Un cura se unió con una billetera crypto para ayudar a los que menos tienen: “La única forma de salir es con colaboración”

·6  min de lectura
Las compañías de celulares lideran las quejas
Ahora se puede ayudar a causas solidarias con criptomonedas (Foto; Archivo) - Créditos: @Shutterstock

Pulenta es el nombre que une a dos mundos, a priori, desconectados: el de las criptos y el de las causas solidarias. Se trata de una iniciativa del Pater Fabián Baez, sacerdote de Buenos Aires y párroco en María Reina de Villa Urquiza, que junto a una empresa de diseño de productos digitales y una billetera virtual de ahorro que recauda fondos en criptomonedas, elaboraron una forma distinta y eficiente de ayudar a los más necesitados.

Bitcoin, Ethereum y más: una guía cripto para interesados y despistados

El proyecto cuenta con tres patas fundamentales: el propio Baez, líder de Pulenta; Xcapit, wallet open source (una billetera virtual de código abierto) de ahorro e inversiones cripto; y Paisanos, estudio creativo de diseño y desarrollo de productos digitales comandado por su fundador, Santiago Echazú, quien ofició de nexo y le dio impulso a la iniciativa.

“En estos años fui conociendo a un montón de gente y de proyectos, y hubo dos que me llamaron mucho la atención: Proof of Integrity, como un spin-off de Proof of Humanity que busca incluir a la gente más vulnerable al mundo cripto, para que puedan tener su UBI por solamente ser humanos; y Xcapit, una wallet P2P que tiene como gran objetivo incluir financieramente a todas las personas más débiles del mundo”, cuenta Echazú en diálogo con LA NACION.

Pulenta, la iniciativa solidaria cripto (Foto: Gentileza)
Pulenta, la iniciativa solidaria cripto (Foto: Gentileza)

“Casualidades de la vida, conozco a José Trajtenberg, el founder de Xcapit, en un evento de tecnología en Estados Unidos y me cuenta que estaba haciendo su wallet. Ahí le conté que conocía al Pater Fabián y que, tal como me había dicho en otro evento, tenía muchas ganas de encontrarle la vuelta a la trazabilidad de las donaciones a partir de criptos. ‘Quiero que la plata que la gente dona se convierta en comida’, me dijo. Y para eso tiene que ser trazable”, explica el fundador de Paisanos.

Por su enfoque humano y orientado a las nuevas generaciones, la empresa de Echazú fue el ingrediente perfecto para crear esta fórmula novedosa y efectiva. “Si nos juntamos, en vez de estar compitiendo, vamos a matar muchos pájaros de un tiro. Ustedes tienen un producto sólido, nosotros tenemos una estrategia de empresa orientada a fomentar un mundo mejor, y el Pater tiene este proyecto y un montón de alcance. ¿Qué mejor que juntarnos en una mesa de trabajo y probar algo?”, propuso el referente de Paisanos y a partir de esa primera charla fue tomando forma lo que hoy se conoce como Pulenta.

El alcalde de Miami cobra su sueldo en criptomonedas aún cuando el mercado está más volátil que nunca

“A partir de las causas en las que está trabajando el Pater, la tecnología de los chicos de Xcapit, y toda la capa de producto que le dimos nosotros, armamos este concepto que busca validar que hay gente interesada en donar y ayudar, sin la necesidad de que haya intermediarios como los que conocemos hoy en día. Que la donación vaya directo y pueda saber dónde se está destinando ese capital”, explica.

Y remarca: “Lo que nosotros tenemos muy en claro es que esta tecnología, el aporte más grande que le va a hacer a estas causas, es que cada persona que dona va a saber dónde fue el capital, va a saber cómo se usó, cuánto se usó y para qué se usó. Lo que estamos validando es el interés de la comunidad inicialmente cripto -de una generación más millennial o centennial, te diría-, para ver qué tan dispuestos están a ayudar. Y la realidad es que nos está sorprendiendo para bien”, asegura.

