Cuando un pene es noticia... ¿nos hemos hecho demasiado sensibles hasta en el cine?

La verdad, yo ya no entiendo nada. Después de haber visto cientos de desnudos -femeninos y masculinos- en la pequeña y gran pantalla, me quedé anonadada al ver que el desnudo frontal de Chris Pine era noticia. Así es. Su pene es titular mundial. Y es que el actor de Star Trek se atreve con su primer ‘full frontal’ en El Rey Proscrito (ya disponible en Netflix) dando rienda suelta a la tentación de darle al botón “pausa”… Lo curioso del tema es que su miembro viril no es noticia por ser de un tamaño en particular, o por la escena en cuestión. Es noticia porque está. Nada más.

Chris Pine en El Rey Proscrito (©Netflix)

Parece que esta sociedad tan crítica y sensible en la que vivimos hoy en día, ya no solo se conforma opinando por el tono del color de piel de un actor y su personaje, o la sexualidad del intérprete y el papel. Ahora también nos impactan los desnudos frontales… ¿Qué dirían los padres del destape si nos vieran ahora?

Desde su estreno en el Festival de Toronto el pasado mes de septiembre, la carrera de Chris Pine ha quedado reducida a su propio miembro. Tras 15 años haciendo cine ahora solo encontramos titulares con las palabras “escándalo”, “polémica” y “alboroto”, junto a su nombre y su pene. Y es que a excepción de la corta escena en la ducha de Ben Affleck en Perdida, un pene cinematográfico nunca tuvo tanto barullo en redes como el que está viviendo Chris Pine. Ni cuando Ewan McGregor hizo el frontal de su vida en Young Adam (del mismo director por cierto, David Mckenzie), o incluso Michael Fassbender y sus muchas exhibiciones a primer plano en Shame.

Pero hay más. Tampoco cuando Cillian Murphy despertaba totalmente desnudo en el hospital de ’28 días después‘, o Viggo Mortensen en ‘Captain Fantastic’, Heath Ledger y Jake Gyllenhaal saltando a un lago en ‘Brokeback Mountain‘, Peter Saarsgard en ‘Kinsey‘, o Viggo de nuevo en aquella pelea, con patadas voladoras con miembro incluido, en ‘Promesas del este‘.

(©Netflix)

Pero si nos jactamos de ser modernos, y de vivir en un siglo de avances continuos y apertura a nuevas ideas, ¿por qué un pene es noticia? Se puede entender que ver a un actor famoso completamente desnudo provoque curiosidad; y más aun cuando solemos ver menos desnudos masculinos en pantalla; pero en este caso, el revuelo ha ido a mayores. ¿Qué ha cambiado entonces? ¿Porque llama más la atención cuando vemos a un actor desnudándose y no a una actriz? Y es que Florence Pugh, la actriz que comparte las escenas de cama con Chris, también se desnuda pero de ella no se habla. Es como si ya tomáramos por sentado el destape femenino que tanto sexualizó a la mujer en la historia del cine. ¿O es que de la mujer se espera, pero del hombre no? Quisiera pensar que hemos avanzado un poco más que eso.

Ni siquiera el propio Chris Pine puede creerse el revuelo montado. En nuestro encuentro en Londres para hablar de la película, nos contó con cierta indignación que está dispuesto a hablar del tema siempre que sea una conversación inteligente sobre el pudor que existe alrededor de la noticia. “Hace poco vi una película donde aparece una mujer en un techo decapitándose a sí misma” nos decía haciendo referencia al éxito de terror, Hereditary, “Y nadie dijo nada, como si fuera normal. Pero si muestras un pene, una vagina o dos personas teniendo sexo, actuamos como niños de colegio”.


“¿Por qué cuando una actriz se desnuda por completo no se habla? ¿Se espera de una mujer pero no de un hombre? Son temas que nos hacen preguntar cómo es posible que estemos dispuestos a soportar la violencia extrema, pero en el momento que se muestra intimidad decimos ‘A la mierda con eso’ […] Me resulta muy infantil”, sentenció.

Lo que es aún más curioso, es que cuando hagan pausa (como harán muchos) descubrirán que NO SE VE NADA. Así es. En este drama épico sobre la lucha de Roberto I de Escocia, el actor aparece desnudo en una escena candente y otra en un lago. Y en realidad, no vemos más que vello y sombras.

¿Ya no nos acordamos, por ejemplo, de 9 songs de Michael Winterbottom? ¿O Love y sus escenas de sexo real en 3D de Gaspar Noé? Recuerdo que está película dio mucho de qué hablar hace dos años entre los periodistas del Festival de Cannes. Pero ahí se quedó y ahora está disponible en Netflix y nadie dice nada.

Si los desnudos están justificados o no, es otro cantar; ya que cada película es diferente. En este caso ni aportan ni dejan de aportar. Están y punto.

Aun así, seguro habrá más de uno haciendo pausa este fin de semana…

Y tú, ¿qué opinas?

Para seguir leyendo:
Mario Casas se hace hombre: el ex ídolo juvenil entra al selecto club de los grandes protagonistas
NUESTRA CRÍTICA: ‘Bohemian Rhapsody’, la película que los fans de Queen estaban esperando (pero solo los fans)
Si eliminan a Apu de ‘Los Simpson’ demostraremos que somos una sociedad de quejicas