Critica al mundo en el que vivimos con un solo propósito: hacerte pensar

Las redes sociales son un arma de doble filo: para quien las sabe aprovechar son una plataforma para darse a conocer y compartir su trabajo, pero también generan una profunda adicción para quienes hacen que su vida gire solo en torno a ellas.

Sam Bailey critica a la sociedad actual a través de provocativas imágenes. Foto: Cortesía de Sam Bailey  instagram/stbartwork

 

Esta dicotomía parece ser el punto donde se encuentra Sam Bailey, un artista de 21 años que comparte a través de las redes sociales su crítica al estilo de vida actual, incluyendo el abuso de las mismas plataformas digitales que lo han dado a conocer.

Sam se inspira en su propia experiencia y en los problemas del mundo moderno para crear provocativas imágenes cuyo propósito es hacernos reflexionar sobre nuestro estilo de vida y hábitos. Por ejemplo, nuestro afán por editarnos, tanto de forma física (con operaciones) como de forma digital.

De hecho, contó a Yahoo que su obra ‘Insomnio de las redes sociales’ surgió a partir de un hábito que tenía de revisar sus cuentas de Instagram y Facebook en la cama antes de dormir.


  

Sin embargo, Sam asegura que él no ve una ironía de utilizar las redes sociales para dar a conocer una obra que la critica, pues puedes participar de una actividad y entender sus efectos positivos y negativos.

También te puede interesar: Sorprende al mundo dibujando sobre coches sucios con un hisopo

“Sé por mi experiencia personal, que las redes sociales consumen mucho tiempo y cada vez hay más casos de enfermedades mentales”, explicó. “Con mi arte busco mostrar esta negatividad que siento que algunas personas no logran ver y así animar a cuantas personas pueda a tener una relación más sana con las redes sociales” agregó.

Así critica al primer mundo y sus pequeñas grandes crisis cotidianas, como el terror que experimentamos antes la posibilidad de que se nos acabe la pila del celular:


Sam agradece todas las reacciones que recibe su obra, tanto buenas como malas, pues según explica, esto siempre significa que ha logrado su cometido: hacer que la gente piense, aunque sea un momento en su vida. Así, nos invita a reflexionar sobre los compromisos que hacemos en pos de una vida ‘civilizada’ y por ganar dinero, destruyendo la naturaleza.

Pero nos cuenta que la mejor reacción que ha recibido vino de una maestra de inglés de Canadá que le pidió usar su arte para pedirle a sus alumnos un ensayo. Uno de sus alumnos dijo “Gracias por hacer la clase más interesante”.


Eso sí, lo peor para Sam es que lo tachen de hipócrita.

“Me han dicho que soy un hipócrita por criticar las redes sociales y al mismo tiempo usar las plataformas para mi arte” explica. “Es la peor reacción porque simplemente no es real. Siento que usar las redes sociales como una plataforma es mi única forma de hacer llegar mi mensaje al mayor número de personas. Y siento que a cuantas más mentes alcance con mi arte mayor será la posibilidad de provocar reacciones y cambiar cómo usamos las redes sociales”, agrega.

También te puede interesar: Artista mexicana crea un instrumento a partir de un telar

Como busca hacernos reflexionar a través de sus obras, muchas de ellas vienen acompañadas de una petición: contarle qué nos significan.


 

No cabe duda de que su mayor fuerza está en las imágenes que giran alrededor de la digitalización de nuestra vida y cómo hacemos todo lo necesario para al final calmar nuestra sed de atención y ego con un bonche de likes. 

También te puede interesar: Son las serenatas una tradición cursi o romántica


 

Pero al final del día, fuera de la historia que muchos contamos en las redes sociales, nuestra vida es otra, particularmente solitaria y no precisamente feliz, pero que defendemos con un automático ‘Estoy bien’.


 

Además de estas ilustraciones críticas de la sociedad, la cuenta de Instagram de Sam también muestra su habilidad para decorar tenis Converse, dibujar rostros de artistas, y su talento para crear obras en tercera dimensión. Una de ellas es esta imagen, una de sus favoritas, y cuya interpretación deja abierta a cada quien.


 

@travesabarros