Cuba: se reportó una tercera explosión en la base de contenedores de la zona industrial de Matanzas

·4  min de lectura

Las autoridades cubanas informaron este 8 de agosto del colapso de un tercer tanque en la base de contenedores de almacenamiento de petróleo en el área industrial de la región occidental de Matanzas. El colpaso de un tercer tanque agrava el aparatoso incendio, todavía fuera de control luego de que se originara por la colisión de un rayo el pasado viernes. Por el momento hay una persona muerta y 16 desaparecidos.

Cuando todavía los efectos de las dos explosiones precedentes no se habían controlado, este lunes colapsó un tercer tanque de la principal base de almacenamiento de petróleo del occidente cubano, en Matanzas.

“El tercer tanque también colapsó, luego de que del segundo se vertiera el combustible y comprometiera aún más la situación en horas de la madrugada”, señaló el gobernador regional Mario Sabines en la televisión estatal.

El mandatario de Matanzas aseveró que la zona incendiada es "bastante amplia" y que las labores de extinción y contención del incendio son "muy complejas".

Por el momento, México y Venezuela enviaron alrededor de 120 expertos en combatir incendios de combustible que se sumaron a los equipos de bomberos y socorristas cubanos trasladados al lugar.

Los aparentes progresos por controlar las llamas colapsaron luego de que poco antes de la medianoche del domingo 7 de agosto se registrara una segunda gran explosión que “provocó la expansión del fuego a depósitos contiguos”, según reportó el diario estatal 'Granma'; algo que este lunes empeoró tras la explosión en un tercer tanque.

Los funcionarios ya temían que este pudiera explotar. En las horas previas, la líder del Partido Comunista, Susely Morfa González, comentó que “se está enfriando con agua a intervalos para mantener una temperatura adecuada que evite la combustión”. Sin embargo, los esfuerzos de los que equipos de contención de las llamas no evitaron el tercer colapso.

“Un poco más allá, en la Base de Supertanqueros, la presencia del fuego es cercana y amenazadora y los obreros y jefes trabajan con una sangre fría que asombra: la cuestión es instalar otras bombas, lograr transportar más agua”, señaló 'Granma' en horas de la mañana.

La emergencia se registra en la principal instalación de almacenamiento de petróleo de la ciudad portuaria, a unos 96 km de La Habana, que consta de un total de ocho tanques de 50.000 metros cúbicos cada uno.

Cada contenedor podría almacenar alrededor de 300.000 barriles de petróleo, según estimó el director del Programa de Energía y Medio Ambiente de América Latina y el Caribe de la Universidad de Texas, Jorge Pinon.

“Mientras, los de rescate y salvamento siguen entrando en sus camiones al corazón del desastre; los técnicos continúan empalmando tuberías y calculando metros por segundo; y las autoridades controlando indicaciones”, describió la prensa estatal sobre los esfuerzos por controlar la emergencia.

Al menos 16 personas siguen desaparecidas

Hasta el momento, las autoridades confirman que al menos una persona murió, 16 se encuentran desaparecidas y 122 resultaron heridas. De estas últimas, alrededor de 20 siguen hospitalizadas, incluidas siete en estado crítico.

Los desaparecidos son principalmente bomberos que fueron sorprendidos por la explosión del segundo depósito cuando se encontraban trabajando en primera línea del fuego para contener la deflagración del primer contenedor.

Sin embargo, la recuperación de los cuerpos no comenzará hasta que se controlen las llamas, explicó el Gobierno cubano.

Además, más de 4.000 personas que habitan en zonas aledañas del área industrial recibieron la orden de evacuación.

“La ayuda es importante, yo diría que es vital y va a ser decisiva (…) Estamos ante un incendio de tal magnitud que es muy difícil de controlar en Cuba, donde no se cuenta con todos los medios que se requieren”, afirmó el presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel.

Según la primera hipótesis que manejan las autoridades, las llamas que iniciaron el pasado viernes 5 de agosto, fueron causadas por el impacto de un rayo.

El fuego se elevó por varios metros y la magnitud de la columna de humo negro es tal que ha sido visibilizada en La Habana.

Cuba ha estado sufriendo apagones diarios y escasez de combustible, por lo que esta pérdida de hidrocarburo podría agravar la situación, que ha provocado pequeñas protestas locales en los últimos meses.

Con Reuters, EFE y medios locales