiempos han cambiado y la experiencia de volar, también. Una de las empresas más rápidas en adaptarse y la que medidas más severas está implementando es Qatar Airways. A partir de este lunes, los protocolos a los que se someterán los viajeros serán muy diferentes a los habituales. El aeropuerto principal del país, Hamad International Airport, contará con robots desinfectantes que emitirán una luz de esterilización ultravioleta, cuyo objetivo es destruir toda vida microbiana. Los pasajeros se someterán a esta novedosa técnica antes de subir al avión, estarán obligados a mantener la distancia de seguridad entre ellos y presenciarán una estampa desconocida en el personal y auxiliares de vuelo. 

Nueva indumentaria de personal de vuelo en Qatar Airlines.

Las azafatas y azafatos llevarán unos trajes de cuerpo entero que irán por encima de sus uniformes, también portarán gafas de seguridad, guantes, máscara y un protector escudo para el rostro. El objetivo es el de “proporcionar una mayor tranquilidad a los clientes, además de las medidas de higiene mejoradas que ya están en vigor”, tal y como informó Insider. Este nuevo look deja atrás los uniformes que siempre han caracterizado a un gremio que a partir de ahora lucirá de manera similar al personal sanitario. La interacción con los viajeros que siempre ha sido la seña de identidad en este tipo de servicios disminuirá o desaparecerá, e incluso la experiencia de viajar en ‘business class’ será diferente a como eran antes de la pandemia. Las comidas dejarán de servirse de la misma manera. Si antes el servicio era exclusivo en la presentación de los platos y cubiertos, ahora serán más parecidos a los de la clase turista, con bandejas y cubiertos envueltos en papel.

No solo será el personal de vuelo el que tomará medidas de precaución al llevar un atuendo de protección total, sino que los viajeros también estarán obligados a portar máscaras e incluso protectores de rostro más avanzados, sin embargo no está claro si la compañía los ofrecerá a aquellos que no los tengan. Otras compañías como JetBlue o American Airlines, por ejemplo, han incluido en su política un apartado en el que se reservan el derecho a impedir embarcar a pasajeros que no lleven sus propias medidas de protección. 

Si antes de la pandemia, la recomendación a los pasajeros de no agruparse dentro del avión era tomada de manera laxa en algunas ocasiones, ahora, este tipo de encuentros e incluso las filas para ir al baño quedan terminantemente prohibidas para evitar posibles contagios, además, los geles desinfectantes se han multiplicado y estarán disponibles para todo los pasajeros y la tripulación durante el viaje. 

Qatar Airlines no es la única aerolínea que está tomando este tipo de medidas. Philippines Airlines y AirAsia también han implementado uniformes de protección total a su personal, los cuales tienen incluso firmas de renombre detrás de sus diseños. Los de la compañía filipina están realizados por Edwin Tan, natural de Filipinas, mientras que los de AirAsia fueron creados por su compatriota, Puey Quiñones.

Todo iniciativa es válida a la hora de volver a hacer atractivo, seguro - y estiloso- el viajar en avión en una época nada convencional.

Más historias que te pueden interesar