Cuidado Nicole Kidman, Jessica Chastain podría robarte el trono

·8  min de lectura

Jessica Chastain ha estado hasta en la sopa en las últimas semanas. Cualquiera que siga la actualidad diaria del mundo del cine habrá notado su presencia constante en alfombras rojas, festivales de cine, titulares y artículos dedicados a sus nuevos trabajos. Pues vengo a advertirles que el ‘tsunami Chastain’ apenas acaba de comenzar.

Porque se avecinan cambios de aire en el mundo del cine y las series, con vientos tan huracanados que la corona de Nicole Kidman como reina de la industria empieza a tambalearse.

Nicole Kidman en los 26 Annual Screen Actors Guild Awards en el Shrine Auditorium en Los Angeles, California. (Photo by Kevin Mazur/Getty Images for Turner) - Jessica Chastain en la premiere de Nueva York de Los ojos de Tammy Faye. (Photo by ANGELA WEISS / AFP) (Photo by ANGELA WEISS/AFP via Getty Images)
Nicole Kidman en los 26 Annual Screen Actors Guild Awards en el Shrine Auditorium en Los Angeles, California. (Photo by Kevin Mazur/Getty Images for Turner) - Jessica Chastain en la premiere de Nueva York de Los ojos de Tammy Faye. (Photo by ANGELA WEISS / AFP) (Photo by ANGELA WEISS/AFP via Getty Images)

Hace cuatro años comenzamos a vivir la ‘kidmanmanía’ que tiene a Hollywood obsesionado. Después de protagonizar varios fracasos económicos, como Stoker, Un largo viaje, Grace de Mónaco o La reina del desierto, Nicole Kidman optó por reinventarse siguiendo los pasos de Matthew McConaughey como estrella del cine indie. De esta manera volvió a estar nominada a los Óscar por Lion, nos dio algo de lo que hablar con su intensa interpretación en El sacrificio de un ciervo sagrado y La seducción, mientras daba sus primeros pasos en el mundo de las series con la maravillosa pero menospreciada por el gran público, Top of the lake. Estos proyectos sirvieron de ingredientes para una receta de éxito cocida a fuego lento, que alcanzó su punto de ebullición con la primera temporada de Big Little Lies en 2017.

Fue entonces cuando se coronó como reina de Hollywood, desfilando por decenas de ceremonias ante el aluvión de nominaciones y premios que aplaudieron su trabajo. Lo de Nicole resultó imparable, y con 50 años cumplidos en 2017, derribó los estereotipos machistas de la industria demostrando su poderío y talento fruto del esfuerzo y la experiencia. Imagino que su desfile por las pantallas y eventos habrá revolucionado a sus estilistas y agentes, sin dar abasto con la solicitud titánica de su presencia. Es más, arrasó tanto con el portento de personaje que plasmó en Big Little Lies como una mujer maltratada viviendo una relación tóxica con su marido, que empezamos a sentir pena por su compañera Reese Witherspoon que no se comía un colín en cada gala de premios cuando le tocaba estar nominada en la misma categoría.

Con la serie de HBO, Nicole descubrió el poderío de las series como vehículo para el éxito constante y desde entonces repitió con la segunda temporada, además de la miniserie The Undoing, y probó en Hulu con Nine Perfect Strangers -otra serie limitada basada en un libro de la autora de Big Little Lies que en España podemos ver en Amazon Prime Video-. Una adaptación donde la actriz interpreta a una enigmática pero peligrosa gurú con, curiosamente, una calidad argumental peor al libro que ha servido para demostrar lo mucho que se ha exprimido el éxito de la actriz con personajes que no le hacen justicia. 

Nine Perfect Strangers - Nicole Kidman. (Photo by: Vince Valitutti/Hulu)
Nine Perfect Strangers - Nicole Kidman. (Photo by: Vince Valitutti/Hulu)

Es decir, en cuatro años la vimos en tres series y varias películas, como El jilguero y El escándalo (Bombshell), mientras ha terminado de rodar dos largometrajes muy esperados como son lo nuevo del director de La bruja y Being the Ricardos donde interpreta a una leyenda como Lucielle Ball junto a Javier Bardem, mientras trabaja en otras dos series más.

Pero este torbellino ya tiene rival: un verdadero tsunami que está repitiendo la misma estrategia y promete arrasar entre 2021 y 2022 colocando a Jessica Chastain como princesa a punto de arrebatar la corona.

Como decía al principio, la nueva ‘Chastainmanía’ comenzó a sentirse en las últimas semanas cuando la actriz hizo doblete en los festivales de Venecia y Toronto presentando no uno, ni dos, sino tres proyectos diferentes. Primero la nueva adaptación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio, donde nos regala una interpretación magistral apoyada en la poderosa química que comparte con Oscar Isaac. La serie, compuesta por cinco episodios, está disponible en HBO con un capítulo estrenado cada semana. Al momento de escribir este artículo van por el segundo. 

