El rifirrafe entre Willy Toledo y Risto Mejide en pleno directo

Cine 54
·8  min de lectura

Willy Toledo ha vuelto con fuerza de su “exilio” y no está dispuesto a perdonar a nadie –mucho menos a Risto Mejide...

El pasado lunes 16 os contábamos cómo el esperado regreso del madrileño de 50 años a la ficción nacional –en la serie Los favoritos de Midashabía sido recibido con una llamada al boicot quienes consideran intolerable el historial de manifestaciones ideológicas y reivindicativas que el actor, abiertamente anticapitalista y favorable a regímenes comunistas, viene realizando desde hace muchos años. Pues bien, ahora Toledo vuelve a ser noticia después de una conexión en directo con el programa de Cuatro Todo es mentira, en la que el actor ha aprovechado para acusar a práctica totalidad de los medios de comunicación nacionales y a quienes les representan –algo que no ha sentado nada bien a Mejide.

"A mí nadie me dice lo que tengo que decir", respondía Mejide antes de que el actor de 'Los favoritos de Midas' interrumpiera la conexión con el programa 'Todo es mentira'. (Imagen: Cuatro - Mediaset)
"A mí nadie me dice lo que tengo que decir", respondía Mejide antes de que el actor de Los favoritos de Midas interrumpiera la conexión con el programa Todo es mentira. (Imagen: Cuatro - Mediaset)

En efecto, el pasado miércoles 18 el programa satírico conectaba con Toledo para comentar la miniserie de Netflix (estrenada el pasado viernes 13) así como la absolución del actor tras la acusación de un delito contra los sentimientos religiosos (por haberse “cagado en Dios y en la Virgen” en su cuenta de Facebook).

Pero lo que empezó como una conversación cordial y distendida pronto escaló hasta convertirse en un serio rifirrafe sobre la libertad de expresión y el papel que desempeñan los medios de comunicación, lleno de graves acusaciones por parte de Toledo.

Todo empezaba cuando un irónico Mejide, recordando que Los favoritos de Midas trata sobre la influencia de los altos poderes y los medios de comunicación, quería conocer la opinión de Toledo al respecto –pese a confesar que su propio programa era “insignificante”.

Ante esto último, Toledo respondía: “No creas, vosotros tenéis un programa de televisión en directo. De insignificantes, nada. Los medios de comunicación son la avanzadilla del capital. Son propiedad de la gran banca, de fondos de inversión norteamericanos”.

Y cuando Mejide le preguntaba a Toledo si debido a esto tanto él mismo como su equipo carecen de libertad, el actor respondía: “Por supuesto que os resta libertad. Cuando la propiedad de un medio es de una gran multinacional española, es obvio que esa gran multinacional no va a permitir que se publique ningún tipo de artículo o reportaje denunciando sus abusos, por ejemplo, en Latinoamérica”.

Mejide insistía que, durante los 15 años que llevaría trabajando en Mediaset, “todavía nadie me ha dicho qué no puedo decir. He hablado de Berlusconi, de Paolo Vasile, de bancos…”.

Pero Toledo arremetía: “Un medio como el tuyo sabe perfectamente a quién contrata y hay mucha gente a la que no necesitan decirle nada porque saben que van a seguir el discurso oficial”.

Divertido por esta última afirmación, Mejide se preguntaba si él mismo está siguiendo un discurso oficial, a lo que Toledo respondía sin ambages: “No es que sigas el discurso oficial, es que tu discurso coincide con él. Por eso tienes un programa de televisión diario de dos horas”.

Yo nunca he dicho cuál es mi ideología, creo que no la he dicho nunca”, le replicaba un Risto sonriente pero visiblemente enojado.

Pero si sales todos los días en la televisión, ¿cómo no vamos a saber lo que tú piensas? A no ser que no estés diciendo lo que piensas”, contestaba Toledo.

Risto reía y le respondía: “Detrás de todo esto hay una tremenda ingenuidad que me enternece”; ante lo cual Toledo contraatacaba: “La ingenuidad de quienes creen que los medios de comunicación, y sobre todo las televisiones, nos informan”.

La prensa nace para fiscalizar al poder, para investigar al poder y para denunciar las corruptelas”, proseguía Toledo.

¿Pero tú has visto este programa alguna vez?”, preguntaba el presentador a un Toledo que ya no parecía escucharle.

Tras este monumental intercambio de zascas, la tensión entre ambos era más que evidente y Mejide ponía las cartas sobre la mesa, declarando con firmeza:Nadie me dice lo que tengo que decir. A mí no me jode nada(según puede verse en la entrevista completa, disponible en la web de Cuatro).

La afirmación del presentador encendía aún más a Toledo, quien replicaba: “El pacto era que íbamos a hablar la mitad del tiempo de la serie y la otra mitad de la absolución. Cumplid con vuestro pacto, esto lo saben vuestros productores”.

A mí nadie me dice el porcentaje de cosas de las que tengo que hablar. Como no ves el programa, aquí hacemos literalmente lo que nos da la gana”. La respuesta de Mejide no pareció convencer a Toledo, quien quitándose el pinganillo, zanjaba: Lo que os de la gana, pero no faltéis a vuestra palabra, no te jode”.

Debido a las graves acusaciones lanzadas por Toledo, el rifirrafe entre ambos ha suscitado muchas reacciones en Twitter –la mayoría de ellas favorables a la postura del actor, a quien se considera claro vencedor de la batalla dialéctica:

Más historias que te pueden interesar: