En un día histórico para Cuba, el hijo de Lázaro Vargas debuta por todo lo alto en Grandes Ligas

·3  min de lectura

En un día histórico para Cuba en Grandes Ligas, Miguel Antonio Vargas cumplió su sueño y el de su padre.

El prospecto antillano debutó este miércoles en las Mayores con los Dodgers de Los Angeles en la posición de bateador designado y ocupó el séptimo puesto en la alineación, en el encuentro contra los Gigantes en San Francisco.

Y su estreno fue por todo lo alto al pegar un doble en su primera vez al bate ante los envíos del abridor de los Gigantes Alex Cobb, un batazo por el jardín central que sirvió para traer para el plato a Trayce Thompson. Luego se robó la tercera base.

Su papá Lázaro Vargas, un puntal de antiguos equipos de Industriales y la selección cubana de béisbol, celebró con orgullo la conexión de su hijo desde las gradas del Oracle Park.

Con el estreno de Vargas se extendió a 32 la cifra de peloteros de la isla que pisan un terreno de Grandes Ligas en la temporada 2022.

El récord de 31 se logró más temprano cuando el torpedero de los Rojos de Cincinnati José Barrero salió al campo en el partido ante los Marlins en Miami.

En tres ocasiones (1967, 2016 y 2019) se había alcanzado la treintena de jugadores.

Vargas había provocado olas en las Ligas Menores en las últimas temporadas y ha visto dispararse su perfil que no pudo ser pasado por alto por la organización de Los Angeles.

“Siempre lo dije en Cuba y aquí, el sueño de todo pelotero es jugar Grandes Ligas’’, había expresado en reciente entrevista Lázaro Vargas. “No se pudo por las razones que hayan sido, pero me siento muy orgulloso de que él pueda hacerlo y va por buen camino. Pienso que va a ser mejor pelotero que yo’’.

Algunos esquemas de proyección aseguraban que Vargas estaría listo para debutar en las Mayores en algún momento entre las temporadas del 2021 y el 2025, pero la progresión del chico ha sido tan impresionante que aceleró todos los procesos posibles.

El pelotero cubano de los Dodgers Miguel Vargas cleebra tras pegar un doble en su debut en Grandes Ligas ante los Gigantes, en el partido celebrado el 3 de agosto de 2022 en San Francisco.
El pelotero cubano de los Dodgers Miguel Vargas cleebra tras pegar un doble en su debut en Grandes Ligas ante los Gigantes, en el partido celebrado el 3 de agosto de 2022 en San Francisco.

El núcleo de larga data de los Dodgers incluye a Justin Turner, quien se encuentra en la última etapa de su carrera. Vargas ha seguido desarrollándose como un reemplazo potencial en la tercera base desde que firmó con los Dodgers como agente libre internacional procedente de Cuba el 7 de septiembre de 2017.

A pesar de tener solo 22 años, Vargas ha demostrado su talento y potencial en ambos lados del balón en todos los niveles de las Menores. Y ahora puede que no tenga que esperar mucho para tener la oportunidad de tener un impacto con los Dodgers.

Vargas dio el salto de Clase A Rancho Cucamonga a Double-A Tulsa en el 2021 sin perder mucho el ritmo al terminar esa temporada con 23 jonrones y 11 bases robadas en 120 juegos.

El prospecto cubano de los Dodgers Miguel Vargas se roba la tercera base en la segunda entrada del partido ante los Gigantes, celebrado el 3 de agosto de 2022 en San Francisco.
El prospecto cubano de los Dodgers Miguel Vargas se roba la tercera base en la segunda entrada del partido ante los Gigantes, celebrado el 3 de agosto de 2022 en San Francisco.

Al momento de ser llamado al equipo principal, el habanero conectaba para .291 con un OPS de .879, 15 palos de vuelta entera y 72 remolcadas en 374 turnos.

Las mejoras defensivas de Vargas en la tercera base han sido elogiadas en los últimos meses, ya que busca convertirse en un jugador más completo y no por gusto el manager Dave Roberts le estaba considerando para su debut en las Mayores este mismo año.

Vargas ha demostrado un excelente poder en las Ligas Menores hasta este momento y acumulaba un OBP de .350 o superior en todos los niveles, excepto en una breve temporada de 23 juegos para la Clase A baja de Great Lakes cuando tenía 18 años.

“Creo que la organización me ha llevado como tiene que ser’’, expresó Miguel Antonio este invierno a el Nuevo Herald.

“Paso por paso. No he esquivado ninguna categoría. He trabajado en las cosas que he necesitado para subir al siguiente nivel. No se trata solo de la organización, sino como tú te desarrolles. En eso me he enfocado.Al final del día solo puedo controlar lo que está en mis manos’’.