Crisis en Perú: López Obrador reveló que Pedro Castillo llamó para pedirle asilo a México

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

CIUDAD DE MÉXICO.- El expresidente peruano Pedro Castillo, destituido por el Congreso tras intentar disolverlo, se contactó el miércoles con la oficina de la Presidencia de México para avisar de que se dirigía a la embajada de ese país en Lima a pedir asilo, dijo este jueves el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Tras el contacto, el mandatario mexicano solicitó que le abrieran las puertas de la legación diplomática a Castillo. ”Pero al poco tiempo tomaron la embajada con policías, y también con ciudadanos, rodearon la embajada y él ya ni siquiera pudo salir, lo detuvieron de inmediato”, relató López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El mandatario mexicano nunca ocultó su simpatía por Castillo y lamentó que haya sido destituido. México tiene una larga tradición de otorgar asilo a diversos políticos y personalidades, entre los más conocidos, el expresidente boliviano Evo Morales, el revolucionario ruso León Trotski y el cineasta español Luis Buñuel, entre muchos otros

Anoche, el gobierno de México se había mostrado dispuesto a dar asilo a Castillo, según afirmó el canciller Marcelo Ebrard. El ministro de Relaciones Exteriores dijo que si Castillo lo solicitaba, México le otorgaría recepción luego de haberse declarado “vacancia” en el cargo que ostentaba por “incapacidad moral”.

Ebrard recordó que la tradición mexicana en la materia es “otorgarle la protección internacional a las personas que lo soliciten”.

Así fue el traslado de Pedro Castillo a la prisión donde se encuentra detenido el expresidente Alberto Fujimori
Así fue el traslado de Pedro Castillo a la prisión donde se encuentra detenido el expresidente Alberto Fujimori - Créditos: @Captura de Pantalla

”La posición de México es invariable: si alguien pide asilo, México lo concede. Es muy raro que no concediéramos el asilo a alguien, que sea perseguido políticamente. Esa es nuestra tradición y lo haríamos”, dijo el canciller. Reportes de agencias indicaron ayer que los accesos a la embajada de México habían sido obstruidos por rumores de que Castillo se dirigía a la sede diplomática.

Agencias Reuters y ANSA