El estreno de la serie en el festival italiano convirtió a Jessica y su compañero en fenómeno viral a raíz de la química pasional que contagiaron en la alfombra roja. Fue un momento entre amigos provocando a las cámaras, pero con suficiente fuerza viral como para colocar a Jessica y Oscar en el centro de todas las miradas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Luego fue el turno de dos producciones que han removido a la crítica en general. Un drama sobre el choque político y cultural entre musulmanes y turistas occidentales en Marruecos, The Forgiven junto a Ralph Fiennes, y Los ojos de Tammy Faye, una biografía que repasa el ascenso, declive y redención de una de las televangelistas más legendarias de la televisión estadounidense.

The Forgiven aún no tiene fecha de estreno en España pero ya sabemos que el 25 de febrero de 2022 es el día para marcar en nuestros calendarios para descubrir Los ojos de Tammy Faye. Una película donde Jessica se transforma por completo con prótesis faciales -como hizo Nicole Kidman en Las horas- que si bien no ha convencido del todo a la crítica, la actuación de la actriz se ha llevado un sobresaliente tan alto que ya resuena como uno de los nombres para los próximos Óscar.

Andrew Garfield como Jim Bakker y Jessica Chastain como Tammy Faye Bakker en Los ojos de Tammy Faye. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2021 20th Century Studios All Rights Reserved
Andrew Garfield como Jim Bakker y Jessica Chastain como Tammy Faye Bakker en Los ojos de Tammy Faye. Photo Courtesy of Searchlight Pictures. © 2021 20th Century Studios All Rights Reserved

Pero esto no es nada. Mientras Secretos de un matrimonio y Los ojos de Tammy Faye la colocan en la carrera hacia los próximos premios -colocándola como la reina venidera de las alfombras rojas que están por llegar- Jessica Chastain promete revolucionar la cartelera del próximo año con al menos tres películas más.

Así como Nicole aprovechó el tirón de Big Little Lies para mantener su corona hasta ahora, Jessica estirará su gran momento creativo con la adaptación del libro de Charles Graeber The good nurse, protagonizando la historia de una enfermera implicada en la muerte de cientos de pacientes junto a Eddie Redmayne. También se ha apuntado al fenómeno de las historias pandémicas lidiando con un virus en Nueva York con otra figura solicitada como Jake Gyllenhall en The Division. Pero antes que todas estas producciones, el 5 de enero seremos testigos de uno de sus proyectos más personales: 355.

Se trata de un thriller de tono frenético con aires de James Bond y Misión Imposible sobre cuatro agentes especiales femeninas liderando una misión letal. La idea es originalmente de la propia Jessica, quien comenzó a desarrollarla con el director de X-Men: Fénix Oscura, Simon Kinberg, durante aquel rodaje. La acompañan Penélope Cruz, Diane Kruger y Lupita Nyong'o y, a juzgar por el primer tráiler, podrían dar la nota en el género de acción como regalo de Reyes.

Pero hay más, porque en 2022 tambien aparecerá en otra serie: George and Tammy, sobre la relación amorosa entre los músicos country George Jones y Tammy Wynette. Además, está tan implicada en sus proyectos que produce la gran mayoría de ellos, asegurándose voz y voto en la toma de decisiones más importantes.

Y si bien muchos artistas cuentan con una gran cantidad de proyectos en marcha, además de producciones pendientes de estreno debido a los retrasos y cancelaciones provocados por la pandemia, destacar a Jessica como sucesora de Nicole no solo se debe a ellos. Esta actriz de 44 años lleva más de una década pisando fuerte con cada uno de sus trabajos. Porque incluso aquellos que no tuvieron éxito de taquilla, como Molly’s Game, demostraron el poderío camaleónico e interpretativo de una actriz que logra comerse la pantalla con la fuerza que transmite con cada personaje. Lo suyo no son los papeles dolidos o sufridos, ni los dramas al uso plagados de clichés. Ella apuesta por la creación propia, creando personajes profundos, supervivientes dentro de sus propias historias, cargados de matices dejando huella con cada uno de ellos. Y tanto esfuerzo está teniendo su recompensa.

Así como Nicole Kidman consiguió coronarse como reina de Hollywood a base de proyectos interesantes, pelucas diferentes y personajes ricos en profundidad dramática, ahora Jessica le copia la estrategia. Con semejante cantidad de proyectos, una agenda cargada de estrenos y ceremonias en 2022 y una amplia oferta de historias diferentes, Jessica Chastain tiene por delante un año que promete aplausos y reconocimientos que auguran un camino de rosas.

Porque toda reina necesita de un heredero a quien pasar la corona y si se descuida, Nicole podría perder la suyo mucho antes de tiempo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.