Santiago Echazú, fundador de Paisanos (Foto: Gentileza)
Santiago Echazú, fundador de Paisanos (Foto: Gentileza)

En el mismo sentido, el CEO de Xcapit señala: “La seguridad de estas transacciones hacen que este flujo de donaciones supere ampliamente al sistema bancario centralizado que se sigue usando al día de la fecha. Donar en cripto permite el traspaso de valor de una persona a la causa de manera directa, trazable, sin complicaciones burocráticas o intermediarios que exigen tarifas”.

Emprendedores: dos argentinos crean un edificio en el que para entrar tenés que usar un NFT

Actualmente, a través de Pulenta se puede colaborar con -por ejemplo- “Mujeres que Abrazan”, un centro para embarazos de riesgo o inesperados. Para ayudar, se puede contar con el canal de donaciones vía USDC (moneda cripto en la que se dona) sobre la blockchain de Polygon y luego se convierte ese dinero recaudado en la compra de alimentos o productos básicos necesarios para comedores o instituciones barriales. Desde la plataforma garantizan el destino de las donaciones mediante una experiencia “totalmente transparente”, aseguran. “Es un orgullo poder trabajar junto a dos empresas tecnológicas que, de forma desinteresada y poniendo todo su capital humano y conocimiento, colaboran en acciones solidarias como Pulenta”, sostiene, por su parte, Baez.

El Pater Fabián Báez, cura de Buenos Aires y líder de la iniciativa Pulenta (Foto: Instagram @paterfabian)
El Pater Fabián Báez, cura de Buenos Aires y líder de la iniciativa Pulenta (Foto: Instagram @paterfabian)

Causa Pulenta: ¿cómo donar?

Para donar a través de la wallet de Xcapit es necesario descargar la app (en Play Store o App Store) y contar con una wallet creada (o importada). Una vez allí, en la sección “Dona con Cripto” se puede ver y elegir la causa “Pulenta”. Luego, hay que ingresar el monto que se desea donar y confirmar la transacción.

El usuario podrá donar a una serie de causas disponibles, entre las que se encuentra Pulenta, sin salir de la billetera virtual. Luego de recibir las donaciones, la causa distribuirá los montos a las distintas misiones solidarias. Este proyecto de ayuda social agranda el espectro de colaboraciones con donaciones usando criptomonedas y amplía la ayuda humanitaria realizable desde web3.

Pulenta, o más eficiencia en la colaboración solidaria

Santiago Echazú sostiene que el espíritu colaborativo forma parte de la esencia de los que trabajan en tecnología. Y dice que Pulenta es una manera de sacar el país adelante en un momento en que las necesidades abundan. “Hablé con el Pater y le pregunté cómo está la gente. Me dice que el contexto está pegando, la gente está triste, está desesperanzada y la realidad es que los que estamos en tecnología, en esta tecnología particularmente, tenemos otra conciencia sobre lo que es la colaboración”, explica el fundador de Paisanos en diálogo con este medio.

"Tu donación está cambiando el mundo": Pulenta, la iniciativa solidaria cripto (Foto: Captura de video)
"Tu donación está cambiando el mundo": Pulenta, la iniciativa solidaria cripto (Foto: Captura de video)

“Nacimos a partir de la colaboración, es nuestro espíritu, y queremos que trascienda a la tecnología”, dice Echazú. “Somos open source (código abierto), somos una generación que cree en que si deja conocimiento en Internet, va a ser retribuido con abundancia. La única forma de sacar adelante esta situación de Argentina, y de Latinoamérica, es colaborando y tecnificando, haciendo que las reglas sean transparentes. Sabemos, por deformación profesional, que las cosas cambian todo el tiempo y que tenés que estar dispuesto al cambio. Bueno, la mejor forma es teniendo datos y sabiendo cuál es el cambio, dando impacto a lo que hacés”, apunta.

Y profundiza: “Eficiencia, le decimos en ingeniería. Siempre estamos en búsqueda de la eficiencia, la calidad, la trazabilidad, y resolver problemas de verdad. No queremos escribir proyectos que solamente se los van a acordar en novelas de ciencia ficción, queremos hacer cosas que ayuden a la gente. Hoy, la gente y el contexto requieren que los ayudemos desde algún lugar, y creo que el camino es la eficiencia en la colaboración solidaria”.