¿Cuántas tazas llevas?

Dos tazas (200 miligramos) mejoran la capacidad de reacción y atención, si tomas más podrías sufrir ‘cafemanía’: irritabilidad, acidez estomacal, náuseas, vómitos y jaquecas… ¡Tómalo en su justa medida!

Su consumo en exceso aumenta la producción de jugos gástricos, lo que empeora cualquier problema estomacal y en algunos casos causa taquicardia. (Foto: Getty)

El café es bueno para la salud porque, entre otras cosas, previene el deterioro cognitivo y hasta serviría para diagnosticar el Párkinson. Lo consumimos tanto porque es la bebida más reconfortante del mundo como lo demuestran los más de 400.000 millones de tazas que se consumen en nuestro país cada año, pero, ¿cómo es de protagonista el café en la capital de España?

Para muchos españoles, y madrileños, levantarse por la mañana sin oler el café es prácticamente una cuestión imposible, por no hablar de la excusa perfecta de “tomamos un café y nos vemos”.  Y es que tomar café es casi una costumbre nacional, lo necesitamos para despertarnos y empezar la mañana con un chute de energía. Pero, ¡cuidado! Según la cantidad (y la hora) a la que lo tomes te sentará mejor o peor.

¡No te tomes delante del ordenador! Hacer una pausa y comunicarse con los compañeros eleva el rendimiento laboral, según el Instituto Tecnológico de Massachusetts. ( Foto: Getty)

Resulta curioso saber que varios estudios sobre el cortisol (la hormona que produce estados de felicidad), recomiendan ingerir este líquido negro justo a los 60 minutos de levantarnos, tal y como afirma Steven Miller, investigador de la Universidad de Ciencias de la Salud de Bethesda.

De acuerdo a un estudio realizado entre sus clientes por la marca canadiense Tim Hortons, el mayor consumo de café se produce en el horario de mañana, de 7 a 11 horas. Tanto es así, que en las cafeterías, la mitad de la venta de su café se produce a la hora de desayunar.

¿Sólo o con leche? Hasta la forma en que lo tomas importa. (Foto Getty)

Si tenemos en cuenta la intensidad con la que se disfruta el café en la capital, más del 50 por ciento de las personas prefiere la mezcla original, un café suave y equilibrado, mientras que el 30 por ciento se decanta por el más intenso y con mayor cuerpo.

Denominada también ‘blend’, la mezcla es una combinación de cafés de diferentes orígenes (regiones, países…). Ampliamente practicada por la industria, la mezcla permite armonizar el sabor del café y ofrecer al consumidor un sabor constante, jugando con las proporciones de los cafés mezclados. Pero no solo eso: bien realizada, la mezcla puede también ser mejor que los cafés que la componen.

Y como curiosisas, sabías que no en todos los barrios de Madrid se toma con la misma intensidad. Así, y de acuerdo a los hábitos de los clientes de Tim Hortons, en Carabanchel se toma intenso (mezcla Dark Roast), mientras que en el barrio de Salamanca destaca el descafeinado.

Di sí al ‘coffee break’  

Otro momento del día al que se suele asociar su consumo es la pausa de la mañana, que muchos aprovechan para tomar algo sólido; muchos se toman el primer café en ayunas y se echan a la calle sin tomar nada más. Un mal hábito. Por el contrario, hacer un alto y fomentar la interacción es bueno para la productividad y el rendimiento laboral. Recuerda que la cafeína influye en el sistema nervioso, permitiendo aumentar la capacidad de atención y percepción. 

El tercer momento del momento en que los españoles solemos saborear una buena taza de café es por la tarde. En concreto como sustitutivo del postre o como una excusa para alargar la sobremesa (más típico el fin de semana). Y es que la atmósfera que se genera en torno a esta bebida, sea descafeinada, con mayor intensidad y más cuerpo, o más suave y equilibrado hace que las tertulias y los encuentros entre amigos sean más placenteros y recurrentes.

¿Tú cómo lo tomas? ¿Superas las tres tazas al día? ¿Te notas más nervioso o cansado en función del consumo?

También te puede interesar:

‘Tomarse un café’, una manera rápida (y muy sencilla) de diagnosticar el Párkinson

¿El café nos hace inmortales?

Hacer esto 10 minutos al día te despeja más que el café

Tomar café al despertarnos y otras 17 cosas que hacemos al revés

Consumir dos tazas de café al día reduce (a la mitad) la fertilidad masculina